THE ATTORNEY GENERAL OF TEXAS
Ken Paxton

Columnas del Procurador General

Regreso

“justicia para las victimas, justicia para todos”

Tras un delito violento, los sobrevivientes y sus seres queridos a menudo descubren un nuevo sentido de fortaleza interna; se dan cuenta que la vida no se trata solo de los desafíos que enfrentamos, sino de cómo respondemos a ellos. Pam Lychner es un gran ejemplo de la valentía de una sobreviviente. Ella es una mujer de Houston que se volvió defensora de los derechos de las víctimas después de que en 1990 la atacara un agresor sexual que ya había cometido este tipo de delito anteriormente. Pam Lychner trabajaba como agente de bienes raíces en Houston cuando recibió una llamada de un hombre que quería ver una casa desocupada. Después de llegar a la casa, Pam fue atacada por un trabajador de la compañía de limpieza que había contratado. El esposo de Pam, que la había acompañado a mostrar la casa, corrió a ayudarla y detuvo al agresor hasta que llegaron los oficiales de la policía. El agresor fue arrestado, declarado culpable y condenado a 20 años en prisión. El agresor de Pam resultó ser un violador y depredador de niños convicto, que había salido en libertad de una cárcel estatal bajo la norma de libertad anticipada. Desde la cárcel, el agresor presentó una demanda civil en contra de los Lychners por “lesiones psicológicas”. En aquel entonces, yo era juez de una corte de instancia en Houston y cuando la frívola demanda del agresor fue presentada ante mí, la desestimé inmediatamente. Cuando el agresor de Pam había cumplido solo dos años de la condena, la mesa de libertad condicional del estado informó a los Lychners que era candidato para salir en libertad. La indignación de Pam la estimuló a trabajar con otras sobrevivientes de crímenes violentos. En 1993, Pam y otras dos mujeres fundaron la organización sin animo de lucro llamada Justicia para Todos (Justice for All) para luchar por la reforma de la justicia penal y los derechos de las víctimas. Desde entonces, Justicia para Todos ha trabajado incansablemente para dar una voz a las víctimas del crimen de Texas y a sus seres queridos. El grupo luchó con éxito para revocar las leyes obligatorias de libertad anticipada. Justicia para Todos también trabajó para disminuir las demandas frívolas de los presos en contra de las víctimas, ganó el derecho de los familiares de las víctimas de asesinato de asistir a las ejecuciones y ayudó a establecer un registro nacional de depredadores sexuales para ayudar a los estados a monitorear y llevar un control de los depredadores sexuales. Quizás lo más importante, Justicia para Todos ayuda a las víctimas del crimen y a sus familias a entender sus derechos según el sistema de justicia penal de Texas. El derecho a la compensación es uno de los derechos fundamentales de las víctimas del crimen en Texas. Todas las agencias de la ley en Texas tienen la obligación de proporcionar a las víctimas del crimen información sobre el Fondo de Compensación a las Víctimas del Crimen y una solicitud para ayuda económica. Las solicitudes también podrían estar disponibles en hospitales y centros médicos. Asimismo, pueden comunicarse con la Procuraduría General directamente para obtener una solicitud. La legislatura de Texas estableció el Fondo para ayudar a las víctimas y a los familiares que no pueden pagar los costos económicos del crimen. El Fondo recibe dinero de los honorarios, las cuotas de la corte y la restitución que pagan los que son declarados culpables de un delito penal o de un delito menor en una corte estatal. Cuando una víctima que es elegible y sus familiares han utilizado todos los demás medios de apoyo económico, el Fondo los ayuda a compensar los gastos incurridos debido al crimen violento. El año pasado la Procuraduría General, la cual administra el Fondo, recibió más de 37,000 solicitudes de ayuda y otorgó más de 65 millones de dólares en beneficios a las víctimas y a sus familiares. También distribuimos casi 36 millones en subvenciones a organizaciones sin ánimo de lucro y a entidades públicas que proporcionan refugio de emergencia, asesoría para crisis, compañía a la corte y otra ayuda a las víctimas. El crimen violento a menudo es acompañado por un extraordinario sufrimiento físico, emocional y económico. Sin embargo, incontables víctimas de crímenes vuelven estos actos de violencia sin sentido en cambios positivos para su vida. Trágicamente, Pam Lychner falleció en el accidente aéreo del vuelo 800 de TWA en Nueva York en 1996. Pero la fortaleza y el valor de Pam nunca se olvidarán, ya que su legado vive por medio del trabajo de defensa que continúa Justicia para Todos. La Semana Nacional de los Derechos de las Víctimas este año se llamará, “Justicia para las víctimas, Justicia para todos”. Animo a todos los texanos a que observen esta importante semana participando en eventos en la comunidad que honran a las víctimas del crimen y a los sobrevivientes, y a que se tomen un momento para pensar en Pam Lychner, quien nos enseñó a todos cómo ganar la batalla a favor de los derechos de las víctimas del crimen. Puntos para recordar Derechos de las victimas del crimen El Fondo de Compensación para las Víctimas del Crimen reembolsa los gastos que pagan las víctimas del crimen y sus familias de su bolsillo. Los gastos que cubre el Fondo son, entre otros: costos de funeral costos médicos y de asesoría cuidado de niños gastos de mudanza para las víctimas de agresiones sexuales que fueron atacadas en su casa y para las víctimas de violencia intrafamiliar Para más información sobre el Programa de Compensación para las Víctimas del Crimen de la Procuraduría General, comuníquese a: DIVISIÓN DE COMPENSACIÓN A LAS VÍCTIMAS DEL CRIMEN Procuraduría General De lunes a viernes • 8 a.m. – 5 p.m. Línea gratuita: 1-800-983-9933 crimevictims@oag.state.tx.us JUSTICE FOR ALL 713-935-9300 www.jfa.net Para más información sobre este y otros temas, acuda a la página Internet de la Procuraduría General en www.texasattorneygeneral.gov.