Fraude de miembro de jurado es un engaño para robar su identidad

Monday, October 22, 2007
El FBI y demás agencias de ley a lo largo del país han informado que ha nuevamente surgido el antiguo engaño conocido como el fraude de miembro de jurado (jury duty scam).

En este fraude, las potenciales víctimas reciben una llamada de una persona que falsamente se presenta como un oficial de la corte. El estafador le informa a la víctima que, dado que no se presentó ante la corte para actuar como miembro de un jurado, se ha emitido una orden de arresto en su contra. Una vez que haya atemorizado a la víctima, el estafador intenta “confirmar” el número de Seguro Social y demás información personal de tal persona. Después de revelar esta información, muchas veces se le informa a la víctima que el asunto puede ser desestimado si paga una multa. Para hacer esto, se le pide a la víctima de proporcionar su número de tarjeta de crédito o cuenta bancaria.

Al concluir la llamada, el estafador cuenta con toda la información necesaria para abrir nuevas cuentas de crédito bajo el nombre de la víctima. Los ladrones de identidad pueden rápidamente vaciatales cuentas y hacer compras exorbitantes usando la información de tarjeta de crédito de la víctima

Al igual que otros engaños para obtener la información confidencial del consumidor, es muy probable que estos ladrones de identidad se encuentren a miles de millas de distancia, muchas veces en otros países y más allá del alcance de las autoridades de Estados Unidos. Bajo este engaño, los delincuentes simplemente usan la guía telefónica esperando que tarde o temprano una persona les proporcione la información confidencial necesaria para robarle la identidad.

Este fraude es especialmente eficaz porque causa que la víctima reaccione inmediatamente bajo temor, en lugar de tomar tiempo para reflexionar acerca de la información que se le está exigiendo. Aunque sí se pueden enfrentar consecuencias legales al no responder a un llamado para ser miembro de un jurado, un verdadero oficial de la corte jamás lo amenazará por teléfono para exigir información confidencial y un pago inmediato de una multa.

Un consumidor que reciba tal llamada de teléfono puede comunicarse con la corte local o de distrito estatal para confirmar si en realidad debe presentarse para servir como miembro de un jurado. Un consumidor JAMÁS debe revelar su información confidencial en respuesta a una inesperada llamada telefónica o correo electrónico, no importa si tal solicitud aparenta ser legítima.

Para mayor información, póngase en contacto con la Procuraduría General al (800) 252-8011 o acuda a la página Internet de la Procuraduría General en www.oag.state.tx.us. Nuestra oficina cuenta con amplia información en español e inglés.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back
Revised: