THE ATTORNEY GENERAL OF TEXAS
Ken Paxton

Columnas del Procurador General

Regreso

La Unidad de Delitos Cibernéticos del Procurador General le ayuda a los padres a proteger los niños en la Internet

La Unidad de Delitos Cibernéticos del Procurador General le ayuda a los padres a proteger los niños en la Internet Por Greg Abbott, Procurador General de Texas Los niños son el recurso más valioso de Texas. Desde pequeños hasta adolescentes, los jóvenes texanos realmente son el futuro de nuestro gran estado. Los que nos interesamos en la seguridad de los niños, debemos hacer todo lo posible para protegerlos contra los depredadores sexuales. Mientras que las entidades de seguridad a lo largo del estado colaboran para arrestar y entregar ante la justicia a depredadores que acosan a los niños, los padres y quienes tienen a niños bajo su cargo debemos enseñarle a los menores que no deben confiar en desconocidos en la Internet. Desde el 2003, la Unidad de Delitos Cibernéticos de la Procuraduría General ha tomado medidas firmes contra los depredadores sexuales que operan a través de la Internet para solicitar relaciones sexuales con niños. Los investigadores de la Unidad de Delitos Cibernéticos trabajan encubiertos, haciéndose pasar por niños menores en salones de charla electrónicos y páginas Internet de redes sociales. Estos oficiales especializados tienen una sola meta: capturar a los que aspiran ser depredadores sexuales antes de que lastimen a un menor. En cuestión de minutos después de conectarse a la Internet, los investigadores encubiertos reciben comunicados por adultos que buscan a niños con quien tener relaciones sexuales. En menos de cuatro años, la Unidad de Delitos Cibernéticos ha arrestado a más de 90 depredadores sexuales que utilizaron la Internet para programar reuniones en las cuales tenían la intención de cometer algún acto de agresión sexual contra un niño. Otros 63 depredadores sexuales han recibido condenas por publicar o intercambiar pornografía infantil. Una gran parte de los depredadores sexuales rondan en los sitios de la Internet dedicados a los niños y adolescentes. En junio, durante un operativo de dos semanas, los oficiales de la Procuraduría General investigaron y arrestaron a varios depredadores sexuales con antecedentes penales que habían creado perfiles electrónicos en la popular red social MySpace.com. Nuestra Unidad de Delitos Cibernéticos continuará tomando medidas firmes contra los depredadores sexuales en la Internet. Asimismo, los padres deben ayudar a mantener a sus niños seguros. La recomendación más importante sobre la seguridad en la Internet es sencilla: Los padres deben estar al tanto sobre la forma en que sus niños utilizan la Internet. Los padres deben aprender sobre la seguridad cibernética y comunicarse abiertamente con sus familias sobre sus actividades en la Internet. Es más probable que un niño o adolescente comparta sus inquietudes con un adulto que ellos piensan estará calmado y atento al discutir algún asunto. Los padres pueden acudir a la Procuraduría General para recibir una copia del folleto Seguridad Cibernética, que proporciona información importante para niños y adultos sobre el idioma de la Internet y consejos sobre la seguridad cibernética. Los padres de adolescentes que visitan las páginas de redes sociales deberían ser especialmente cuidadosos. Nuestros investigadores le animan a los padres a tener las claves de acceso necesarias para monitorear con regularidad la cuenta electrónica de sus niños. Según el Centro Nacional de Niños Perdidos y Explotados (National Center for Missing and Exploited Children), es más probable que los adolescentes enfrenten mayores problemas en la Internet comparado con los niños más jóvenes. Es más probable que los adolescentes exploren e intenten comunicarse con desconocidos. Tristemente, los depredadores sexuales a menudo se aprovechan de la ansiedad y confusión que es parte la adolescencia. Los padres deberían colocar la computadora en un cuarto que todos usan y que limiten el uso de cámaras conectadas a la Internet. Las imágenes digitales son fácilmente capturadas en la Internet y es muy difícil, o hasta imposible, recuperarlas una vez que sean distribuidas en la Internet. Los jóvenes y niños que sean contactados por un desconocido a través de la Internet deben informarle inmediatamente a sus padres, tutores o cualquier adulto en quien confían. No deben revelar su información privada, incluyendo fotografías, video, apellidos o números de teléfono a desconocidos. Los adolescentes jamás, bajo ninguna circunstancia, deben programar una reunión en persona con alguien que conocieron en la Internet. Debemos hablar abiertamente con nuestros niños sobre cómo tomar buenas decisiones en la vida, inclusive usar la Internet con seguridad para tener intercambios con otros. Agradecemos a todos los padres y demás adultos que cuidan a niños por comprometerse a la seguridad de nuestros menores y el futuro de Texas. RECUERDE Seguridad en la Internet Para niños: - Nunca reveles información privada en la Internet, incluyendo fotografías, direcciones, números de teléfono o información sobre tu escuela, ya que esto podría ayudarle a un desconocido a encontrarte. - Si recibes invitaciones inesperadas, acosantes o intimidantes informale a tus padres o a un adulto en quien confíes. - No confíes en un desconocido que se presente a través de la Internet. Recuerda, una persona que dice ser una niña de 14 años que vive en otro estado, en realidad podría ser un hombre de 55 años de tu misma ciudad. Para los padres: - Edúquese y anime las discusiones abiertas sobre la seguridad en la Internet. - Instale la computadora en un cuarto común de su casa y limite el uso de las cámaras conectadas a la Internet. - Establezca reglas para prevenir que los niños revelen información confidencial en la Internet, incluyendo su nombre, dirección, número de teléfono y fotografías. - Involúcrese. Mantenga las claves de acceso a las cuentas de sus niños a la mano para regularmente monitorear su actividad. Para denunciar la pornografía infantil en la Internet o solicitaciones sexuales inesperadas, póngase en contacto con el Centro Nacional de Niños Perdidos y Explotados al teléfono 1 (800) 843-5678 o en la Internet en www.cybertipline.com. Para mayores informes sobre los esfuerzos del Procurador General Abbott contra los depredadores sexuales, acuda a nuestra página Internet en www.oag.state.tx.us o llame gratuitamente al 1 (800) 252-8011.