El Procurador General Abbott anima a texanos a informarse bien antes de contratar asesoría de crédito o servicio de deudas

Monday, March 2, 2009
Puede suceder rápidamente y sorprender hasta a los texanos más conocedores de asuntos financieros. Los gastos inesperados, y quizás, el desempleo o una baja en los ingresos pueden resultar en pagos retrasados según se van apilando las deudas. En el proceso, el crédito empieza a sufrir y las deudas encarecen. El ciclo puede ser vicioso.

Los texanos que esperan reducir su deuda de tarjeta de crédito quizás vean anuncios de empresas de asesoría de crédito, administración o cancelación de deudas. Aunque hay empresas serias que ofrecen estos servicios, desafortunadamente también hay operadores inescrupulosos que hacen promesas falsas en un intento por sacarle provecho a las dificultades de otros.

La asesoría de crédito es un servicio que está diseñado para enseñar a los tarjetahabientes cómo usar el crédito responsablemente y salir de las deudas graves. Algunos asesores de crédito también ofrecen planes de administración de deuda y pueden referir a clientes a empresas que ofrecen servicios de administración de deudas.

Por lo general, los planes de administración de deudas legítimos permiten que los deudores consoliden sus pagos a un solo pago mensual. Entonces, el pago mensual se envía al asesor de crédito, el cual lo redistribuye a los acreedores, a menudo a tazas de interés reducidas. Si se hace adecuadamente y se opera por una empresa legítima, este proceso puede ayudar a los texanos a reducir su deuda.

Las empresas de cancelación de deuda publican que ayudarán a los consumidores a resolver deuda no asegurada por menos de lo que deben. Estas empresas tratan de llegar a un acuerdo con los acreedores del consumidor por un pago único que cancela la deuda. Las empresas de cancelación de deuda requieren que el consumidor deje de pagar a sus acreedores, lo cual puede provocar iniciativas de cobro de deuda agresivas, acción legal y reportes negativos a las agencias de reporte de crédito.

Algunas empresas fraudulentas no brindan un servicio real. Estos tipos de programas solo aumentan la inestabilidad económica y hacen que los clientes caigan en deudas peores. Los texanos que desean evitar servicios fraudulentos de cancelación de deuda deben evitar lo siguiente:

* Empresas que garantizan “100 por ciento” de satisfacción;
* Empresas que pasan poco tiempo o nada revisando la situación financiera del posible cliente; y
* Empresas que prometen reparar el crédito.



Igual que con la mayoría de las decisiones económicas, los texanos deben investigar las posibles empresas de asesoría de crédito, administración y cancelación de deudas antes de firmar un contrato, divulgar información personal, o pagar por cualquier servicio. Algunas de estas son empresas sin ánimo de lucro, mientras que otras son lucrativas, así que su modelo empresarial y cuotas pueden ser diferentes. Antes de contratar a una empresa, los texanos deben:

* Revisar la lista de asesores de crédito con licencia de la Oficina del Comisionado de Crédito al Consumidor.
* Preguntar sobre los servicios de la empresa, algunas evalúan a fondo los gastos mensuales del cliente, mientras que otras solo ofrecen programas de administración de deudas.
* Solicitar información sobre el costo inicial y las cuotas mensuales que cobrará la empresa por sus servicios.
* Pedir el posible pago mensual, incluso cuánto de ese pago se aplicará a la deuda preexistente (no a las cuotas nuevas).
* Pedir que el servicio proporcione estados de cuenta, los cuales aseguran que los deudores puedan estar al tanto de la deuda restante y los saldos pendientes.
* Determinar cuánto durará el término de repago para que quede claro el año en que se espera estar libre de deudas.
* Verificar si hay quejas ante la Procuraduría General y la Oficina de Éticas Empresariales (BBB). Los consumidores pueden ver si hay deudas en la página Internet de la BBB en www.bbb.org.



Para más información, visite la página Internet de la Procuraduría General en www.texasattorneygeneral.gov. La Comisión Federal de Comercio también ofrece un folleto sobre cómo escoger a un asesor de crédito.

Los consumidores que creen que han sido víctimas de una empresa de asesoría de crédito, administración o cancelación de deudas pueden presentar una queja ante la Procuraduría General llamando gratis al (800) 252-8011 o en línea en www.texasattorneygeneral.gov. Contamos con información y personal bilingüe para atenderle.

Debido a que solo se puede quitar del reporte de crédito información falsa, inexacta o vencida, los texanos pueden comunicarse ellos mismos con las agencias de reporte de crédito y no tienen que pagar a un servicio para que haga el trabajo por ellos. La información de contacto de cada una de las agencias de reporte de crédito aparece a continuación.

Agencias de reporte de crédito:

Departamento de fraude de Equifax: (888) 766-0008
Página Internet: www.equifax.com

Departamento de fraude de Experian: (888) 397-3742
Página Internet: www.experian.com/fraud

Departamento de fraude de Trans Union: (800) 680-7289
Página Internet: www.transunion.com

Otros Recursos:

Fundación Nacional de Asesoría de Crédito
(800) 388-2227
www.nfcc.org

Comisión Federal de Comercio
(877) 382-4357
www.ftc.gov

Oficina de Éticas Empresariales
www.bbb.org

Nota: La Procuraduría General emitió esta alerta al consumidor como parte de la Semana Nacional de Protección al Consumidor.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back
Revised: