Nueva variante del fraude de las cuotas por adelantado

El fraude de las cuotas por adelantado “nigeriano” es similar a muchos: un supuesto funcionario de otro país, usualmente Nigeria, le ofrece una amplia cantidad de dinero como recompensa por supuestamente ayudarle a sacar dinero de su país. Usted termina pagándole interminables cantidades de “cuotas” al estafador y jamás le llega ninguna cantidad de dinero. Quizás también sea víctima del robo de identidad.

Varios ministros de iglesias pequeñas han reportado que han sido contactados por “una mujer en África que les dijo que su esposo había muerto y que ella quería donar parte de su herencia - millones de dólares - a una buena iglesia”.

Para llevar a cabo este fraude, ella dijo que había “orado pidiendo consejo, visitado la página Internet de la iglesia y que Dios le había dicho que esta era la iglesia correcta para hacer su donativo”.

Después, un “abogado” representante de “la viuda de guerra” llama al ministro buscando información para realizar el supuesto donativo a la iglesia, pero en realidad está recopilando información para el robo de identidad y logrando que el ministro incurra grandes costos por el cierre del trato.

La estafa está muy bien realizada porque saben como acercarse a la víctima, utilizando un mensaje apropiado, el cual está enfocado en la creación de la credibilidad. Por ejemplo, además de que los abogados llaman, tal como se prometió, la víctima recibe un número de teléfono celular privado, para poder llamarle al supuesto donante.

La verdad es esta: Si alguien le promete una fuerte cantidad de dinero por cualquier razón, primero piense en la estafa de cuotas nigeriana, luego aléjese. Para más información sobre la estafa de cuotas por adelantado haga click aquí.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back

LAS ALERTAS AL CONSUMIDOR - La Procuraduría General acepta quejas por parte del consumidor sobre negocios. Asimismo, cuando existe un patrón de quejas justificando intervención, la Procuraduría General puede entablar una demanda civil conforme a las leyes de protección al consumidor, lo cual a veces puede resultar en que una compañía debe de indemnizar a los consumidores - vea nuestra página Internet de Demandas Mayores. Sin embargo, cuando un consumidor es engañado por un defraudador, el proceso de protección al consumidor no lo puede ayudar ya que, para que podamos ayudarlo, debemos contar con la buena fe de una compañía, a la que le es importante mantener a sus clientes satisfechos. Una demanda civil puede poner a un negocio sin escrúpulos fuera de servicio, pero normalmente no otorga indemnización.

Aquellos individuos que cometen fraudes generalmente caen bajo la jurisdicción de un fiscal penal - en Texas, este el fiscal de distrito (district attorney) o fiscal del condado (county attorney). Sin embargo, a pesar de ser acusados y condenados, estos estafadores normalmente ya no poseen su dinero, porque lo gastan tan rápido como lo hayan robado. Una persona que ha sido víctima de una estafa o fraude, debe de reportarlo inmediatamente al departamento de policía o al alguacil (sheriff). Pero lo mejor que un consumidor puede hacer es estar alerta a los fraudes o estafas, y así no ser engañado en primer lugar. Por esta razón, la Procuraduría General emite estas alertas al consumidor tan pronto como nos enteramos, a través de personas que nos contactan o por otros medios, cuando una estafa o fraude ha occurido.

Revised: