Cuidado Con “Subvenciones Gubernamentales” Fraudulentas

Las subvenciones del gobierno no son otorgadas a personas que no las han solicitado.

Recientemente, una señora contactó a la Procuraduría General para mayores informes sobre una subvención del gobierno que ella supuestamente iba a recibir. La señora jamás solicitó que el gobierno le regalará dinero. Sin embargo, ella inesperadamente recibió una llamada telefónica informándole que una amiga había solicitado la subvención a nombre de ella. Supuestamente fue así que la persona que llamó consiguió el número de teléfono de la consumidora. La persona que la llamó no se identificó, ni tampoco identificó el tipo de subvención que sería otorgada. Asimismo, quien llamó hizo muchas preguntas, entre ellas el querer saber cómo iba a utilizar el dinero de la subvención. La señora dijo que pensaba usar el dinero para hacer mejoras en su casa para que le fuera más accesible a su hija discapacitada. La persona que llamó también preguntó por el número de la cuenta bancaria, diciendo que había un cargo de 269 dólares para procesar la subvención. El estafador le dijo a la señora que tal cantidad debería ser pagada antes del 24 de abril. Si al llegar tal fecha el dinero se encontraba en la cuenta y la elegibilidad de la señora “coincidía” con los requisitos, una subvención gubernamental de 25,000 dólares sería depositada directamente a su cuenta.

La señora llamó al representate de préstamos de su banco, quien pidió inspeccionar los documentos que la persona que le llamó supuestamente le iba a enviar a la víctia el 24 de abril. Le tuvimos que decir a la señora que muevamente llamara a su banco y le informara que la supuesta “subvención” era una estafa, y también que le pidiera a su banco de negar el cobro de los 269 dólares. Antes de llamarnos, la señora, de 37 años de edad, estaba muy emocionada, ya que pensaba usar el dinero para poder ayudar a su hija discapacitada. Desafortunadamente, tuvimos que informarle que sus sueños eran en vano, ya que la subvención del gobierno era una estafa, y que era mejor advertirle para que los 269 dólares no le fueran robados.

Recuerde, las subvenciones del gobierno no son otorgadas a personas que no las hayan solicitado. Usted no puede obtener una subvención simplemente porque un conocido pidió que el nombre de usted sea agregado a alguna lista. Si usted recibe una llamada de este tipo, ¡CUELGA LA LÍNEA! Cada vez que una persona le diga que usted va a recibir una gran cantidad de dinero, póngase alerta. Una vez que ELLOS le pidan a USTED dinero por adelantado, esta le debe servir como una clara señal de que se trata de un fraude. No se deje robar.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back

LAS ALERTAS AL CONSUMIDOR - La Procuraduría General acepta quejas por parte del consumidor sobre negocios. Asimismo, cuando existe un patrón de quejas justificando intervención, la Procuraduría General puede entablar una demanda civil conforme a las leyes de protección al consumidor, lo cual a veces puede resultar en que una compañía debe de indemnizar a los consumidores - vea nuestra página Internet de Demandas Mayores. Sin embargo, cuando un consumidor es engañado por un defraudador, el proceso de protección al consumidor no lo puede ayudar ya que, para que podamos ayudarlo, debemos contar con la buena fe de una compañía, a la que le es importante mantener a sus clientes satisfechos. Una demanda civil puede poner a un negocio sin escrúpulos fuera de servicio, pero normalmente no otorga indemnización.

Aquellos individuos que cometen fraudes generalmente caen bajo la jurisdicción de un fiscal penal - en Texas, este el fiscal de distrito (district attorney) o fiscal del condado (county attorney). Sin embargo, a pesar de ser acusados y condenados, estos estafadores normalmente ya no poseen su dinero, porque lo gastan tan rápido como lo hayan robado. Una persona que ha sido víctima de una estafa o fraude, debe de reportarlo inmediatamente al departamento de policía o al alguacil (sheriff). Pero lo mejor que un consumidor puede hacer es estar alerta a los fraudes o estafas, y así no ser engañado en primer lugar. Por esta razón, la Procuraduría General emite estas alertas al consumidor tan pronto como nos enteramos, a través de personas que nos contactan o por otros medios, cuando una estafa o fraude ha occurido.

Revised: