El Procurador General Abbott advierte contra estafa de cheques del IRS falsos

La Procuraduría General ha recibido quejas de texanos que fueron engañados por estafadores con cheques falsos de alta calidad que parecían ser del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Según una variante de la estafa, los cheques fueron enviados por correo con instrucciones que indicaban a quienes los recibían que los cambiaran y enviaran parte del dinero al extranjero.

En una segunda variante de la estafa, las instrucciones indicaban que debían depositar el cheque en su cuenta y llamar para recibir instrucciones adicionales. Una vez que llamaban, los estafadores les decían a las víctimas que enviaran 90 por ciento de los fondos y se quedaran con el 10 por ciento. Sin embargo, como el cheque es falso, no transfiere nada de fondos a la cuenta del que lo recibió. Por lo tanto, la persona no solo pierde los fondos que envió, puede que enfrente cuotas del banco y quizás tenga que explicar sus acciones a las autoridades.

Ambas son variantes de una conocida estafa llamada fraude de cuota por adelantado, en la que los delincuentes usan cheques de cajero falsos y otras herramientas financieras para estafar a sus víctimas. Este tipo de estafas tiende a cambiar frecuentemente, pero algunas características son constantes. Las comunicaciones a menudo:
• Contienen errores gramaticales o de ortografía;
• Son enviadas de Canadá u otro país extranjero;
• Piden que se envíe un giro postal, en lugar de dinero por correo;
• Amenazan con sanciones legales o monetarias si se hace caso omiso de la carta; y
• Exigen atención urgente.

Los texanos que reciben cheques de reembolso de impuestos del IRS deben pensar en su situación personal. ¿Enviaron ya su declaración de impuestos federales? ¿Esperaban un reembolso? ¿Es la cantidad que esperaban? ¿Esperaban un cheque o solicitaron depósito directo? Los texanos deben desconfiar de cualquier cheque inesperado que reciban, especialmente si viene de una persona u organización desconocida.

Los cheques legítimos del Tesoro de Estados Unidos siempre llegan en un sobre con la dirección del Departamento del Tesoro, nunca llegan acompañados de una carta que no sea del Tesoro de Estados Unidos, y nunca pedirán a quien los recibe que envíe una parte de los fondos a alguien más. Ambos cheques, legítimos y falsos, incluyen advertencias en el dorso que dicen, en inglés, "WARNING: Do not cash check without noting watermark. Hold to light to verify watermark." [traducción: “ADVERTENCIA: no cambiar el cheque sin verificar la marca. Mirar a contraluz para ver la marca”.] Los cheques legítimos tienen incrustada en el papel una marca que dice “U.S. Tresury” y solo se puede ver si se coloca el papel contra la luz. Sin embargo, los estafadores perfeccionan constantemente sus artimañas y versiones en el futuro quizás parezcan más auténticas. Los texanos que sospechan de un cheque deben ignorarlo o llevarlo a las autoridades para que lo verifiquen.

Muchas personas confían en los cheques del departamento del Tesoro, pero algunas falsificaciones son tan convincentes que han logrado engañar hasta a los cajeros de los bancos. Pedir al banco verificación de que un cheque es válido puede ayudar a proteger a la persona que lo recibe, pero si al final se comprueba que es fraudulento, la persona no recibirá nada de dinero. Los bancos y demás instituciones financieras por lo general no absorben la pérdida si una persona es víctima de esta estafa. En algunos casos, las víctimas hasta podrían enfrentar cargos criminales por cobrar cheques de cajero o giros postales falsos.

Los texanos que quieran más información sobre el fraude o crean que han sido el enfoque de esta u otras estafas, pueden comunicarse con la Procuraduría General llamando gratis al (800) 252-8011 o en por Internet en www.texasattorneygeneral.gov. La Procuraduría General cuenta con información y personal bilingue para atenderle.

Otros recursos:

Servicio de Inspección del Correo Postal de Estados Unidos
(877) 876-2455
https://postalinspectors.uspis.gov

Centro Canadiense de Llamadas Contra el Fraude (PhoneBusters)
Una colaboración de la Policía Montada del Canadá y la Policía de la Provincia de Ontario
(888) 495-8501
www.phonebusters.com

División del IRS de Investigaciones Penales
www.treas.gov/irs/ci

Inspector General del Tesoro de Estados Unidos para la Administración Tributaria
(800) 366-4484
www.treas.gov/tigta

FakeChecks.org
Una página Internet educativa de la Liga Nacional de Consumidores
www.fakechecks.org

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back

LAS ALERTAS AL CONSUMIDOR - La Procuraduría General acepta quejas por parte del consumidor sobre negocios. Asimismo, cuando existe un patrón de quejas justificando intervención, la Procuraduría General puede entablar una demanda civil conforme a las leyes de protección al consumidor, lo cual a veces puede resultar en que una compañía debe de indemnizar a los consumidores - vea nuestra página Internet de Demandas Mayores. Sin embargo, cuando un consumidor es engañado por un defraudador, el proceso de protección al consumidor no lo puede ayudar ya que, para que podamos ayudarlo, debemos contar con la buena fe de una compañía, a la que le es importante mantener a sus clientes satisfechos. Una demanda civil puede poner a un negocio sin escrúpulos fuera de servicio, pero normalmente no otorga indemnización.

Aquellos individuos que cometen fraudes generalmente caen bajo la jurisdicción de un fiscal penal - en Texas, este el fiscal de distrito (district attorney) o fiscal del condado (county attorney). Sin embargo, a pesar de ser acusados y condenados, estos estafadores normalmente ya no poseen su dinero, porque lo gastan tan rápido como lo hayan robado. Una persona que ha sido víctima de una estafa o fraude, debe de reportarlo inmediatamente al departamento de policía o al alguacil (sheriff). Pero lo mejor que un consumidor puede hacer es estar alerta a los fraudes o estafas, y así no ser engañado en primer lugar. Por esta razón, la Procuraduría General emite estas alertas al consumidor tan pronto como nos enteramos, a través de personas que nos contactan o por otros medios, cuando una estafa o fraude ha occurido.

Revised: