Los hispanos son el enfoque de un sospechoso “sorteo” de vacaciones

La Procuraduría General de Texas ha recibido información de consumidores hispanos a quienes se les han hecho llamadas telefónicas inesperadas, a menudo a sus teléfonos celulares, informándoles que han "ganado" unas divertidas vacaciones. Los consumidores que han contestado a estas llamadas primero escuchan una grabación en español que les dice "presione el 1 si su número de tarjeta de crédito comienza con el 4". Después de seguir estas instrucciones, los consumidores son conectados a una persona de habla hispana que felicita entusiasmadamente al consumidor por haber ganado un paquete de viaje con boletos de avión y hotel a lugares como Disney World o Las Vegas.


Ante todo, la grabación inicial que le pregunta a los consumidores si su tarjeta de crédito comienza con el número 4 simplemente es una trampa para asegurarse de que aquellos que procedan a hablar con un representante en vivo tengan una tarjeta de crédito. Un gran número de tarjetas de crédito comienzan con el número 4.


Una vez que hablan con un agente, los consumidores se dan cuenta de que tienen que darle al representante su número de tarjeta de crédito completo y pagar 399 dólares de "cuota de procesamiento” por estas fabulosas vacaciones. Los consumidores que son indecisos inmediatamente son sujetos a tácticas de ventas de alta presión, y los agentes les dicen a tales consumidores que están descuidando el bienestar de sus hijos al no aceptar este buen trato que toda la familia disfrutaría.


Es muy improbable que alguien pueda ofrecer legítimamente un paquete de excursión como el que se está tratando de vender por sólo 399 dólares. Además, los consumidores que aceptan la oferta le estarían revelando la información de su tarjeta de crédito a un completo desconocido.


JAMÁS le dé su número de tarjeta de crédito o cualquier otra información financiera a agentes de telemercadeo que llamen inesperadamente y utilicen tácticas insistentes como estas. Si usted debe pagar alguna cantidad, entonces no es un regalo. Simplemente cuelgue la línea.


Si está recibiendo llamadas como estas y desea reportarlas a la Procuraduría General llame al 1-800-252-8011 o vaya a la página Internet en www.oag.state.tx.us. Nuestra línea especial de ayuda y página Internet ofrecen información bilingüe.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back

LAS ALERTAS AL CONSUMIDOR - La Procuraduría General acepta quejas por parte del consumidor sobre negocios. Asimismo, cuando existe un patrón de quejas justificando intervención, la Procuraduría General puede entablar una demanda civil conforme a las leyes de protección al consumidor, lo cual a veces puede resultar en que una compañía debe de indemnizar a los consumidores - vea nuestra página Internet de Demandas Mayores. Sin embargo, cuando un consumidor es engañado por un defraudador, el proceso de protección al consumidor no lo puede ayudar ya que, para que podamos ayudarlo, debemos contar con la buena fe de una compañía, a la que le es importante mantener a sus clientes satisfechos. Una demanda civil puede poner a un negocio sin escrúpulos fuera de servicio, pero normalmente no otorga indemnización.

Aquellos individuos que cometen fraudes generalmente caen bajo la jurisdicción de un fiscal penal - en Texas, este el fiscal de distrito (district attorney) o fiscal del condado (county attorney). Sin embargo, a pesar de ser acusados y condenados, estos estafadores normalmente ya no poseen su dinero, porque lo gastan tan rápido como lo hayan robado. Una persona que ha sido víctima de una estafa o fraude, debe de reportarlo inmediatamente al departamento de policía o al alguacil (sheriff). Pero lo mejor que un consumidor puede hacer es estar alerta a los fraudes o estafas, y así no ser engañado en primer lugar. Por esta razón, la Procuraduría General emite estas alertas al consumidor tan pronto como nos enteramos, a través de personas que nos contactan o por otros medios, cuando una estafa o fraude ha occurido.

Revised: