No se deje engañar por la estafa telefónica deď*72Ē que se Comete desde las Cárceles

Tuesday, November 16, 2004
Un preocupado padre que vive en el √°rea de Dallas contact√≥ a la Procuradur√≠a General esta semana para reportar que una conocida estafa telef√≥nica contin√ļa ocurriendo en Texas. El joven hijo de este se√Īor recibi√≥ una llamada que parec√≠a ser un n√ļmero equivocado. La persona que llam√≥ le rog√≥ al joven que no colgara, y comenz√≥ a contarle las penurias que hab√≠a sufrido al ser detenido por la polic√≠a y su necesidad urgente de llamar a su familia. La persona convenci√≥ al joven que marcara *-7-2 en su tel√©fono. Desde que esto ocurri√≥ el tel√©fono de la familia ha estado ocupado por un flujo constante de llamadas que hacen los presos desde la c√°rcel local a sus amigos y asociados. Estas llamadas de los presos est√°n siendo cobradas a la cuenta telef√≥nica de la familia.

Aseg√ļrese de que todos los miembros de su familia est√©n al tanto de esta estafa. La clave es no aceptar llamadas por cobrar inesperadas de alguien que usted no conoce, especialmente de parte de alguien que est√° en la c√°rcel, y a√ļn m√°s importante, no le conceda a la persona la petici√≥n de que usted marque *-7-2 en su tel√©fono. Por favor, no se deje convencer de la colorida y triste historia en la que le hablan sobre ni√Īos asustados que esperan al pap√° para que los vaya a recoger de la escuela, o cualquier otra historia que la persona que llama por tel√©fono invente para aprovecharse de su compasi√≥n. Cuelgue la l√≠nea. De lo contrario, terminar√° brind√°ndole servicios telef√≥nicos gratuitos a los presos (gratis para ellos - pero muy caros para usted). Si alguna vez es v√≠ctima de esta estafa, contacte a su proveedor de servicios telef√≥nicos, quiz√°s est√©n dispuestos a perdonarle los cargos, y d√©jele saber al alguacil (sheriff) que la estafa est√° ocurriendo en su c√°rcel del condado.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back