THE ATTORNEY GENERAL OF TEXAS
Ken Paxton

Columnas del Procurador General

Regreso

Tenga Cuidado con Fraudulentos Cheques de Cajero

Una de las estafas por la Internet que es frecuente-mente repor-tada a nues-tra oficina es el "Fraude de Nigeria", también conocida como Fraude de Cuotas Por Adelantado (Advance Fee Fraud) y Fraude 419. En esta estafa, usted recibe un correo electrónico de alguien que se hace pasar por un oficial del gobierno de Nigeria, quien dice que tiene una gran cantidad de dinero en su posesión. Esta persona le dice que necesita de su ayuda para tener acceso a esos fondos, pero que la única manera para lograrlo es primero depositando el dinero en una cuenta bancaria en los Estados Unidos – la cuenta bancaria de usted. El estafador ofrece pagarle cierto porcentaje por ayudarlo con la transferencia y el depósito de los fondos. Luego, él le pide su información financiera personal, para que supuestamente pueda transferir y depositar los fondos. La verdad es, que su cuenta bancaria será vaciada si usted brinda su información financiera personal. Existen muchas variaciones de esta estafa. A veces, el estafador es una mujer que dice ser la viuda de un presidente destituido. O el estafador dice ser de otro país que no sea Nigeria. La primera señal de advertencia es que necesitan su cuenta de banco para transferir una gran cantidad de dinero y, supuestamente, usted va a recibir un porcentaje por ayudar; pero eso no es cierto. Un fraude aún más reciente, involucra el uso de cheques de cajero (cashier's checks) falsos. El blanco del engaño es, normalmente, una persona vendiendo un artículo u objeto relativamente costoso en la Internet o posiblemente en un aviso clasificado del periódico. Un individuo, muchas veces de un país extranjero, contacta al vendedor y le dice que desea comprar el artículo pero que sólo puede enviar un cheque de cajero con una cantidad mayor al precio del artículo y le pide al vendedor que le envíe de regreso un cheque con la diferencia. La diferencia podría ser miles de dólares. La víctima envía el cheque por la diferencia al comprador para luego darse cuenta que el cheque de cajero es falso. Lo que hace que esta táctica funcione es que mucha gente confía en los cheques de cajero. Cheques de cajero son considerados generalmente como más seguros que los cheques personales, ya que son emitidos por una entidad bancaria que, supuestamente, ha verificado la existencia de fondos. Los cheques personales pueden ser rechazados si no existen suficientes fondos en la cuenta de la persona; en cambio, cheques de cajero no son rechazados. Los cheques falsos pueden ser de excelente calidad y hasta pueden engañar, inicialmente, a los mismos bancos. Desafortunadamente, este ti-po de fraude puede dañar a la misma víctima más de una vez. Conforme a la ley de Texas, el banco podría ser considerado como la víctima actual de este tipo de crimen, mientras que la persona que depositó el cheque podría ser considerado como el responsable por pasar un cheque falso. Para empeorar la situación, está el hecho que el criminal no pide una cuota por adelantado. Más y más personas saben que el pedir una cuota por adelan-tado es una señal de una posible estafa, sobre todo del famoso Fraude de Nigeria. La estafa con cheques bancarios ha hecho que se encuentre una manera para evitar alertar a la víctima con esta señal. El comprador podría ofrecer una gran cantidad de dinero a ser depositado para que parezca que el cheque de reembolso va a estar cubierto. Ambos fraudes, el de Nige-ria y el de cheques de cajero, se han originado normalmente en países extranjeros; fuera del alcance de la ley de Texas y de las autoridades de la ley. Los consumidores deben de educarse a sí mismos ya que los criminales están siempre en busca de nuevas formas de estafar a las personas. Esté alerta y cuando tenga una en duda, llámenos o visítenos en nuestra página Internet al www.oag.state.tx.us y lea nuestra página de Alerta al Consumidor. RECUERDETENGA CUIDADO CON LOS FRAUDES Si usted está vendiendo algo por la Internet: - Esté alerta con aquellos cheques de cajero hechos por una gran suma de dinero. - Verifique, a través de su entidad financiera, que el cheque es real. - No envíe cheques o el artículo que usted está vendiendo en alguna transacción comercial hasta que esté seguro que ha recibido un cheque de cajero legítimo. - No dé su información personal o financiera a alguien que lo llama o le envía un correo electrónico, no importa si su cuento parece real. Visite nuestra página Internet al www.oag.state.tx.us para mayores informes en asuntos relacionados al consumidor.