THE ATTORNEY GENERAL OF TEXAS
Ken Paxton

Weekly AG Newspaper Columns

Go back

Novedades en el caso de corrupción en el Consejo de Texas de Fiabilidad de Electricidad

Novedades en el caso de corrupción en el Consejo de Texas de Fiabilidad de Electricidad (Electric Reliability Council of Texas, ERCOT) La corrupción entre los funcionarios públicos perjudica las bases del gobierno y la democracia. Este verano, mi oficina continuó su procesamiento de una banda de crimen de contratos de seguridad que se formó dentro del Consejo de Texas de Fiabilidad de Electricidad (Electric Reliability Council of Texas, ERCOT) durante la primavera de 2003. Tres importantes ex administradores han recibido largas condenas en prisión. Un ex administrador y un contratista independiente serán sentenciados en las próximas semanas, y el ex director de desarrollo de programas será sometido a juicio por su papel en la estafa masiva de enriquecimiento personal. El Consejo de Texas de Fiabilidad de Electricidad es una organización independiente sin ánimo de lucro que administra la red de transmisión de electricidad del estado, la cual cubre 200,000 millas cuadradas en Texas y subministra electricidad a casi 20 millones de consumidores en nuestro estado. Las labores de ERCOT estan parcialmente fundadas a través de una cuota que pagan los consumidores residenciales de servicio de electricidad. La agencia está regulada por la Comisión de Servicios Públicos (Public Utility Commission) y está sujeta a supervisión de la Legislatura de Texas. Su centro de control principal se encuentra en el Condado de Williamson. En 2004, una auditoría interna de ERCOT descubrió recibos y cobros sospechosos. El asunto se transfirió a un equipo de investigación integrado por múltiples agencias de cumplimiento de la ley, incluyendo a mi oficina. Nuestra investigación realizada a lo largo de cinco meses reveló una amplia conspiración entre los principales oficiales de la organización para establecer una compleja red interna de empresas fantasmas diseñada para brindar "servicios de seguridad y contrato de computadoras" a ERCOT. Cada una de ellas le cobró a la organización miles de dólares en contratos por equipo, tiempo y trabajo, mucho del cual no se proporcionó. En total, ERCOT pagó más de 2 millones de dólares a empresas fantasmas. A principios de 2005, un gran jurado del Condado de Williamson emitió 23 acusaciones penales en contra de cinco de los ex principales administradores y un contratista independiente. Mientras que la integridad de la red de ERCOT a nivel estatal nunca se vio comprometida, la evidencia demostró que los sospechosos se estaban llenando los bolsillos desvergonzadamente a costa de los residentes de Texas que pagan una cuenta de electricidad. Después de que fueron emitidas las acusaciones, trabajamos con el Departamento de Seguridad Pública (Department of Public Safety, DPS) y las autoridades locales de Round Rock y el oeste del Condado de Travis para embargar las cuentas bancarias, automóviles de lujo y otros activos que se compraron con las ganancias de su crimen. Kenneth Shoquist, ex director de información de ERCOT, se declaró culpable de participar en actividades de crimen organizado para sobornos comerciales. También se le ordenó reembolsar 120,000 dólares en ganancias ilícitas a ERCOT y fue condenado a ocho años en prisión. Carlos Luquis, administrador de seguridad física, fue encontrado culpable por un jurado de dos cargos de participar en actividades criminales de robo y malversación de propiedad fiduciaria. Él fue condenado a 12 años en prisión por cada cargo penal y se le ordenó pagar una multa de 10,000 dólares y restitución de 205,000 dólares a ERCOT. James C. Uranga, ex director de operaciones de tecnología informática y seguridad corporativa, fue condenado a siete años en prisión y se le ordenó pagar 505,000 dólares en restitución a ERCOT. John Cavazos, un contratista independiente que no era empleado de ERCOT, se declaró culpable de malversación de propiedad fiduciaria ampliada a actividad de crimen organizado, un delito penal de tercer grado. Él le devolvió a ERCOT 8,700 dólares, lo que representa la cantidad que se le pagó ilegalmente como contratista de seguridad. Se le dictará condena este mes. Chris Douglas, un ex administrador del almacén de datos de ERCOT, se declaró culpable de robo y de participar en actividades de crimen organizado por malversación de propiedad fiduciaria, ambos delitos penales de primer grado. Él acordó rembolsarle a ERCOT más de 500,000 dólares y enfrenta condena formal en octubre. Sigue pendiente el juicio de Steven C. Wallace, un ex director de desarrollo de programas, por su papel en la estafa, incluso el soborno a Shoquist con pagos mensuales de entre 7,500 a 20,000 dólares. En 2005, la Legislatura de Texas promulgó una ley que le permite a la Comisión de Servicios Públicos supervisar el presupuesto y las finanzas de ERCOT para asegurar que la organización lleve a cabo debidamente sus deberes a nombre de la gente de Texas. También indica que las reuniones de ERCOT tienen que estar abiertas al público. La sorprendente complejidad de las operaciones de negocios ilegales realizadas por aquellos en puestos de poder en ERCOT requirieron un extraordinario compromiso de tiempo y recursos para ser investigados. Nuestro éxito en sacar a la luz el fraude en ERCOT ha ocurrido al reunir la *pericia de una variedad de oficiales de finanzas y de cumplimiento de la ley. Creo que este nivel de cooperación será el estándar a seguir en futuros esfuerzos para erradicar la corrupción pública. RECUERDE Para información específica de acusaciones formales y condenas, acuda a la página Internet de la agencia en www.oag.state.tx.us . Visite la página Internet de la Legislatura de Texas en www.capitol.state.tx.us para leer el Proyecto de ley 408 del Senado, promulgado durante la Sesión regular 79 para proporcionar supervisión de ERCOT y transparencia en los negocios de la organización. · Kenneth Shoquist, director de información: 8 años en prisión y 120,000 dólares en restitución · Carlos Luquis, administrador de seguridad física: 12 años en prisión por dos cargos penales, multa de 10,000 dólares y 205, 000 dólares en restitución · Chris Uranga, director de operaciones de tecnología informática y seguridad corporativa: 7 años en prisión y 505,000 dólares en restitución · John Cavazos, un contratista no empleado por la empresa y director de seguridad de una empresa fantasma: Le devolvió a ERCOT 8,700 dólares en ganancias ilegales; será condenado en septiembre · Chris Douglas, administrador principal, Almacén de Datos: Será condenado en octubre de 2006 · Steven C. Wallace, director de desarrollo de programas (dos acusaciones pendientes, 800,000 dólares malversados): Sigue pendiente su juicio