Personas de la tercera edad son estafadas por cheques falsos

Tuesday, March 7, 2006

Una peligrosa estafa nueva combina los cheques de cajero falsificados con el fraude de la lotería o concurso extranjero. Sabemos de varios casos en los que los ancianos han sido estafados y les han robado todos sus ahorros con este engaño.


Al igual que el fraude de la lotería extranjera o concursos falsos, esta estafa comienza con un aviso a través de un correo electrónico, una llamada inesperada por teléfono o promoción por correo que promete entregar una fuerte cantidad de dinero. El dinero podría ser de un premio, ganancias de la lotería, una "oportunidad de inversión" única en la vida o una herencia. La seña indicando el fraude es que antes de que usted pueda recibir el "premio" se le exige que usted envíe dinero, lo que supuestamente es para cubrir las cuotas de transferencia o los impuestos o algún otro costo falso. Usted pierde este dinero y nunca recibe el premio.


Algunas personas de mayor edad, que ya están enteradas de estos fraudes, sólo le dicen al estafador, "Claro que sí. En cuanto usted me mande los 40 millones de dólares, yo le mando la ‘cuota’ - ¡ja, ja!"


Sin embargo, los estafadores ya han pensado cómo enfrentar este problema. Ahora engañan a la víctima haciéndole pensar que en realidad le han enviado el premio al envíar un cheque de cajero falsificado. Los cheques falsificados parecen ser buenos, tan buenos que hasta podrían engañar a los bancos. La víctima entonces no está alerta, creyendo que no se trata de una estafa y que todo es verdad. Después de todo parece que en realidad han recibido dinero. Así que la víctima envía el dinero para cubrir las cuotas, o impuestos o lo que le hayan dicho que debe pagar. Luego resulta que el cheque no es válido y el dinero de la víctima ya desapareció.


En una variación de esta estafa, el estafador le dijo a la víctima que él le ayudaría a conseguir el dinero que ella necesitaba para recolectar una herencia de 2 millones de dólares. El estafador le entregó un cheque falsificado por 61,000 dólares y le dijo que lo depositara en su cuenta y luego lo enviara a través de un giro postal al extranjero. Al principio su banco le dijo a la víctima que el cheque era verdadero y ella entonces cumplió con lo que el estafador le pidió. Sin embargo, cuando resultó que el cheque no tenía ningún valor, ella tuvo que hacerse responsable del dinero que ya le había enviado al estafador. Claro, no existía ninguna herencia. Ella perdió los ahorros de toda su vida.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back
Revised: