Estafa por correo electrónico: Se le ha cobrado a su tarjeta de crédito...

Varios consumidores nos han contactado recientemente para reportar otra estafa más que se lleva cabo a través del correo electrónico. La estafa es un intento ligeramente disfrazado, cuyo fin es robarle información financiera al consumidor. La línea de tema del envío electrónico dice “Se le ha cobrado a su cuenta de crédito... [la cantidad]”. El correo electrónico luego asegura que el consumidor ha sido identificado como administrador de una pagina de internet pornográfica o como alguien que lava dinero- acusaciones que muchas personas estarían ansiosas de negar. El correo electrónico informa que el consumidor puede oprimir el “no”. Pero si lo hace, el consumidor por lo menos le ha confirmado a los estafadores que su dirección de correo electrónico es válida y está activa, lo que significa que en el futuro recibirá muchos correos adicionales de parte de estos estafadores. El mensaje también solicita información financiera personal, incluso el número de su tarjeta de crédito.

Este es sólo el más reciente de la aparentemente interminable variedad de fraudes por correo electrónico que intentan engañar al consumidor para que le entregue a los delincuentes la información que necesitan para cometer el crimen de robo de identidad. No lo puedo decir lo suficiente: no le entregue su información personal o financiera en respuesta a cualquier persona o compañía desconocida que se la pida por correo electrónico.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back

LAS ALERTAS AL CONSUMIDOR - La Procuraduría General acepta quejas por parte del consumidor sobre negocios. Asimismo, cuando existe un patrón de quejas justificando intervención, la Procuraduría General puede entablar una demanda civil conforme a las leyes de protección al consumidor, lo cual a veces puede resultar en que una compañía debe de indemnizar a los consumidores - vea nuestra página Internet de Demandas Mayores. Sin embargo, cuando un consumidor es engañado por un defraudador, el proceso de protección al consumidor no lo puede ayudar ya que, para que podamos ayudarlo, debemos contar con la buena fe de una compañía, a la que le es importante mantener a sus clientes satisfechos. Una demanda civil puede poner a un negocio sin escrúpulos fuera de servicio, pero normalmente no otorga indemnización.

Aquellos individuos que cometen fraudes generalmente caen bajo la jurisdicción de un fiscal penal - en Texas, este el fiscal de distrito (district attorney) o fiscal del condado (county attorney). Sin embargo, a pesar de ser acusados y condenados, estos estafadores normalmente ya no poseen su dinero, porque lo gastan tan rápido como lo hayan robado. Una persona que ha sido víctima de una estafa o fraude, debe de reportarlo inmediatamente al departamento de policía o al alguacil (sheriff). Pero lo mejor que un consumidor puede hacer es estar alerta a los fraudes o estafas, y así no ser engañado en primer lugar. Por esta razón, la Procuraduría General emite estas alertas al consumidor tan pronto como nos enteramos, a través de personas que nos contactan o por otros medios, cuando una estafa o fraude ha occurido.

Revised: