THE ATTORNEY GENERAL OF TEXAS
Ken Paxton

Columnas del Procurador General

Regreso

El Procurador General lucha para proteger la información personal del público

El Procurador General lucha para proteger la información personal del público Por Greg Abbott, Procurador General de Texas El robo de identidad permanece uno de los delitos de mayor crecimiento en la nación. Más de 25,000 personas en Texas son afectadas por el robo de identidad cada año y transcurren innumerables horas intentando de reparar su crédito y recuperar cientos o hasta miles de dólares perdidos. Los ladrones de identidad comúnmente se apoderan de documentos en formato papel o discos de computadora que contienen información confidencial, inclusive nombres, direcciones, números de Seguro Social, números de cuentas bancarias y otra información personal. Muy a menudo, los ladrones de identidad logran acceso fácil a la información confidencial porque los documentos correspondientes no han sido adecuadamente destruidos. Los botes de basura afuera de los hogares o aquellos usados por diferentes empresas contienen información personal que los ladrones de identidad pueden utilizar para perjudicar al público. Los consumidores pueden tomar medidas para protegerse contra el robo de identidad al destruir sus documentos personales antes de deshacerse de ellos. Cualquier hoja de papel que incluya nombres, direcciones, números de Seguro Social, números de cuentas bancarias e información de crédito y débito debe ser destruido antes de ser puesto en la basura. Los consumidores que vendan, donen o se deshagan de su computadora ante todo deben eliminar toda la información personal contenida en el disco duro. Simplemente borrar la información usando el botón "DELETE" quizás no sea suficiente para eliminar estos archivos. Los consumidores deben ponerse en contacto con un profesional de tecnología para aprender más sobre cómo eliminar la información personal. Los consumidores también deben considerar programas de computadora para eliminar de manera permanente toda la información en el disco duro. Deben tomarse medidas semejantes cuando se deshaga de aparatos inalámbricos, inclusive teléfonos celulares o ayudantes personales digitales (PDAs). La Legislatura reconoce la importancia de proteger la información confidencial de los consumidores. En 2005, ésta ratificó la Ley de Cumplimiento y Protección Contra el Robo de Identidad, que requiere que las empresas trituren, borren o hagan imposibles de leer cualquier información de identificación personal de sus clientes. La ley de Texas también requiere que las empresas desarrollen procedimientos para el manejo y eliminación segura de los archivos de los clientes. Los comerciantes deben adherirse a cualquier normativa de privacidad que hayan publicado. La Procuraduría General está tomando medidas firmes contra las violaciones de estas leyes de privacidad. El mes pasado entablamos una acción legal contra una cadena de casas de empeño por seguidamente ignorar la ley al no proteger la información personal y confidencial de sus clientes. Los investigadores descubrieron que las tiendas EZPAWN a lo largo de Texas habían expuesto a varios clientes al riesgo del robo de identidad al deshacerse de cientos de sus documentos financieros, inclusive pagarés e historiales de cuenta, en botes de basura abiertos y fácilmente accesibles. También entablamos una acción legal después de que una tienda de RadioShack en Corpus Christi se deshizo de miles de solicitudes de crédito de sus clientes que incluían números activos de tarjetas de crédito y débito. Entre los documentos había un recibo de una mujer que, irónicamente, había comprado una trituradora de papel a través de la tienda RadioShack para protegerse contra el robo de identidad. En otro caso, nuestros investigadores determinaron que una farmacia CVS cerca de Houston se deshizo indebidamente de los archivos de sus clientes en botes de basura detrás de la tienda. Los documentos en el basurero incluían formularios de receta médica con el nombre, la dirección, el nombre del médico emisor y el tipo de medicamento que fue recetado. Los investigadores también descubrieron muchos números de tarjetas de crédito todavía activas. A las empresas les debería importar mucho el problema del robo de identidad. Según la Comisión Federal de Comercio, el robo de identidad le cuesta más de 50 mil millones de dólares cada año a los comerciantes en el país. Muchas de estas pérdidas corresponden al fraude de tarjetas de crédito y a través de cuentas falsas de teléfono y de otros servicios. Proteger la información de identificación personal de los consumidores le ayuda tanto al público como a la industria privada. La gente de Texas que toma medidas para proteger su información personal debería ser capaz de confiar en que las empresas y el gobierno de hagan lo mismo. La Procuraduría General continuará aplicando firmemente las leyes contra el robo de identidad para proteger a los consumidores de Texas. RECUERDE Proteja su información confidencial ¡Destrózalo! Rompa en pedazos todo papel que tenga su información confidencial antes de tirarlo. Cuando se deshaga de una computadora o aparato inalámbrico, ante todo elimine permanentemente toda su información confidencial del disco duro, o contacte a un experto de tecnología acerca de la forma de eliminar toda la información debidamente. Si usted ha sido víctima del robo de identidad, obtenga nuestro paquete de robo de identidad en www.oag.state.tx.us Las leyes de Texas para proteger los archivos de los clientes Ley de Cumplimiento y Protección Contra el Robo de Identidad, Capítulo 48, Código de Empresas y Comercio, requiere que las empresas protejan y destrocen la información confidencial de sus clientes. Capítulo 35, Código de Empresas y Comercio, requiere que las empresas desarrollen procedimientos para el manejo y eliminación segura de los archivos de los clientes. La Ley de Prácticas Empresariales Engañosas requiere que las empresas se apeguen a cualquier normativa de privacidad que hayan publicado. Para ver las normas de Texas, acuda a www.capitol.state.tx.us Para reportar la eliminación indebida de documentos, póngase en contacto con las entidades de ley local, o llame a la Procuraduría General gratuitamente al 800-252-8011. Para mayor información sobre este y demás temas del consumidor, acuda a la página Internet del Procurador General en www.oag.state.tx.us.