Fraude de Impuestos Contra Dueños de Negocios de Grupos Minoritarios

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos (U.S. Department of Justice) y el Servicio de Impuestos Internos (Internal Revenue Service, IRS) han reportado un fraude de impuestos en varios estados, incluyendo a Texas, Oklahoma, y Louisiana, afectando a personas Afro-Americanas que son dueños de negocio. Los estafadores ofrecen preparar y entregar la solicitud para los trámites de subvenciones federales para dueños de negocios que forman parte de un grupo minoritario. Sin embargo, en vez de presentar la solicitud para la subvención, los defraudadores anteponen una solicitud enmendada para la declaración de impuestos al nombre del cliente, para engañosamente recibir un reembolso de impuestos, a veces por más de 40,000 dólares. Los estafadores cobran cientos de dólares por supuestamente tramitar las solicitudes para las subvenciones, además de requerir que el consumidor pague un porcentaje de la “subvención”. Los consumidores no se enteraron que el estafador nunca entabló la solicitud para la subvención, y en la actualidad el defraudador cometió un fraude de impuestos con el nombre del cliente.
Los dueños de negocios que hayan sido contactados o engañados por esta estafa pueden ponerse en contacto con la Procuraduría General al 1-800-252-8011.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back

LAS ALERTAS AL CONSUMIDOR - La Procuraduría General acepta quejas por parte del consumidor sobre negocios. Asimismo, cuando existe un patrón de quejas justificando intervención, la Procuraduría General puede entablar una demanda civil conforme a las leyes de protección al consumidor, lo cual a veces puede resultar en que una compañía debe de indemnizar a los consumidores - vea nuestra página Internet de Demandas Mayores. Sin embargo, cuando un consumidor es engañado por un defraudador, el proceso de protección al consumidor no lo puede ayudar ya que, para que podamos ayudarlo, debemos contar con la buena fe de una compañía, a la que le es importante mantener a sus clientes satisfechos. Una demanda civil puede poner a un negocio sin escrúpulos fuera de servicio, pero normalmente no otorga indemnización.

Aquellos individuos que cometen fraudes generalmente caen bajo la jurisdicción de un fiscal penal - en Texas, este el fiscal de distrito (district attorney) o fiscal del condado (county attorney). Sin embargo, a pesar de ser acusados y condenados, estos estafadores normalmente ya no poseen su dinero, porque lo gastan tan rápido como lo hayan robado. Una persona que ha sido víctima de una estafa o fraude, debe de reportarlo inmediatamente al departamento de policía o al alguacil (sheriff). Pero lo mejor que un consumidor puede hacer es estar alerta a los fraudes o estafas, y así no ser engañado en primer lugar. Por esta razón, la Procuraduría General emite estas alertas al consumidor tan pronto como nos enteramos, a través de personas que nos contactan o por otros medios, cuando una estafa o fraude ha occurido.

Revised: