Tenga cuidado de la estafa de la “mascota perdida”

La Procuraduría General recibió una llamada esta semana de una víctima de una estafa relacionada a su mascota perdida. Esta persona, la cual se describió como una persona de 46 años de edad, educada, dueña de su propia casa y profesional, escribió un anuncio en la Sección de Animales Perdidos de su periódico local en un esfuerzo por encontrar a su gato perdido. Esta señora después fue contactada por un individuo que había encontrado su nombre en los anuncios y la convenció de que él tenía a su gato. Según la víctima, el estafador dijo que era chofer de camiones y en ese momento estaba en carretera. La señora le envió el dinero por medio de Western Union, pero resultó que él no tenía a su gato.

La División de Protección al Consumidor de la Procuraduría General confirma que, desafortunadamente, esta es una estafa muy común y que la División de Seguridad de Western Union reporta esta misma estafa contra consumidores de tres a cinco veces al mes. Los estafadores a menudo son extremadamente persuasivos y convincentes, como se puede ver dado el nivel de educación de esta reciente víctima. Las víctimas, que aman tanto a sus animales que están dispuestas a poner un anuncio en un esfuerzo por recuperarlos, son vulnerables debido a que, primero, se encuentran angustiadas, y luego sienten alivio e impaciencia al creer que han encontrado y van a volver a ver a sus perros y gatos perdidos.

Si usted ha puesto un anuncio por una mascota perdida, tenga presente que podría ser víctima de esta estafa y cuando sea posible, no le pague a nadie hasta que no haya visto a su mascota o trate de verificar la identidad del animal que la persona dice tener en su posesión. Si usted es víctima de este tipo de estafa, o conoce a alguien que lo es, repórtelo a la policía local.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back

LAS ALERTAS AL CONSUMIDOR - La Procuraduría General acepta quejas por parte del consumidor sobre negocios. Asimismo, cuando existe un patrón de quejas justificando intervención, la Procuraduría General puede entablar una demanda civil conforme a las leyes de protección al consumidor, lo cual a veces puede resultar en que una compañía debe de indemnizar a los consumidores - vea nuestra página Internet de Demandas Mayores. Sin embargo, cuando un consumidor es engañado por un defraudador, el proceso de protección al consumidor no lo puede ayudar ya que, para que podamos ayudarlo, debemos contar con la buena fe de una compañía, a la que le es importante mantener a sus clientes satisfechos. Una demanda civil puede poner a un negocio sin escrúpulos fuera de servicio, pero normalmente no otorga indemnización.

Aquellos individuos que cometen fraudes generalmente caen bajo la jurisdicción de un fiscal penal - en Texas, este el fiscal de distrito (district attorney) o fiscal del condado (county attorney). Sin embargo, a pesar de ser acusados y condenados, estos estafadores normalmente ya no poseen su dinero, porque lo gastan tan rápido como lo hayan robado. Una persona que ha sido víctima de una estafa o fraude, debe de reportarlo inmediatamente al departamento de policía o al alguacil (sheriff). Pero lo mejor que un consumidor puede hacer es estar alerta a los fraudes o estafas, y así no ser engañado en primer lugar. Por esta razón, la Procuraduría General emite estas alertas al consumidor tan pronto como nos enteramos, a través de personas que nos contactan o por otros medios, cuando una estafa o fraude ha occurido.

Revised: