Estafa en Pagos de Facturas de Servicios Públicos

En una nueva estafa de robo de identidad que se está extendiendo por el país se afirma que los Americanos pueden obtener asistencia financiera federal para ayudar a pagar el costo de las facturas por los servicios públicos como electricidad, gas o agua.

Haciendo uso de medios de comunicación social, llamadas telefónicas, mensajes de texto, y solicitudes en persona, los estafadores establecen contacto con los clientes diciéndoles que un nuevo programa federal establecido por la Administración de Obama está dando créditos gratuitos para pagar las facturas de servicios públicos o hacer los pagos a nombre del cliente.

Para beneficiarse del supuesto programa, los clientes tienen que dar su número de Seguro Social y el código de su banco. Las víctimas que dan su información reciben un supuesto “código de banco de la Reserva Federal" para pagar sus facturas de servicios públicos. A los clientes se les hace creer que sus facturas serán pagadas si usan este código de banco e ingresan su número de Seguro Socia y número de cuenta bancaria.

La realidad es que este programa no existe y no hay dinero federal o pagos aplicados a la cuenta de los clientes. Los clientes que usan el código de banco fraudulento aún tienen la responsabilidad de pagar por sus cuentas de serviciosy tienen que hacer los pagos por cuenta propia.
Para evitar caer en esta estafa, los usuarios de servicios públicos de Texas deben considerar estos tres consejos:
• Nunca dé su número de Seguro Social, número de tarjeta de crédito o información bancaria a nadie que pida esta información durante una llamada que usted no haya solicitado o una visita en su hogar.
• Si alguna persona llama y dice estar representando cierta compañía de servicios y exige pago inmediato o información personal, cuelgue el teléfono y llame al número de servicio al cliente de dicha proveedora de servicios. Los Texanos nunca deben de ceder a la presión que se hace durante llamadas que piden información personal.
• Los Texanos nunca deben permitir que alguien entre en sus casas para revisar el cableado eléctrico, el conducto de gas natural o diferentes aparatos al menos que usted haya hecho una cita previamente o si es que algún problema en un servicio ha sido reportado. En cualquier momento que un empleado de la compañía de servicios llega a la propiedad, el usuario debe de pedir que el empleado presente una identificación apropiada.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back

LAS ALERTAS AL CONSUMIDOR - La Procuraduría General acepta quejas por parte del consumidor sobre negocios. Asimismo, cuando existe un patrón de quejas justificando intervención, la Procuraduría General puede entablar una demanda civil conforme a las leyes de protección al consumidor, lo cual a veces puede resultar en que una compañía debe de indemnizar a los consumidores - vea nuestra página Internet de Demandas Mayores. Sin embargo, cuando un consumidor es engañado por un defraudador, el proceso de protección al consumidor no lo puede ayudar ya que, para que podamos ayudarlo, debemos contar con la buena fe de una compañía, a la que le es importante mantener a sus clientes satisfechos. Una demanda civil puede poner a un negocio sin escrúpulos fuera de servicio, pero normalmente no otorga indemnización.

Aquellos individuos que cometen fraudes generalmente caen bajo la jurisdicción de un fiscal penal - en Texas, este el fiscal de distrito (district attorney) o fiscal del condado (county attorney). Sin embargo, a pesar de ser acusados y condenados, estos estafadores normalmente ya no poseen su dinero, porque lo gastan tan rápido como lo hayan robado. Una persona que ha sido víctima de una estafa o fraude, debe de reportarlo inmediatamente al departamento de policía o al alguacil (sheriff). Pero lo mejor que un consumidor puede hacer es estar alerta a los fraudes o estafas, y así no ser engañado en primer lugar. Por esta razón, la Procuraduría General emite estas alertas al consumidor tan pronto como nos enteramos, a través de personas que nos contactan o por otros medios, cuando una estafa o fraude ha occurido.

Revised: