El Procurador General Abbott advierte a las personas que buscan trabajo que tengan cuidado

Tuesday, March 3, 2009
El Procurador General de Texas Greg Abbott advierte a los texanos que no crean en los anuncios publicitarios que promueven oportunidades de negocios fraudulentas. La estafa quizás no sea obvia, por lo cual siempre se debe tener más cuidado, especialmente en los tiempos económicos difíciles. No todas las oportunidades de negocios son estafas. Sin embargo, si la persona sabe qué buscar puede descubrir las ofertas fraudulentas y evitar caer en ellas.

Los estafadores atraen a las personas con frases como “trabaje desde su casa”, “sea su propio jefe” y “potencial de ingresos ilimitados”. Pero a veces lo que parece ser una buena oportunidad es en realidad un delincuente que quiere robar a la persona que busca trabajo.

Aunque estas estafas no son nuevas, a través de los años han cambiado las formas en que se publican. Ya no se limitan a los anuncios clasificados que prometen un buen salario por llenar sobres desde su casa, las estafas de oportunidades de negocios ahora se publican en Internet, correos electrónicos basura y boletines comunitarios gratuitos en línea. La Procuraduría General recomienda que los consumidores eviten los siguientes tipos de estrategias falsas:

• Estafa de comprador secreto. Las víctimas de estafas de comprador secreto o incógnito a menudo reciben cartas con nombres y logotipos de empresas importantes que anuncian una oportunidad como comprador secreto. La “oferta de trabajo” incluye un cheque de cajero que la persona debe depositar y luego enviar una parte del depósito a un supuesto agente de capacitación, a quien la víctima supuestamente le debe el costo de la capacitación. La realidad: el cheque de cajero es falso y la víctima no puede recuperar el dinero que envió al promotor.
• Facturación médica. Se promete a las personas que contestan que si pagan cierta cantidad recibirán software, capacitación y acceso a clientes. La realidad: la competencia en el campo de la facturación médica es intensa. La mayor parte de este trabajo es realizado por empresas establecidas, no por individuales desde su casa. A menudo los vendedores esperan obtener ganancias del software y la capacitación sobrevalorados que dan pocas ganancias a las víctimas.
• Ensamblaje y manufacturación. Las víctimas compran equipo caro, como máquinas de coser o para hacer letreros y materiales para hacer productos que la empresa promete comprar. Pero cuando llega el momento de que la empresa compre los productos, se niegan y aluden a sus estándares de calidad. La realidad: ningún producto cumple con sus estándares. Las víctimas se quedan con productos inútiles, sobrevalorados y tienen que encontrar sus propios compradores.
• Negocio de máquinas expendedoras. Las víctimas compran máquinas de venta al menudeo caras y se les promete que estas serán colocadas en áreas con mucho tráfico en las que generarán ingresos excepcionales. La realidad: las máquinas automáticas son colocadas en áreas con poco tráfico y los ingresos no cumplen con la expectativa. En muchos casos, las máquinas no son colocadas en ningún lado.
• Estrategias de mercadeo de múltiples niveles o pirámides. La víctima paga para invertir en una oportunidad de negocios y se le indica inmediatamente que reclute a otros a la estrategia. No se vende ningún producto activamente. La realidad: si la mayoría de los ingresos se derivan de las cuotas de reclutamiento o “comisiones”, entonces la “oportunidad” es una estafa que a la larga se colapsará cuando no haya nuevos reclutas, lo cual deja a muchas víctimas con pérdidas irrecuperables.
• Negocios que requieren arrendamiento de equipo. Como parte del nuevo negocio, se presiona a las víctimas para que compren o arrienden equipo para el negocio. La realidad: el arrendamiento no se puede cancelar y los consumidores tendrán que seguir pagando el arrendamiento aunque el vendedor de la oportunidad deje el negocio o el equipo resulte defectuoso. A menudo, el precio del equipo está muy inflado.

Todas estas estrategias tienen cosas en común. Todas prometen buenos ingresos con poco esfuerzo y hablan de los beneficios de trabajar desde casa, establecer su propio horario y el hecho que no requieren experiencia previa. Cualquiera de estas promesas deben poner a los texanos en alerta.

Otras indicaciones de que la oferta es falsa incluyen lo siguiente:
• El vendedor dice cosas como “se garantiza al 100% la devolución de su dinero”.
• La oferta se distribuye por medio de un correo electrónico no solicitado de un desconocido o una empresa. ¡Piense que es muy sospechoso!
• La oportunidad tiene que ver con ingresos muy altos por poco trabajo. Es muy difícil encontrar un trabajo que paga bien y requiere muy poco esfuerzo.
• El “negocio” tiene que ver con la transferencia de una fuerte cantidad de dinero, de la cual la persona obtendrá un porcentaje. Estas ofertas quizás tengan que ver con compartir información de su cuenta bancaria u otra información financiera sensible.
• La oportunidad de negocios tiene que ver con la venta de productos que son falsos o de mala calidad.
• La empresa paga principalmente por reclutar a otros miembros.
• El vendedor de la oportunidad de negocios lo presiona para que firme un acuerdo inmediatamente.

Siempre se debe tener cuidado cuando se contemple una oportunidad de negocios. Los posibles dueños deben esperar y tomarse el tiempo para investigar a una empresa en lugar de gastar su tiempo y dinero. Nunca dé su información personal o financiera hasta que haya investigado a la empresa. Además, considere lo siguiente cuando busque una oportunidad de negocios:

• Obtenga por escrito las promesas de ganancias.
• Estudie los términos de la oportunidad o las declaraciones de divulgación y enfóquese en cualquier declaración sobre compradores anteriores.
• Entreviste en persona las referencias de los clientes de una empresa, preferiblemente donde opera su negocio.
• Comuníquese con la Procuraduría General, la agencia estatal o del condado de protección al consumidor y la Oficina de Ética Empresarial y asegúrese de comunicarse con oficiales dónde tiene su sede el promotor de la oportunidad y dónde se recibió la oferta. Estas agencias quizás tengan un expediente de esta empresa, incluso quejas no resueltas. Pero siga teniendo cuidado porque vendedores inescrupulosos a menudo cambian de nombre y dirección para esconder su pasado.
• Consulte con un abogado, contador u otro asesor empresarial antes de dar un pago inicial o firmar papeleo.
• Tome su tiempo. No se deje convencer por técnicas de alta presión.

Los consumidores que crean que han sido víctimas de una estafa de oportunidad de negocios pueden presentar una queja ante la Procuraduría General llamando gratis al (800) 252-8011 o en línea en www.texasattorneygeneral.gov. Contamos con información y personal bilingüe para atenderle.

Otros recursos:
Comisión Federal de Comercio
(877) 382-4357
www.ftc.gov

Oficina de Éticas Empresariales
www.bbb.org

Nota: esta Alerta al Consumidor fue emitida por la Procuraduría General como parte de la Semana Nacional de Protección al Consumidor.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back
Revised: