THE ATTORNEY GENERAL OF TEXAS
Ken Paxton

Columnas del Procurador General

Regreso

Recortes federales a los fondos de manutención de niños

El Congreso está a punto de dejar a los niños de Texas con las manos vacías esta navidad. Los legisladores federales están peligrosamente cerca de aprobar legislación que recorta los fondos que recibe el programa de cumplimiento de manutención de niños de Texas – recortes que ocasionarían que se recolectaran miles de millones de dólares menos en pagos de manutención de niños para un millón de niños de Texas. Muchos niños y familias que dependen en la manutención para suplir las necesidades básicas de la vida sufrirán si estas drásticas medidas se convierten en leyes y los legisladores de Washington necesitan entender completamente el daño que esta legislación, si se promulga, causará. La crisis que se avecina es debido a un proyecto de ley para reducir el déficit que se aprobó recientemente en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el cual recortaría más de 400 millones de dólares al programa de manutención de niños de Texas durante los próximos cuatro años. Estos recortes como mínimo requerirán que mi oficina reduzca el personal de cumplimiento de manutención a por lo menos la mitad. Esta drástica reducción en nuestro equipo de trabajo se estima que resultaría, a su vez, en una disminución de casi 3 mil millones de dólares en el recaudo de pagos de manutención de niños durante ese mismo periodo de cuatro años. Esto sería trágico para los niños y las familias de Texas, especialmente considerando el éxito que hemos tenido en años recientes. El año pasado, los hombres y mujeres en nuestra División para la Manutención de Niños recabaron la suma record de 1.8 mil millones de dólares en manutención de niños que benefició a los niños de Texas, un incremento de 83 por ciento desde 2000. Como conservador, apoyo completamente la meta de la Cámara de Representantes de recortar el presupuesto federal, pero esta no es la forma de hacerlo. No sólo dañaría a los niños y a las familias de Texas que dependen de este dinero, sino que en actualidad incrementaría la cantidad total de dinero de los contribuyentes que se gasta. La manutención de niños le ayuda a los contribuyentes manteniendo a muchas personas sin la necesidad de recibir asistencia pública (welfare). Investigadores de políticas sociales estiman que tan sólo en 2002 los programas de manutención de niños de los estados ayudaron a sacar a más de un millón de personas en Estados Unidos de la pobreza. En Texas, la mitad de las familias que servimos subsisten con ingresos bajos. La manutención de niños que recabamos ayuda a estas mamás y papás solteros a darle de comer a sus hijos, a poder comprarles que vestir y a proveerles un lugar donde dormir. Sin ella, muchos caerían en la pobreza, obligándolos a buscar asistencia pública. Según estimados de mi oficina, los 400 millones de dólares en recortes propuestos al programa de manutención de niños de Texas resultarían en un incremento de casi 2 mil millones de dólares en asistencia temporal para familias necesitadas, estampillas de comida y Medicaid. Esta claro que recortar la manutención de niños no es la verdadera forma de disminuir el déficit federal. Además, el plan de la Cámara de Representantes socavaría uno de los pocos programas federales que está funcionando bien. A nivel nacional, los programas de manutención de niños recaban 4.38 dólares en manutención de niños por cada dólar que se gasta. (Texas recaba casi 7 dólares por cada dólar que se gasta). De hecho, el presupuesto Presidencial de 2006 nombró el cumplimiento de la manutención de niños como uno de los programas gubernamentales de mayor importancia. Sin embargo, más allá de los dólares y estadísticas está el hecho de que los padres que pagan la manutención de niños son más propensos a participar en las vidas de sus hijos. Los padres que pagan la manutención y participan en la crianza de sus hijos les dan una mejor oportunidad de tener éxito en la vida. El programa de manutención de niños de Texas refuerza estas conexiones entre los padres e hijos y los recortes federales propuestos los socavarían. El resquicio de esperanza en todo esto es que el proyecto de ley no ha salido del Congreso todavía. El Senado aprobó su propia versión del proyecto de ley de reducción del déficit que evitó los recortes hechos por la Cámara de Representantes. Negociadores de ambas cámaras se reunirán pronto para discutir las diferencias entre las dos versiones y cuando lo hagan, espero que se den cuenta de la sabiduría de mantener intactos los fondos de los programas de manutención de niños. Llegar a un compromiso no es una opción. La mayoría de las personas en Texas están de acuerdo en que es importante que el gobierno federal recorte el presupuesto, pero dichos recortes no se deben enfocar en los niños de Texas. El Congreso debe estudiar detalladamente los efectos devastadores que estos recortes tendrían en un millón de niños de Texas y luego revertir el curso que ha tomado. No les robemos a nuestros niños su futuro. Debemos eliminar cualquier recorte al sistema de manutención de niños.