THE ATTORNEY GENERAL OF TEXAS
Ken Paxton

Columnas del Procurador General

Regreso

Tenga cuidado con el fraude telefónico

“¡Se ha ganado un viaje gratis a Cancún! Todo lo que tiene que hacer es pagar los impuestos y una pequeña cuota”. ¿Cree haber escuchado esto antes? Nuestra División de Protección al Consumidor recibe cientos de quejas sobre el fraude por teléfono cada año. Las estafas por teléfono usualmente tienen que ver con uno de dos temas: el fraude de telemercadeo y las injustas o engañosas prácticas de los proveedores de servicios. El fraude de telemercadeo tiene que ver con llamadas que quizás reciba ofreciendole regalos gratis, vacaciones “fabulosas” o artículos de valor cuyo precio ha sido reducido drásticamente. Usualmente le dicen que ha ganado un concurso- todo lo que tiene que hacer es pagar el envío y manejo, impuestos o “cuotas”. Las cuotas quizás excedan el valor del premio y el premio quizás nunca se aparezca. Mucha gente ha sido estafada en las estafas de enriquecimiento rápido. Alguien quizás le llame y le ofrezca un trato en bienes raíces, o petroleo o gas sin ningún riesgo y altas ganancias. Estos tratos usualmente son falsos. Las inversiones que rinden fuertes ganancias usualmente son de alto riesgo y las oportunidades de inversión legítimas no se venden por teléfono. Una de las estafas por teléfono más despiadadas es la de la lotería extranjera. Recibe una llamada de alguien que le dice que se ha ganado un gran premio y que todo lo que tiene que hacer es pagar los impuestos o “cuotas” anticipadamente. Se quedan con cualquier cantidad que usted les envíe. Una vez que se ha dejado llevar por una de estas estafas de lotería, los mismos criminales quizás traten de robarlo una vez más haciendose pasar por agentes del orden público que le “ayudarán” a recuperar su dinero. Habrá, por supuesto, que pagar una cuota y nunca recuperará el dinero que perdió. Hay muchas formas de protegerse a si mismo. Lo más importante: Si usted cree que la persona que le llamó por teléfono está intentando aprovecharse de usted, cuelgue la línea. Recuerde, ellos le llamaron a usted. Otro tema común en el fraude de tele mercadeo es el mal uso de la información personal financiera. Los estafadores telefónicos quizás intenten persuadirle para que les de su información bancaria personal, el número de seguro social, o el número de la tarjeta de crédito. No dé esta información a menos que esté bien seguro que está hablando con una compañía de reputación. Bajo la ley de Texas si utiliza una tarjeta de crédito para comprarle a un vendedor por teléfono, el vendedor debe ofrecer un reembolso total por los artículos devueltos que no estén abiertos o dañados, siempre que sean devueltos dentro de los 7 días después de que se compraron. Además, la ley federal le permite que dispute un cargo en su tarjeta con el banco que le entregó la tarjeta. Puede rehusarse a pagar una porción razonable de la cuenta de la tarjeta de crédito mientras espera la resolución de la situación. Las disputas sobre las cuentas de las tarjetas de crédito deben realizarse por escrito. El segundo fraude más común del que nos enteramos tiene que ver con las prácticas empresariales injustas o engañosas de parte de los proveedores de servicios telefónicos locales y de larga distancia. La más común de estas prácticas engañosas es el cambio de servicio de larga distancia sin autorización, también conocido como slamming, y la prática de añadir cargos sin autorización, conocido como cramming. El slamming ocurre cuando su compañía de servicios de llamadas locales o de larga distancia es cambiado de un proveedor a otro sin su consentimiento o aprobación. El cramming se refiere a cuando se suman cargos sin su autorización al recibo de teléfono. Estos incluyen cargos por productos o servicios que usted desconoce o cobros de regulación que hacen compañías distintas a su proveedor de servicios telefónicos. Lea su recibo con cuidado. Notifique a su proveedor de servicios si hay cargos o cambios no autorizados en su servicio telefónico. Si ha sido víctima de slamming, pídale a la compañía de teléfonos local que lo cambie de nuevo a su proveedor de largo distancia preferido. Si ha sido víctima de cramming pida que se le descuenten los cobros no autorizados. Bajo la ley de Texas usted no tiene que pagar los cargos no autorizados. Es difícil imaginar como serían nuestras vidas hoy en día sin la comodidad del teléfono. Uselo con seguridad y recuerde: si alguien le llama y le dice que se ha ganado millones en una lotería, ¡CUELGUE LA LÍNEA! NO envíe dinero. RECUERDE FRAUDE TELEFÓNICO Si usted ha sido víctima del fraude telefónico, presente una queja ante la División de Protección al Consumidor en www.oag.state.tx.us o llamando al (800) 621-0508. Presente una queja ante la Comisión de Empresas de Servicios Públicos (Public Service Commission), que supervisa a los trabajadores de telemercadeo y a las compañías de teléfono, en www.puc.state.tx.us o llame al (888) 782-8477. Ninguna lotería legítima le llamará a usted para decirle que ha ganado. Ninguna lotería legitima cobra cuotas e impuestos de premios otorgados. RESIDENTES DE TEXAS COMO USTED HAN PERDIDO MILLONES DE DÓLARES DEBIDO A ESTAFAS DE LOTERÍAS EXTRANJERAS La Comisión de Empresas de Servicios Públicos de Texas supervisa la Lista de No llamar. Inscribase en www.texasnocall.com o llamando al (866) 896-6225. Añada su nombre a la Lista de no llamar Nacional llamando gratuitamente al 1-888-382-1222 (TTY 1-866-290-4236) desde el número que desea registrar. Usted puede pedir que se borre su número de muchas listas nacionales de telemercadeo contactando a Direct Marketing Association Telephone Preference Service P.O. Box 1559 Carmel, NY 10512 Para mayor información sobre este y otros temas, visite la página Internet de la Procuraduría General www.oag.state.tx.us