Estafas relacionadas con la guerra

La actual guerra en Irak ha causado un flujo de generosidad e interés entre los estadounidenses hacia las tropas y sus familias al igual que por las causas humanitarias. Desafortunadamente, en momentos como estos, las estafas que utilizan la guerra para llevar a cabo el fraude se aprovechan de las buenas intenciones de las personas, desviando la ayuda que debería ir a los soldados y los refugiados. No ha pasado ni una semana desde que comenzó el conflicto y ya hemos recibido reportes aislados de organizaciones benéficas fraudulentas. En uno de los casos una compañía basada en la Internet que vendía productos con temas patrióticos declaraba que le estaba donando una parte de sus ganancias a la Cruz Roja. La compañía se ha retractado, después de haber enfrentado las fuertes declaraciones a lo contrario de esta reconocida organización internacional de ayuda. Recuerde, no es suficiente que reconozca el nombre de la organización benéfica a la que está dando su donativo: esté alerta a las estafas que utilizan el nombre de una organización legítima o que se parece mucho al de una organización benéfica legítima - lo cual es una práctica fraudulenta muy común.

Otras estafas relacionadas con la guerra contra las que se tiene que estar alerta incluyen la alza ilegal de precios a cantidades mayor al actual valor que se encuentra en el mercado cuando existe una emergencia, con el fin de aprovecharse del aumento en la necesidad o de la ansiedad de las personas. Durante la actual guerra en Irak, estamos observando de cerca los precios de la gasolina, para asegurar que los aumentos de precio en realidad se deben a acontecimientos en el mercado y no a temores sobre los suministros de petroleo. Reporte los incidentes específicos de posibles alzas ilegales de precios llenando nuestro formulario de quejas electrónico.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back

LAS ALERTAS AL CONSUMIDOR - La Procuraduría General acepta quejas por parte del consumidor sobre negocios. Asimismo, cuando existe un patrón de quejas justificando intervención, la Procuraduría General puede entablar una demanda civil conforme a las leyes de protección al consumidor, lo cual a veces puede resultar en que una compañía debe de indemnizar a los consumidores - vea nuestra página Internet de Demandas Mayores. Sin embargo, cuando un consumidor es engañado por un defraudador, el proceso de protección al consumidor no lo puede ayudar ya que, para que podamos ayudarlo, debemos contar con la buena fe de una compañía, a la que le es importante mantener a sus clientes satisfechos. Una demanda civil puede poner a un negocio sin escrúpulos fuera de servicio, pero normalmente no otorga indemnización.

Aquellos individuos que cometen fraudes generalmente caen bajo la jurisdicción de un fiscal penal - en Texas, este el fiscal de distrito (district attorney) o fiscal del condado (county attorney). Sin embargo, a pesar de ser acusados y condenados, estos estafadores normalmente ya no poseen su dinero, porque lo gastan tan rápido como lo hayan robado. Una persona que ha sido víctima de una estafa o fraude, debe de reportarlo inmediatamente al departamento de policía o al alguacil (sheriff). Pero lo mejor que un consumidor puede hacer es estar alerta a los fraudes o estafas, y así no ser engañado en primer lugar. Por esta razón, la Procuraduría General emite estas alertas al consumidor tan pronto como nos enteramos, a través de personas que nos contactan o por otros medios, cuando una estafa o fraude ha occurido.

Revised: