El fraude de cheques falsos afecta a organizaciones benéficas

Hay un nuevo tipo de fraude de cheques falsificados (vea anexo), y mi oficina ha recibido reportes de que organizaciones benéficas en Texas podrían estar en la mira de estos estafadores.


Recientemente nos contactó una organización sin fin de lucro del centro de Texas que inesperadamente recibió lo que parecían ser tres giros postales legítimos por un total de 2,700 dólares. No venía ninguna explicación acerca de quién los había enviado, ni tampoco la razón de su envío. Éstos llegaron con varias estampillas postales de Nigeria apegadas por fuera del sobre. Y aún más misterioso, la dirección del remitente del cheque, la cual estaba escrita a mano en los giros postales, indicaba ser de Memphis, Tennessee.


Un representante de la organización comenzó a sospechar sobre por qué un benefactor misterioso de África enviaría un regalo tan generoso a una pequeña entidad caritativa del centro Texas. Afortunadamente, ella no depositó los giros postales. En lugar de ello, ella se puso en contacto con mi oficina y pudimos confirmar que los cheques eran falsos. (Vea anexo para ver un ejemplar de los cheques falsos.)


Mientras que en este caso el grupo logró evitar ser víctima de un aparente fraude, es posible que otras organizaciones también estén en la mira de estos estafadores. Al igual que con la versión de este engaño cuyo blanco son los consumidores individuales que ofrecen a la venta artículos de alto valor en la Internet, sospechamos que estos estafadores están intentando defraudar a grupos caritativos instándoles a depositar cheques y regresar una porción de los fondos al extranjero a través de giros electrónicos.


Después de depositar los fondos, los grupos probablemente serán contactados por una persona indicando que ocurrió una “equivocación” en la cantidad enviada u ofreciendo alguna otra razón por la que el grupo caritativo recibió más de lo que debería. El estafador entonces le pedirá al grupo que le envíe una parte de los fondos a través de un giro electrónico, y que se quede con la cantidad “intencionada” del donativo. Mientras que los bancos típicamente harán disponibles los fondos depositados en la cuenta del grupo poco después de que sean depositados, podrían transcurrir varios días antes de que se descubra que los cheques o giros postales son falsos. Para ese entonces la organización caritativa ya ha enviado el dinero al extranjero y no tiene esperanzas de recuperarlo.


Ya sea usted un vendedor privado, una empresa, o miembro de un grupo caritativo, tenga cuidado de cualquier persona o entidad que le envía giros postales del extranjero y le exige que usted devuelva parte de ese dinero. Quizás hasta le ofrezcan una explicación razonable, pero su verdadera intención es robarle su dinero y desaparecer.


Si usted sospecha de la autenticidad de un giro postal (money order), contacte a su oficina de correo local. (Vea anexo para mayor información sobre cómo identificar una falsificación.)

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back

LAS ALERTAS AL CONSUMIDOR - La Procuraduría General acepta quejas por parte del consumidor sobre negocios. Asimismo, cuando existe un patrón de quejas justificando intervención, la Procuraduría General puede entablar una demanda civil conforme a las leyes de protección al consumidor, lo cual a veces puede resultar en que una compañía debe de indemnizar a los consumidores - vea nuestra página Internet de Demandas Mayores. Sin embargo, cuando un consumidor es engañado por un defraudador, el proceso de protección al consumidor no lo puede ayudar ya que, para que podamos ayudarlo, debemos contar con la buena fe de una compañía, a la que le es importante mantener a sus clientes satisfechos. Una demanda civil puede poner a un negocio sin escrúpulos fuera de servicio, pero normalmente no otorga indemnización.

Aquellos individuos que cometen fraudes generalmente caen bajo la jurisdicción de un fiscal penal - en Texas, este el fiscal de distrito (district attorney) o fiscal del condado (county attorney). Sin embargo, a pesar de ser acusados y condenados, estos estafadores normalmente ya no poseen su dinero, porque lo gastan tan rápido como lo hayan robado. Una persona que ha sido víctima de una estafa o fraude, debe de reportarlo inmediatamente al departamento de policía o al alguacil (sheriff). Pero lo mejor que un consumidor puede hacer es estar alerta a los fraudes o estafas, y así no ser engañado en primer lugar. Por esta razón, la Procuraduría General emite estas alertas al consumidor tan pronto como nos enteramos, a través de personas que nos contactan o por otros medios, cuando una estafa o fraude ha occurido.

Revised: