Protección al Consumidor

Reparaciones del auto

Usted necesita su auto, y cuando lo deja en el taller para que lo reparen, no puede evitar preocuparse sobre el costo y la calidad del trabajo que harán bajo el cofre.

Su mejor protección contra el fraude y las reparaciones defectuosas es encontrar un mecánico o taller de buena fama antes de que sea necesario reparar el auto. Pregunte a sus amigos si conocen a un mecánico confiable.

Cuando investigue talleres, pregunte si tienen mecánicos certificados por ASE (Automotive Service Excellence). También vea si son reconocidos por el programa “Blue Seal of Excellence Recognition” de ASE o por la red de reparadores aprobados llamada “Approved Auto Repair Network”, en inglés, de la Asociación Automovilística de América (AAA).

Después de que haya elegido algunos talleres, llame a la Oficina de Éticas Empresariales (Better Business Bureau) en su región o a la Procuraduría General y pregunte si alguien se ha quejado de los talleres que está considerando. Pregunte a los talleres los nombres de clientes con los que puede hablar para ver si están satisfechos con el trabajo del taller.

Texas no tiene una ley exhaustiva que gobierne específicamente las reparaciones del auto. Sin embargo, la Ley Contra Prácticas Empresariales Engañosas - Protección del Consumidor (Deceptive Trade Practices- Consumer Protection Act) incluye algunas secciones sobre la reparación de un auto.

Bajo esta ley, es ilegal:

  1. A sabiendas hacer una declaración falsa o engañosa sobre la necesidad de reemplazar, reparar o dar servicio a las partes del auto.
  2. Declarar que se hizo trabajo o se reemplazaron partes cuando no es verdad.
  3. Afirmar que las partes son originales o nuevas, cuando en realidad son usadas o restauradas.
  4. Hacer publicidad a partes o servicios con la intención de no venderlos como indica la publicidad.

Autorización para inspeccionar antes de que terminen las reparaciones

Usted debe obtener una autorización escrita para remolcar, inspeccionar, probar, diagnosticar o desensamblar cualquier parte del auto para proporcionar un estimado de los costos de reparación antes que la grúa recoja el auto y antes de la inspección, la prueba de manejo, el diagnóstico o cualquier desensamblaje. Esta autorización debe incluir lo siguiente:

  • la descripción del remolque, inspección, prueba de manejo, diagnóstico o desensamblaje.
  • el costo de la grúa, inspección, prueba de manejo, diagnóstico, desensamblaje, almacenamiento, y cualquier otro cobro si elije no hacer las reparaciones después de recibir el estimado del costo;
  • si estos costos se sumarán o incluirán al costo de las reparaciones;
  • que la autorización para la inspección, prueba de manejo, diagnóstico, o desensamblaje, no constituye autorización de las reparaciones;
  • que el comienzo de las reparaciones tiene que ser autorizado por una orden de reparación separada;
  • que todas las partes reemplazadas o removidas del auto durante la inspección se guardarán y colocarán en una bolsa de plástico en la cajuela del vehículo u otro lugar donde usted tenga acceso a ellas; y
  • una indicación de si le entregarán su auto de alguna forma desensamblado si opta por no autorizar la reparación y los cargos de reensamblaje sin reparación.

No firme ningún formulario que autorice la inspección, prueba de manejo, diagnóstico ni desensamblaje si no cubre lo anterior.

Autorización para empezar las reparaciones

Quizás le pidan que firme al mismo tiempo la autorización para inspeccionar y para empezar la reparación. Las autorizaciones quizás estén en el mismo papel, pero deben requerir dos firmas diferentes. Lea cada una antes de firmarla.

La autorización para empezar la reparación también debe incluir la fecha y la hora en que usted firmó. Si decide que se hagan las reparaciones, asegúrese de que la orden para el trabajo inicial especifique claramente toda la siguiente información:

  • el trabajo de reparación que se tiene que hacer,
  • la tarifa especifica de cada trabajo que incluye el precio de las partes, del trabajo, la cuota de almacenamiento y cualquier otro cobro,
  • una indicación de si las partes de reemplazo serán nuevas o reconstruidas, y si habrá un cobro por el “núcleo” de las partes como el alternador o el motor de arranque que usted quizás desee guardar,
  • la fecha en que se terminará el trabajo de reparación,
  • los términos de cualquier garantía, incluyendo la duración de la garantía, las partes y el trabajo cubierto, y las exclusiones de la garantía,
  • una indicación sobre si la reparación se pagará en efectivo, cheque, tarjeta de crédito o cualquier otra forma de financiamiento,
  • si las reparaciones serán financiadas, los términos de pago, incluyendo la aprobación del préstamo de la empresa de financiamiento y la cantidad del pago inicial, las fechas de pago, todos los términos de financiamiento incluyendo la cantidad financiada, la taza de porcentaje anual, el pago mensual, y el número de pagos mensuales;
  • una indicación de que todas las partes que serán reemplazadas o removidas del vehículo durante la reparación serán guardadas y colocadas en una bolsa de plástico en la cajuela del auto, o serán identificadas y cambiadas por partes nuevas;
  • su firma para aprobar el inicio de trabajo de reparación y el método de pago.

Qué no debe hacer

No debe permitir que inspeccionen, desensamblen ni suban el auto en una rejilla hasta que le hayan dado una copia de los formularios de autorización de la inspección con su firma mostrando la información mencionada arriba.

No debe suponer que una sonrisa y un acuerdo verbal amigable harán que le arreglen el auto sin desacuerdos, demandas o recuperaciones. Pida todo por escrito.

No debe permitir que nadie hable por usted al negociar las reparaciones de su auto. Los talleres engañosos usarán esto como una excusa para añadir cargos adicionales, afirmando que su hijo, novio, esposo, hermana, u otra persona autorizó las reparaciones.

No debe revelar su número de tarjeta de crédito, número de licencia de manejar, u otra información personal a menos que especifique claramente que dar la información es solo para propósitos de aprobación de un préstamo, o a menos que haya aprobado el trabajo, el trabajo esté terminado, y usted esté listo para pagarlo.

Usted debe indicar claramente por escrito que dar esta información no constituye autorización para inspeccionar o reparar el vehículo. La autorización para inspeccionar o reparar es completamente separada y también debe requerir su firma. Los talleres engañosos le pedirán esta información personal, empezarán a trabajar sin su autorización, y luego afirmarán que usted autorizó el trabajo porque les brindó la información y no lo habrían hecho a menos que usted hubiera autorizado las reparaciones.

No deje cosas de valor en el auto.

Estafas comunes

Algunas formas en las que los talleres mecánicos engañosos le robarán injustamente su dinero son:

  1. Esperar hasta que el auto esté levantado y parcialmente desensamblado antes de obtener la autorización para proceder con las reparaciones. Para entonces, usted está esencialmente obligado a: (a) autorizar reparaciones costosas o correr el riesgo de que le devuelvan el auto desensamblado y en estado inusable; o (b) pagar una cuota fuerte y no esperada para que le reensamblen el auto, solo para descubrir que ya no funciona.
  2. Mostrar aceite sucio con pedazos de metal como prueba de que necesita una transmisión nueva. Casi todas las transmisiones usadas tienen aceite sucio con tierra y pedazos de metal. Esto es normal y no es necesariamente señal de que necesita una transmisión nueva. Sin embargo, usualmente la transmisión no funciona igual una vez que es desensamblada y reensamblada con todas las partes y sellos que tenía.
  3. Empezar la reparación del auto sin su autorización y luego cobrarle a usted por trabajo que usted no autorizó,
  4. Dar un estimado verbal del costo de las reparaciones, luego cobrar un precio más alto.
  5. Decir que el trabajo será completado para cierta fecha para lograr la venta, y luego no terminarlo para la fecha indicada.
  6. Decir que necesita reparaciones cuando en realidad no las necesita.
  7. No revelar cobros para reensamblar o inspeccionar antes de empezar el trabajo de reparación.
  8. Publicitar que el taller proporcionará “servicio de grúa gratis” y luego requerir que pague el costo del remolque.
  9. Decir que el taller le proporcionará un auto gratis mientras reparan su auto y luego requerir que usted pague el costo de la renta.
  10. Decir que el taller reparará el auto según la garantía y luego cobrarle el trabajo de reparación cubierto por esta.
  11. Indicar que se realizaron trabajos o servicios o se reemplazaron partes del auto, cuando no se realizaron trabajos ni servicios ni se reemplazaron las partes.
  12. Empezar la reparación antes de obtener su autorización, luego cobrarle por el trabajo.
  13. Empezar reparaciones antes de obtener aprobación escrita del préstamo de la empresa de financiamiento, en ocasiones en las que pide dinero prestado para pagar las reparaciones. Si el prestatario no aprueba el préstamo, y ya se hizo el trabajo, usted quizás sea responsable del pago si no comprueba el engaño.
  14. No realizar las reparaciones según se le indicó a usted en la autorización de las reparaciones.
  15. No reparar el auto según la garantía proporcionada después de que el auto es llevado al taller para reparación según la garantía.
  16. No informar ni obtener la aprobación adicional, por escrito, para cualquier trabajo adicional que se debe hacer y no era parte del acuerdo original escrito.
  17. Representar o publicitar que el taller aceptará tarjetas de crédito o cheques personales o de negocios como pago por bienes y servicios, y luego negarse a aceptar las tarjetas de crédito o cheques.

La resolución de desacuerdos sobre la factura

Si el cobro es mucho más alto que el estimado, o si se hizo el trabajo sin su autorización y usted siente que le cobraron de más, cuestione la factura. Pida al taller que escriba las razones de la diferencia en el precio, y guarde la explicación escrita junto con el estimado del costo de la reparación, la factura final, y el demás papeleo. Asegúrese de que el mecánico le devuelva las partes usadas del auto. (El mecánico puede devolver algunas partes como el alternador y las zapatillas de los frenos, al vendedor de partes de auto para recibir un reembolso, así que quizás no puedan devolvérselas todas.

Aunque no esté satisfecho con la explicación del mecánico de la diferencia entre el estimado y el cobro final, o cree que lo engañaron, pague la factura, dejando en claro que no está de acuerdo. Luego puede presentar una queja ante la Procuraduría General o presentar una demanda contra el mecánico en una corte de reclamos menores.

Si se niega a pagar la factura de reparación, aunque sea una factura en disputa, el mecánico tiene el derecho legal de quedarse con su auto hasta que usted pague. Aunque sienta que lo engañaron, no debe pagar con un cheque para que le devuelvan el auto y luego suspender el pago, el auto podría ser reposeído.

Si sospecha que el taller violó la ley, y no puede lograr que resuelvan el problema a su satisfacción, su primer paso debe ser llevar su auto a otro taller mecánico. Dé al segundo mecánico una copia del recibo detallado y ordene una inspección de las supuestas reparaciones y partes. Obtenga este reporte por escrito. Si nota que está ocurriendo el mismo problema con su auto, o encuentra un nuevo problema que no debería haber surgido, podrá negociar mejor un reembolso con el primer mecánico si obtiene por escrito la opinión de un segundo mecánico sobre el trabajo realizado.

 

Revised: January 21 2011