THE ATTORNEY GENERAL OF TEXAS
Ken Paxton

Columnas del Procurador General

Regreso

El derecho de los texanos a trabajar

Texas tiene una orgullosa tradición de capitalismo, libre empresa y ser muy trabajadores; es una tierra de colonos industriosos, rancheros determinados y exploradores de petróleo emprendedores. Los trabajadores de Texas no temen tener que hacer trabajo duro para vivir, proveer para sus familias y dar a sus comunidades. Texas reconoce que los trabajadores necesitan protección. Para algunos, eso quiere decir el derecho a trabajar sin inscribirse en un sindicato. Para otros, significa la libertad de unirse a un sindicato y disfrutar los beneficios de ser socio. Lo más importante, Texas protege a los trabajadores de la inscripción obligatoria a un sindicato, al mismo tiempo que les da la libertad de unirse si deciden hacerlo. Los trabajadores tienen esa libertad porque hace seis décadas la Legislatura de Texas aprobó las primeras leyes en la nación de “derecho a trabajar”. Como indica la ley, “Los trabajadores deben estar protegidos sin importar si están sindicalizados o no. El derecho a trabajar es el derecho a vivir”. Las leyes de derecho a trabajar protegen el derecho de la persona a conseguir trabajo sin ser amenazado, coaccionado, intimidado u obligado a inscribirse en un sindicato o pagar sus cuotas de membresía. Nuestro sistema asegura que no se puedan descontar las cuotas de membresía del cheque de paga del trabajador sin su consentimiento. La mayoría de los sindicatos y empleadores cumplen con la ley. Desafortunadamente, por lo menos un sindicato cree que puede ignorar estas protecciones argumentando que ciertas instalaciones que administra el gobierno federal en Texas están exentas de las leyes laborales estatales. En Corpus Christi y en El Paso, el sindicato International Union, Security, Police and Fire Professionals of America intentó hacer cumplir acuerdos ilegales colectivos contra guardias de seguridad privados en dos instalaciones que opera el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas. La Procuraduría General llevó a corte a los sindicatos y empleadores, y obtuvo órdenes que les prohíben obligar a sus empleados a inscribirse en el sindicato. Afortunadamente, ambos empleadores cooperaron con nuestros abogados. En El Paso, el empleado que fue suspendido sin paga por tiempo indefinido por no pagar las cuotas fue restituido en su empleo y se le pagaron el sueldo y los beneficios que había perdido. En Corpus Christi se reembolsaron las cuotas cobradas ilegalmente. Gracias a la acción del Estado, ambos empleadores ya no requieren que los guardias de seguridad paguen las cuotas. A pesar de la disposición de los empleadores para cooperar con el estado y cumplir con la ley, el sindicato ha indicado que seguirá oponiéndose a nuestros esfuerzos de proteger a los trabajadores de Texas. Pero los esfuerzos de cumplimiento del Estado no terminarán en El Paso y Corpus Christi; los trabajadores de todo el estado tienen las mismas protecciones de derecho al trabajo. Estamos investigando si han ocurrido violaciones similares en otras partes del estado. Según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, 576,000 texanos son representados por sindicatos. Son miembros de sindicatos laborales, parte de una asociación de empleados que es similar a un sindicato o trabajan en un lugar cubierto por un sindicato o una asociación de empleados. Y estos texanos tienen que saber que no pueden ser obligados a hacerse miembros ni a pagar cuotas. Están protegidos por la ley. Los texanos que desean reportar una posible violación de las leyes estatales de derecho a trabajar pueden presentar una queja en la página Internet de la Procuraduría General en www.oag.state.tx.us o llamando al (800) 252-8011. Una economía sana y vibrante depende de un lugar de trabajo que respeta la libre empresa, libre asociación y libertad de unirse o no a un sindicato. Sigamos igual. Puntos para recordar LAS LEYES DE DERECHO AL TRABAJO DE TEXAS Las leyes de derecho al trabajo de Texas protegen la capacidad de una persona de obtener trabajo sin ser amenazado, coaccionado, intimidado u obligado a unirse a un sindicato o pagar cuotas de membresía. No se pueden descontar del cheque de paga las cuotas del sindicato sin el consentimiento del empleado. “El derecho al trabajo es el derecho a la vida”. Para reportar una posible violación de las leyes estatales de derecho al trabajo, haga clic en el botón “Derecho al trabajo” al final de la página Internet de la Procuraduría General en www.oag.state.tx.us o llame al (800) 252-8011.