THE ATTORNEY GENERAL OF TEXAS
Ken Paxton

Weekly AG Newspaper Columns

Go back

Consejos para comprar en la internet o por catálogo

Se acercan los días festivos, cuando muchos texanos compran regalos para amigos y familiares. Con la actividad de la temporada es fácil olvidar cómo protegerse contra el robo y el fraude, pero tomar precauciones al realizar las compras puede proteger a los texanos contra las estafas de los días festivos. Los consumidores deben tener cuidado con la publicidad en la Internet, aunque sea de empresas reconocidas. Las páginas que venden espacio publicitario por lo general no aprueban los anunciantes o sus productos. Los estafadores crean páginas que parecen vender productos o recaudar dinero para caridades, pero en realidad recolectan números de tarjetas de crédito, toman el dinero y desaparecen. Antes de dar el número de su tarjeta u otra información, los consumidores deben verificar la seguridad de la página. La barra de dirección debe incluir las letras https:// en lugar de http://, la S usualmente indica que la página es segura. El comprador debe revisar la barra y buscar la imagen de un candado. Si hace clic sobre el candado, puede ver los detalles de seguridad de la página. Si el candado está en la página en sí, o si hace clic y encuentra que solo es una fotografía, puede ser que la página sea insegura o fraudulenta. Si una oferta parece demasiado buena para ser verdad, usualmente lo es. Lea dos veces la letra pequeña y revise la póliza de devolución, especialmente al comprar ropa o zapatos. Nunca dependa solo de las fotografías ya que suelen mostrar artículos que no se incluyen en el precio. Además, el tamaño y la calidad pueden ser diferentes de lo que aparece en la publicidad. Para determinar si un producto cumple con las expectativas, puede verificar si lo venden en el área para que lo pueda tocar o probar en persona. Como siempre, hay que tener cuidado al dar el número de la tarjeta y otra información de identificación personal. Los compradores a menudo prefieren usar tarjetas de crédito, las cuales son convenientes y facilitan la disputa de cobros por productos que no se entregaron o fueron mal representados. Sin embargo, solo se debe dar la información de la tarjeta a una empresa de confianza, especialmente cuando la compra es por la Internet. Muchas empresas de tarjetas de crédito ofrecen protecciones específicas para las compras en la Internet. Los consumidores deben consultar con su empresa de crédito para saber más sobre las protecciones que brinda. Bajo la ley federal, la mercancía que se pide por computadora, catálogo o teléfono tiene que ser recibida dentro del tiempo que indica la publicidad o la oferta telefónica. Si el vendedor no puede enviar los productos dentro del tiempo prometido, tiene que avisar al consumidor de la nueva fecha de entrega, lo cual da al comprador la oportunidad de decidir si acepta la fecha o cancela la orden y recibe un reembolso completo. Por último, los consumidores nunca deben responder a ofertas no solicitadas, ya sea por teléfono o correo postal o electrónico. Aunque el vendedor parezca representar a una empresa de confianza y presente una oferta tentadora, los consumidores deben colgar el teléfono y llamar a la empresa directamente. Esta práctica asegura que hablen con un verdadero representante de la empresa y no contesten a una oferta fraudulenta. Para más información sobre las compras seguras y las estafas comunes, visite la página Internet de la Procuraduría General en www.oag.state.tx.us. Puntos para recordar Compras en la Internet y por catálogo Cuando compre por teléfono, catálogo o la Internet, los consumidores deben tomar las siguientes precauciones: Verificar que la conexión al servidor y a la página Internet sean seguras. Saber qué incluye el precio antes de presentar la orden. Revisar la póliza de devolución de la empresa. Entender sus derechos de cancelación. COLGAR LA LÍNEA a las llamadas telefónicas no solicitadas. Para más información sobre las estafas más comunes y cómo evitarlas, acuda a nuestros folletos en línea para el consumidor en www.oag.state.tx.us. Los consumidores que creen que han enfrentado una estafa en línea o de catálogo deben comunicarse con la Procuraduría General llamando gratis al (800) 252-8011, o presentar una queja en línea en www.oag.state.tx.us.