THE ATTORNEY GENERAL OF TEXAS
Ken Paxton

Columnas del Procurador General

Regreso

Protegiendo a los ancianos de la explotación financiera

El proteger a los ancianos es una prioridad de mi administración. Nuestra oficina es responsable de hacer cumplir las normas que rigen las clínicas para ancianos y de investigar y de procesar el fraude contra el programa Medicaid. Pero como muchos de ustedes saben, las personas de la tercera edad que residen en Texas también necesitan nuestro apoyo y protección en el área de la explotación financiera. La explotación financiera ocurre en diferentes formas, desde los empleados, encargados de cuidado o familiares que toman el dinero o la propiedad de una persona mayor sin su consentimiento, hasta los estafadores que le sacan información financiera, cheques, o efectivo a los confiados o confusos ancianos. Les decimos una y otra vez a los ancianos que le pueden colgar la línea a las personas que llaman para anunciarles premios y ganancias de la lotería y oportunidades especiales que “sólo están disponibles hoy”. Si conoce a un anciano de Texas que se acaba de ganar una lotería extranjera, por favor muéstrele esta columna. Las loterías extranjeras son una muy conocida estafa que cada año le roba a miles de personas los ahorros de todas sus vidas. Este mes estaremos reconociendo a un número de personas que hicieron un esfuerzo excepcional por proteger a los ancianos de Texas contra la explotación financiera. Ellos son cajeros de banco que estuvieron lo suficientemente alertas cuando un cliente de mayor edad comenzá a retirar dinero de sus cuentas en una forma que señalaba el posible abuso financiero. Estos cajeros, al igual que muchas personas que trabajan en la industria bancaria, conocían las señales indicadoras de abuso y explotación financiera. Ellos no sólo reconocieron el abuso, si no que fueron más allá de sus deberes, ayudando a los clientes a cambiar sus números de cuenta, tarjeta de crédito y clave de acceso, y hasta su número telefónico para asegurar que sus cuentas estuvieran seguras contra los agentes de telemercadeo inescrupulosos. Le pedimos a las personas que trabajan como cajeros de banco que estén al pendiente de los ancianos que parecen estar confusos o que estén siendo acompañados por personas que puedan estarlos presionando o influenciando indebidamente. Se ha sabido de estafadores que abordan a los ancianos en los estacionamientos del banco y utilizan amenazas para lograr que les entreguen dinero. Usted también puede ayudar a los ancianos en su comunidad si conoce las señales de explotación financiera. Debe preocuparse si un anciano que antes estaba financieramente estable empieza a hacer retiros de dinero inusuales, habla de “inversiones” que, de manera realista, no parecen ser rentables o que parece que le está otorgando control o acceso inusual a otra persona bajo circunstancias sospechosas. El aislamiento incrementa el riesgo de un anciano de ser explotado o abusado financieramente. Aquellos que explotan a las personas de mayor edad están demasiado dispuestos a ofrecer consejos sobre cualquier tema, desde las inversiones y manejo financiero hasta las reparaciones al hogar. Exhortamos a los ancianos a que busquen el consejo de un familiar que no esté involucrado, de un líder religioso, o de un profesional antes de entrar en un acuerdo o realizar una transacción financiera. Les advertimos a los ancianos que sólo confíen en la segunda opinión de alguien a quien ellos escogieron. Muy a menudo los estafadores tienen cómplices que están listos para ofrecer “ayuda legal” o servicios de “consultoría financiera”. Los cómplices se hacen pasar por abogados, banqueros, contadores, o hasta agentes de gobierno. También puede ayudar a los ancianos en su comunidad acercándoseles e incluyéndolos en eventos comunitarios, religiosos o del vecindario. Si usted sospecha que está ocurriendo abuso o explotación financiera lo puede reportar a Servicios de Protección al Adulto (Adult Protection Services) llamando al (800) 252- 5400. RECUERDE LA EXPLOTACIÓN FINANCIERA Consejos para los ancianos: Mantenga su chequera y tarjetas de crédito en un lugar seguro No endose los cheques hasta que no esté en el banco, listo para hacer el deposito Nunca firme un cheque en blanco o un contrato que contenga espacios en blanco Nunca preste su identificación, tarjetas de crédito, o cheques a otra persona. Deshágase de tarjetas de crédito o ATM que no utiliza Nunca firme nada, pague por algo, o entre en un acuerdo, si no entiende completamente bien la transacción CUELGUE LA LÍNEA a las llamadas de telemercadeo inesperadas que le solicitan información financiera o que no desisten cuando usted les dice “no” Cuando busque consejo o ayuda financiera, usted escoja a quien va a consultar Dé información financiera por teléfono sólo si USTED buscó el número e hizo la llamada. Llame a su Agencia del Área para Personas Ancianas (Area Agengy on Aging) al 1-800-252-9240 para saber de actividades y servicios disponibles en su comunidad. Para mayores informes sobre este y otros temas, visite la página Internet de la Procuraduría General en www.oag.state.tx.us