THE ATTORNEY GENERAL OF TEXAS
Ken Paxton

Weekly AG Newspaper Columns

Go back

Las estafas que roban la plusvalía de la propiedad

Ser dueño de una casa es el corazón del sueño americano. Desafortunadamente, perder el trabajo inesperadamente, sufrir una enfermedad o alguna otra dificultad financiera puede amenazar ese sueño. Los propietarios que enfrentan pagos cada vez más altos o la ejecución de la hipoteca podrían ser tentados por los predadores financieros que prometen salvar su hogar. No cumplir con el pago de hipoteca puede llevar al dueño al borde de la ejecución de la hipoteca. Los pagos atrasados y las sanciones se acumulan, los pagos de la hipoteca suben, la calificación de crédito sufre y la deuda se sale de control. Los estafadores se aprovechan de los propietarios que están en apuros económicos. Cuando no se pagan los impuestos de una propiedad, esta aparece en las listas públicas de la oficina del secretario del condado, las cuales los estafadores monitorean muy de cerca. Ellos saben que un dueño que no pagó los impuestos quizás se haya atrasado también con la hipoteca. La plusvalía es la diferencia entre el valor de la casa y la cantidad que aun debe el propietario, y hay diferentes estafas cuyo fin es robar la plusvalía de su hogar.. Estas estafas a menudo incluyen la promesa de dinero, de reparación de crédito y de poder quedarse con la casa. En algunos casos, el especialista en ejecución de hipotecas dice que arreglará todo para que alguien compre la casa temporalmente. A cambio, el dueño recibirá un porcentaje de las ganancias en efectivo mientras el comprador temporal paga la hipoteca. Se restaurará el crédito del dueño, este calificará para el refinanciamiento y se salvará la casa. Desafortunadamente, casi nunca hay estos resultados. Los dueños quizás reciban dinero, pero es falsa la garantía de que se pagaron las deudas, incluyendo los pagos de la hipoteca pendientes o los embargos preventivos. En realidad, los estafadores refinanciaron la casa, tomaron la plusvalía en efectivo y dejaron de pagar la casa, lo cual provoca nuevamente la ejecución de la hipoteca. En otra estafa similar, los expertos prometen que los dueños que firman las escrituras y siguen haciendo los pagos mensuales pueden seguir viviendo en la casa. El estafador promete invertir la plusvalía y ganar lo suficiente para pagar la hipoteca. En poco tiempo, prometen los especialistas, los propietarios volverán a su casa, libres de hipotecas. Los dueños usualmente acaban enfrentando la ejecución de la hipoteca después de que la empresa usa la casa como colateral para pedir dinero prestado y le roba la plusvalía. En la mayoría de los casos en los que los propietarios pierden su casa, los problemas empezaron con un solo pago atrasado. Los dueños que enfrentan dificultades económicas deben considerar comunicarse con una agencia de asesoría de crédito o con el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD). Los propietarios nunca deben retrasar un pago a propósito. Si está involucrado en una disputa con una empresa hipotecaria o con una empresa de ahorros en la hipoteca, presente una queja ante la Procuraduría General, la Comisión Federal de Comercio y HUD. No deje de pagar el préstamo. Las ofertas en efectivo para salvar una casa quizás sean tentadoras, pero recuerde que hay muy pocas soluciones rápidas para los problemas económicos. Con la administración adecuada de las deudas y paciencia, usted puede protegerse a usted y a su casa contra los predadores económicos. PUNTOS PARA RECORDAR LAS ESTAFAS QUE ROBAN LA PLUSVALÍA Pague siempre sus cuentas y deudas para asegurar buen crédito en el futuro. Para ayuda con problemas de crédito, educación y asesoría: NATIONAL FOUNDATION FOR CREDIT COUNSELING (800) 388-2227 www.nfcc.org Para ayuda con problemas de crédito que podrían resultar en que no pague o que se ejecute la hipoteca: DEPARTAMENTO DE VIVIENDA Y DESARROLLO URBANO DE ESTADOS UNIDOS (800) 225-5342 www.hud.gov Para una copia gratis de su reporte de crédito: ANNUAL CREDIT REPORT REQUEST SERVICE P.O. Box 105281 Atlanta, GA 30348-5281 (877) 322-8228 www.annualcreditreport.com Presente una queja ante la Procuraduría General: Por teléfono: (800) 252-8011 En línea: www.oag.state.tx.us