Estafadores se aprovechan del nuevo plan federal de estímulo económico

La gente de Texas debe estar alerta sobre una estafa que ha surgido en relación a la propuesta federal de estímulo económico. Según la legislación que fue aprobada recientemente, el Servicio de Rentas Internas (Internal Revenue Service, IRS) le enviará un cheque de reembolso de impuestos a personas eligibles en Texas en los próximos meses. El Presidente Bush ha señalado que él firmará tal paquete el miércoles.

Recientemente varias personas en Texas han presentado quejas ante la Procuraduría General tras recibir correo electrónico y llamadas telefónicas inesperadas de parte de supuestos agentes del IRS asegurando que a tales contribuyentes de impuestos les corresponden los “reembolsos del Presidente Bush”. Los estafadores exigen los números de Seguro Social y de cuenta bancaria de los contribuyentes de impuestos, afirmando que el IRS utilizará la información para depositar directamente los “cheques de reembolso” a las cuentas de los contribuyentes.

Esto es indiscutiblemente una estafa de robo de identidad. El IRS jamás le llama o envía correo electrónico inesperadamente a los contribuyentes de impuestos para exigir su información confidencial con el fin de realizar un depósito directo. Los contribuyentes de impuestos que reciban comunicados de este tipo simplemente deben colgar la línea o eliminar el correo electrónico.

Los texanos que hayan recibido llamadas o correos engañosos pueden presentar una queja ante el IRS acudiendo a su página Internet en www.irs.gov o llamando al (800) 829-1040. Asimismo, los consumidores pueden reportar tales llamadas a nuestra oficina.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back

LAS ALERTAS AL CONSUMIDOR - La Procuraduría General acepta quejas por parte del consumidor sobre negocios. Asimismo, cuando existe un patrón de quejas justificando intervención, la Procuraduría General puede entablar una demanda civil conforme a las leyes de protección al consumidor, lo cual a veces puede resultar en que una compañía debe de indemnizar a los consumidores - vea nuestra página Internet de Demandas Mayores. Sin embargo, cuando un consumidor es engañado por un defraudador, el proceso de protección al consumidor no lo puede ayudar ya que, para que podamos ayudarlo, debemos contar con la buena fe de una compañía, a la que le es importante mantener a sus clientes satisfechos. Una demanda civil puede poner a un negocio sin escrúpulos fuera de servicio, pero normalmente no otorga indemnización.

Aquellos individuos que cometen fraudes generalmente caen bajo la jurisdicción de un fiscal penal - en Texas, este el fiscal de distrito (district attorney) o fiscal del condado (county attorney). Sin embargo, a pesar de ser acusados y condenados, estos estafadores normalmente ya no poseen su dinero, porque lo gastan tan rápido como lo hayan robado. Una persona que ha sido víctima de una estafa o fraude, debe de reportarlo inmediatamente al departamento de policía o al alguacil (sheriff). Pero lo mejor que un consumidor puede hacer es estar alerta a los fraudes o estafas, y así no ser engañado en primer lugar. Por esta razón, la Procuraduría General emite estas alertas al consumidor tan pronto como nos enteramos, a través de personas que nos contactan o por otros medios, cuando una estafa o fraude ha occurido.

Revised: