El Procurador General Abbott aconseja prestar atención al robo de identidad

Según la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC), Texas es el segundo estado del país en el que más se han presentado quejas de robo de identidad, así que los texanos deben proteger cuidadosamente su identidad y calificación de crédito. En 2008, casi 32,000 texanos fueron víctimas de robo de identidad y como consecuencia, perdieron miles de dólares y tiempo tratando de corregir su calificación de crédito y su historial financiero personal.

El robo de identidad es un delito que ocurre cuando un delincuente usa ilegalmente la información de identificación de otra persona, ya sea su nombre, dirección, número de licencia de conducir, de Seguro Social o de tarjeta de crédito, para cometer fraude u otros delitos. A veces se detecta rápido el robo de identidad, pero en otras ocasiones pueden pasar años antes de que salga a la luz. Por lo tanto, la víctima quizás no reconozca el robo hasta que esté destruido su crédito. Nadie, ni los niños, son inmunes a este delito.

Por lo general, la víctima de robo de identidad pierde cientos de dólares y tiene que pasar horas corrigiendo los daños. Pero los peores casos pueden costar miles de dólares y tomar años para corregirse completamente. Para ayudar a prevenir el robo de identidad, la Procuraduría General lleva a cabo iniciativas de educación pública y procesa a vendedores que no protegen la información personal de sus clientes.

Los ladrones de identidad obtienen la información personal de sus víctimas de diferentes maneras. A continuación se encuentran algunas:

* Busqueda en contenedores de basura. Los ladrones sacan de la basura facturas y otros documentos. Aunque la ley de Texas prohíbe a los vendedores simplemente tirar los documentos que contienen información sensible de sus clientes, cuando una tienda u oficina comete un error, los ladrones de identidad pueden recuperar grandes cantidades de información personal de contenedores de basura accesibles al público. Para evitar que los ladrones de identidad saquen de la basura información personal, los texanos deben usar un triturador para destruir documentos financieros y papeleo con información personal.
* Detección de información. Algunos ladrones de identidad usan un aparato de almacenamiento para copiar números de tarjetas de crédito cuando los vendedores procesan las tarjetas de crédito. Los texanos pueden evitar ser víctimas de esta táctica revisando los estados de cuenta de sus tarjetas de crédito.
* Correos electrónicos engañosos (phishing). Los ladrones se hacen pasar por instituciones financieras o vendedores cibernéticos y envían correos electrónicos que parecen oficiales en un intento por engañar a los usuarios de Internet para que revelen su información personal. Los texanos pueden evitar ser víctimas de estas tácticas negándose a dar su contraseña o información sensible (detalles personales o de la cuenta bancaria) por correo electrónico o en respuesta a llamadas telefónicas no solicitadas.
* Pretextos. Igual que los correos electrónicos engañosos, esta estrategia usa información falsa para obtener información personal de instituciones financieras, empresas telefónicas y otras fuentes. Los texanos pueden evitar ser víctimas de estas tácticas negándose a dar su contraseña o información sensible (detalles personales o de la cuenta bancaria) por correo electrónico o en respuesta a llamadas telefónicas no solicitadas.
* Ofertas de trabajo falsas. Los ladrones de identidad colocan anuncios de empleo falsos y piden a las personas que contestan que llenen solicitudes que incluyen su información personal. Los texanos pueden evitar ser víctimas de esta táctica investigando a una empresa antes de dar su información personal. Las personas que buscan trabajo deben solicitarlo solo en la dirección física o página Internet de una empresa reconocida.
* Cambio de dirección. Los ladrones de identidad usan los formularios de cambio de dirección para desviar el correo de un consumidor a otra dirección llenando uno de estos formularios. La oficina de correo postal de Estados Unidos ahora envía una “Carta de validación de mudanza” a la nueva y antigua dirección cuando se llena un formulario de cambio de dirección. Si los texanos reciben una de estas cartas pero no solicitaron el cambio, deben llamar inmediatamente a la oficina de correos.
* Robo tradicional. Al robar artículos como carteras, PDA, computadoras portátiles, bolsas de mano, cheques nuevos, información de impuestos o archivos de personal, los ladrones de identidad pueden tener acceso a la información personal que necesitan para cometer el robo de identidad. Los texanos pueden evitar ser víctimas de robo de identidad protegiendo estos archivos sensibles con cuidado, y llevando consigo los documentos que necesitan. Si los documentos son robados o se pierden, los texanos deben cancelar las tarjetas de crédito perdidas o robadas y alertar a sus bancos.
* Mirando sobre el hombro. Simplemente viendo sobre el hombro de la víctima, los ladrones de identidad pueden obtener información personal, como la tarjeta de débito. Los texanos pueden evitar esta táctica estando alertas a su entorno y escondiendo cuidadosamente la información personal y los números PIN.
* Piratería. Los piratas cibernéticos obtienen información metiéndose a sistemas de computadoras. Los texanos pueden evitar a los piratas cibernéticos usando programas antivirus, cortafuegos y otros métodos para mantener la computadora segura. Los texanos deben mantener actualizados la mayor cantidad posible de programas para asegurar que reciben las protecciones más recientes.
* Trabajo en su casa. Los contratistas residenciales u otros trabajadores pueden usar erróneamente información personal que encuentran a la vista. Los texanos pueden evitar esta táctica guardando documentos sensibles en un lugar seguro y limitando el número de trabajadores no supervisados que hay en su hogar.



Los texanos deben revisar su estado de cuenta financiero con regularidad y buscar actividad inusual. También deben solicitar y revisar su reporte de crédito cada año. Para obtener una copia gratis de las “tres principales” agencias de reporte de rédito, visite www.AnnualCreditReport.com, llame al (877) 322-8228 o escriba a: Annual Credit Report Request Service, P.O. Box 105281, Atlanta, Ga. 30348-5281.

Los texanos que creen que les han robado su identidad pueden seguir estos pasos para minimizar sus pérdidas:

Primero, pedir que se coloque una "Alerta de fraude" en su reporte de crédito, lo cual requiere que los acreedores sigan un procedimiento especial antes de crear cuentas nuevas o hacer cambios a la cuenta existente. Una llamada a cualquiera de las tres principales agencias de reporte de crédito puede iniciar una alerta de frade de 90 días.

Las alertas de fraude permiten a los usuarios de crédito recibir copias gratis de su reporte de crédito. Las posibles víctimas de robo de identidad deben revisar si empresas con las que no han tenido contacto han pedido información sobre su crédito, ver si hay cuentas que no abrieron y deudas en su cuenta que son desconocidas.

Las víctimas de robo de identidad deben presentar quejas ante la Procuraduría General y la Comisión Federal de Comercio (FTC). Una queja impresa de la FTC, la cual está disponible en línea, junto con un reporte policial, pueden constituir un reporte de robo de identidad y dar a la víctima ciertas protecciones. El reporte de robo de identidad puede ser utilizado para:

* bloquear permanentemente información fraudulenta para que no aparezca en el reporte de crédito;
* asegurar que las deudas indebidas no reaparezcan en un reporte de crédito;
* evitar que una empresa siga cobrando deudas causadas por el robo de identidad; y
* colocar una alerta de fraude ampliada en el reporte de crédito.




La página Internet de la Procuraduría General contra el robo de identidad, www.texasfightsidtheft.gov, contiene mucha información útil para las víctimas de robo de identidad, entre esta, el Paquete para las Víctimas del Robo de Identidad, en español e inglés. La información en www.texasfightsidtheft.gov ayudará a evitar que un perpetrador siga usando la identidad robada y ayudará a la víctima a recuperarse de los efectos. El sitio explica cómo reportar el delito, trabajar con empresas, cerrar cuentas fraudulentas y colocar una alerta de seguridad o congelamiento en un reporte de crédito.

Para más información sobre cómo recuperarse del robo de identidad y los pasos que los texanos pueden tomar para proteger su información personal, visite www.protectyouridnow.org o www.texasfightsidtheft.gov.

Otros recursos:
Procuraduría General
(800) 252-8011

Comisión Federal de Comercio
Línea Directa Conra el Robo de identidad: (877) 438-4338
TTY: (866) 653-4261

Centro de Información de la FTC de Robo de identidad
600 Pennsylvania Avenue, NW
Washington, DC 20580
www.ftc.gov
www.consumer.gov

Empresas de reporte de crédito
Equifax: (800) 525-6285
Experian: (888) 397-3742
TransUnion: (800) 680-7289

Oficina de Éticas Empresariales
www.bbb.org

Nota: esta Alerta al Consumidor fue emitida por la Procuraduría General como parte de la Semana Nacional de Protección al Consumidor.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back

LAS ALERTAS AL CONSUMIDOR - La Procuraduría General acepta quejas por parte del consumidor sobre negocios. Asimismo, cuando existe un patrón de quejas justificando intervención, la Procuraduría General puede entablar una demanda civil conforme a las leyes de protección al consumidor, lo cual a veces puede resultar en que una compañía debe de indemnizar a los consumidores - vea nuestra página Internet de Demandas Mayores. Sin embargo, cuando un consumidor es engañado por un defraudador, el proceso de protección al consumidor no lo puede ayudar ya que, para que podamos ayudarlo, debemos contar con la buena fe de una compañía, a la que le es importante mantener a sus clientes satisfechos. Una demanda civil puede poner a un negocio sin escrúpulos fuera de servicio, pero normalmente no otorga indemnización.

Aquellos individuos que cometen fraudes generalmente caen bajo la jurisdicción de un fiscal penal - en Texas, este el fiscal de distrito (district attorney) o fiscal del condado (county attorney). Sin embargo, a pesar de ser acusados y condenados, estos estafadores normalmente ya no poseen su dinero, porque lo gastan tan rápido como lo hayan robado. Una persona que ha sido víctima de una estafa o fraude, debe de reportarlo inmediatamente al departamento de policía o al alguacil (sheriff). Pero lo mejor que un consumidor puede hacer es estar alerta a los fraudes o estafas, y así no ser engañado en primer lugar. Por esta razón, la Procuraduría General emite estas alertas al consumidor tan pronto como nos enteramos, a través de personas que nos contactan o por otros medios, cuando una estafa o fraude ha occurido.

Revised: