Haga sus donativos con cuidado durante esta temporada de fiestas

Para la mayoría de las personas, estos días festivos son el momento propicio para compartir y demostrar su generosidad. Desafortunadamente, para los estafadores estos sentimientos son sólo una oportunidad más para aprovecharse y robar. Haga su donativo, pero con prudencia.

No le entregue su número de tarjeta de crédito a una persona que solicita donativos por teléfono, no importa si su súplica es sumamente convincente o dolorosa. Asimismo, tenga cuidado de las estafas que utilizan correos electrónicos basura conocidos como “spam”, lo cual podría ser una petición por correo electrónico que le presenta con un enlace a una página Internet para la organización benéfica, la cual puede parecer ser legítima, pero en realidad es sólo una buena imitación. Investigue por cuenta propia, y asegúrese de que en realidad está haciendo su donativo a una organización benéfica.

Algunas compañías promueven ciertas causas y un porcentaje de sus ventas se dirigen a una caridad específica. Tenga cuidado al comprar un producto sólo porque considera que una parte de su dinero será entregado a una organización de beneficiencia, ya que el producto podría estar de venta a un precio demasiado alto o la contribución real podría ser muy pequeña. Recuerde, usted siempre puede llamar a una organización benéfica directamente para entregarle una contribución.

Haga preguntas. Si desconoce a la organización caritativa, solicite el nombre completo de la organización, su dirección y número de teléfono. Muchas organizaciones tienen nombres que son muy parecidos a los de caridades más reconocidas.

Conozca como será distribuido su donativo. ¿Cuánto será dirigido al programa que usted pretende apoyar y cuánto será utilizado para cubrir los gastos administrativos y de telemercadéo?

La mayoría de las organizaciones caritativas de buen mérito no intentan provocar su donativo informándole que ya ganó un premio, cuando usted no ha participado en tal sorteo.

Algunos estafadores quizás eviten usar el correo, ya que de tal forma no pueden ser enjuiciados bajo las leyes federales contra el fraude cometido por medio del servicio postal. En lugar de usar el correo, insisten en usar servicios de mensajería privada o hasta se presentan personalmente a su casa para recoger los cheques.

Obtenga información escrita por parte de la caridad antes de donar, inclusive el reporte anual u otra información financiera.

No done dinero en efectivo. Escriba un cheque a nombre de la caridad o, si usted está donando algún tipo de propiedad, solicite un recibo.

Consulte a un abogado antes de hacer un donativo considerable, ya sea si piensa donar directamente, a través de su testamento o mediante un fideicomiso (trust).


NINGÚN NEGOCIO LEGÍTIMO LE VA A PEDIR SU NÚMERO DE SEGURO SOCIAL, INFORMACIÓN BANCARIA U OTRA INFORMACIÓN PERSONAL A TRAVÉS DE SU PÁGINA INTERNET O DE UN CORREO ELECTRÓNICO. Haga que sus generosas donaciones cuenten: Haga su donativo con cuidado.

Les deseo unas felices y seguras fiestas.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back

LAS ALERTAS AL CONSUMIDOR - La Procuraduría General acepta quejas por parte del consumidor sobre negocios. Asimismo, cuando existe un patrón de quejas justificando intervención, la Procuraduría General puede entablar una demanda civil conforme a las leyes de protección al consumidor, lo cual a veces puede resultar en que una compañía debe de indemnizar a los consumidores - vea nuestra página Internet de Demandas Mayores. Sin embargo, cuando un consumidor es engañado por un defraudador, el proceso de protección al consumidor no lo puede ayudar ya que, para que podamos ayudarlo, debemos contar con la buena fe de una compañía, a la que le es importante mantener a sus clientes satisfechos. Una demanda civil puede poner a un negocio sin escrúpulos fuera de servicio, pero normalmente no otorga indemnización.

Aquellos individuos que cometen fraudes generalmente caen bajo la jurisdicción de un fiscal penal - en Texas, este el fiscal de distrito (district attorney) o fiscal del condado (county attorney). Sin embargo, a pesar de ser acusados y condenados, estos estafadores normalmente ya no poseen su dinero, porque lo gastan tan rápido como lo hayan robado. Una persona que ha sido víctima de una estafa o fraude, debe de reportarlo inmediatamente al departamento de policía o al alguacil (sheriff). Pero lo mejor que un consumidor puede hacer es estar alerta a los fraudes o estafas, y así no ser engañado en primer lugar. Por esta razón, la Procuraduría General emite estas alertas al consumidor tan pronto como nos enteramos, a través de personas que nos contactan o por otros medios, cuando una estafa o fraude ha occurido.

Revised: