Ventas por catálogo o Internet

Por Internet, teléfono o correo postal, los consumidores ahora van mucho más allá de su centro comercial local. Las ventajas de comprar por catálogo o Internet, en términos de selección y comodidad, son claras. Aunque también hay riesgos. Sin embargo, usted puede comprar con seguridad si toma algunas precauciones.

Aunque muchas empresas también aceptan cheques y giros postales, la mayoría de las ventas en la Internet o por catálogo se hacen con una tarjeta de crédito. Hay muchas ventajas de usar una tarjeta de crédito; una de las más importantes es que es más fácil disputar cargos que pagó con una tarjeta de crédito si no le entregan el producto o no es lo que le afirmaron.

Compras por catálogo

Recuerde que ver una fotografía o leer la descripción de un artículo no es lo mismo que inspeccionar el producto en persona. Ya que muchos catálogos contienen fotografías ampliadas de los artículos, revise el texto del anuncio para asegurarse de cual es el tamaño real.

Recuerde que es mucho más difícil juzgar la calidad de un producto cuando no lo puede tocar, ver o probar en persona. La calidad quizás sea menor de lo que parece en el anuncio. Esto es particularmente cierto en productos de marcas genéricas. Infórmese sobre si el producto se vende en el área para que pueda comprobar si la calidad cumple con sus expectativas.

Revise la póliza de devolución de la empresa, especialmente si está comprando un artículo, como ropa o zapatos, que quizás no le queden como usted espera.

El rendimiento del producto quizás no sea el mismo que afirman los anuncios. Los productos para perder de peso, curativos, nutritivos y para mejorar el cuerpo son especialmente notorios por la información errónea que publican. Entre más extravagante la afirmación, más probable es que el producto no la confirme.

Asegúrese de que recibirá todo lo que se muestra en la fotografía. A menudo muestran varios productos pero solo envían uno o dos de ellos. Verifique dos veces el texto en el anuncio antes de ordenar para ver si enumera exactamente qué recibirá usted; no dependa solo de la fotografía.

¡Sea realista! Alguien que ofrece un producto a un precio mucho más bajo que los demás quizás esté vendiendo una copia barata que lo decepcionará.

Recibo a tiempo de la mercancía

Bajo la ley federal, usted tiene que recibir los productos que ordenó del catálogo dentro de un tiempo razonable después de colocar la orden. Si el vendedor no puede enviar el producto a tiempo, tiene el derecho de cancelar. Si el vendedor anuncia una espera de seis semanas, es un tiempo razonable. Por lo general, si el vendedor no indica un tiempo de entrega, 30 días es considerado un tiempo razonable.

Si se retrasa el envío, la empresa tiene que avisarle de la nueva fecha de entrega y permitirle cancelar la orden si elige no esperar el tiempo adicional. Si ya pagó por el producto con efectivo, cheque o giro postal, el vendedor tiene siete días para enviarle un reembolso. Si compró a crédito, el vendedor tiene un ciclo de facturación para ajustar su cuenta.

Si el vendedor no puede enviar dentro del tiempo prometido los productos que ordenó, la ley requiere que le informe de su derecho de cancelar la orden. La empresa tiene que enviarle a usted un sobre con franqueo pagado o proporcionarle un número gratuito al que usted puede llamar para cancelar la orden o informar al vendedor que todavía quiere el producto.

Si la empresa le informa que no puede prometer una fecha de envío definitiva, usted debe cancelar la orden. Aunque dé su consentimiento para un retraso indefinido, todavía tiene derecho de cancelar la orden si pasan 30 días y no la ha recibido.

Compras seguras en Internet

Cuando escriba el número de su tarjeta de crédito u otra información de identificación personal, verifique que esté usando un servidor seguro. Busque en la barra de ubicación “https://” en lugar de “http://”. La “S” significa seguro.

Entienda como funcionan las subastas en línea: por lo general la subasta no verifica ni apoya los productos que se venden o la veracidad de las afirmaciones que se hacen sobre el producto. Sin embargo, una subasta cibernética respetable hará un esfuerzo por investigar supuestos abusos. Debe reportar su queja.

Tenga mucho cuidado al hacer clic en anuncios que vea en la Internet, hasta en páginas reconocidas. Las páginas Internet que venden espacio publicitario por lo general no apoyan los anuncios ni las afirmaciones hechas por los productos que ahí aparecen.

La Internet por lo general no está regulada. Los estafadores pueden establecer sitios que parecen vender productos o recaudar dinero para organizaciones caritativas cuando en realidad solo recolectan los números de tarjetas de crédito, toman el dinero y huyen. Cuando compre de una empresa que nunca había escuchado nombrar, busque la dirección física en su página Internet y trate de obtener alguna información independiente sobre la empresa antes de hacer la orden.

Sin ofertas no solicitadas

La mejor forma de protegerse contra estafas y robos es simplemente nunca responder a las ofertas inesperadas o no solicitadas. Esto quiere decir que nunca debe comprar algo que le ofrecen por medio de correo electrónico basura, conocido como SPAM, en inglés- un correo electrónico de un desconocido o de una empresa que desconoce.

También debe tener cuidado con agentes de telemercadeo ,y desconocidos que le llaman con ofertas. Aunque la persona que llama se identifique con una empresa de confianza y la oferta sea tentadora, tenga cuidado. Cuelgue y llame a la empresa por su cuenta, usando un número que usted mismo encuentre, para asegurarse de que está hablando con la empresa verdadera.

Las ofertas fraudulentas quizás también lleguen por correo, mezcladas con cupones legítimos y catálogos. Familiarícese con algunas de las estafas más comunes, como concursos y estafas de lotería, y evítelas. Usted puede aprender sobre los métodos y los tipos de estafas comunes visitando nuestro centro de información sobre el fraude y las estafas en esta página Internet.

 

Revised: January 21 2011