Para Personas Ancianas

La División de la Procuraduría General para la Protección al Consumidor (Consumer Protection Division) identifica y lleva a cabo acciones legales contra aquellos que engañan y estafan a las personas de tercera edad. La división presenta demandas conforme al Acta de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Deceptive Trade Practices Act) y facilita la resolución de disputas entre consumidores y empresas.

La División para la Protección al Consumidor centra sus esfuerzos en:

  • La publicidad y venta de seguros e inversiones para el retiro; servicios de planificación financiera, planificación de patrimonio, y servicios legales dirigidos a los ancianos de Texas;
  • La publicidad y venta de renovaciones para el hogar, aparatos médicos, y otros servicios y productos para los ancianos; y
  • Fraudes contra los ancianos a través del telemercadeo y por correo.

Prevención del crimen contra personas de tercera edad

A través de conferencias, publicaciones, videos y presentaciones ante grupos en todo el Estado, la Procuraduría General educa a los ancianos de Texas acerca de la seguridad personal, prevención de abuso contra ancianos, el fraude contra los consumidores, y la compensación para víctimas del crimen.

La Procuraduría General participa en uno de los programas más prometedores en cuanto a la prevención del crimen contra personas de la tercera edad: El programa es conocido como TRIAD. A nivel nacional, TRIAD es una colaboración de la Asociación Nacional de Alguaciles (National Sherrifs' Association), la Asociación Internacional de Jefes de Policía (International Association of Chiefs of Police), y la Asociación Americana de Personas Jubiladas (American Association for Retired Persons, AARP). A nivel local, TRIAD une a los ancianos con los departamentos locales de policía y de alguacil.

Cada grupo local TRIAD es dirigido por un consejo voluntario local, denominado Ancianos y Entidades para el Cumplimiento de la Ley Unidos (Seniors and Law Enforcement Together, SALT). El Consejo decide cuáles servicios o programas ofrece un grupo local TRIAD. Asimismo, recluta a voluntarios y supervisa los resultados. El programa TRIAD es flexible, adaptable, económico y simple, pero muy efectivo.

Salud y seguridad para ancianos

La Procuraduría General busca proteger a los ancianos de Texas, y a otros consumidores que se sirven de los servicios de cuidado médico, y contra el abuso, abandono y la explotación. La Procuraduría General recibe referencias de agencias estatales que son sus clientes, para entablar acciones civiles correspondientes contra entidades de cuidado médico a largo plazo, e investigar incidentesscu para procesamiento criminal. La División de la Procuraduría General para el Derecho de Ancianos y de Salud Pública (Elder Law and Public Health Division) toma acciónes legales civiles para asegurar la calidad del cuidado en clínicas para ancianos, las entidades residenciales de asistencia médica, y las agencias que proporcionan cuidado médico a domicilio. La Unidad de la Procuraduría General Para el Control De Fraude Contra el Programa Medicaid (Medicaid Fraud Control Unit) investiga y envía a los fiscales aquellos casos que involucran el abuso, abandono o la explotación en entidades que participan en el programa Medicaid.

El abuso puede incluir aislamiento involuntario, intimidación, humillación, acoso, castigos, privación, golpes, patadas, cachetadas, pellizcos, cualquier tipo de castigo corporal, agresión sexual, coacción sexual, acoso sexual, abuso verbal; o cualquier tipo de lenguaje, escritura o gesto, lo cual incluye términos menospreciantes o despectivos, dirigidos contra una persona, sin importar la habilidad de la persona para oír y/o comprender.

El abandono significa la falla de un proveedor de cuidado en proporcionar los bienes y servicios, incluyendo a los servicios médicos, que sean necesarios para evitar el daño o dolor, ya sea emocional o físico.

La explotación incluye el acto de un proveedor de cuidado que utiliza los recursos monetarios de un anciano para personalmente lograr un beneficio, utilidad, o ganancia. Los ancianos quizás necesiten ayuda con sus finanzas pero, a menos que le hayan dado el cargo a otra persona, ellos tienen el derecho de recibir, gastar, invertir, ahorrar o dar su dinero como mejor les parezca. Un miembro de la familia, un amigo, o un miembro de una clínica para ancianos no pueden tomar control sobre las finanzas de un anciano, a menos que hayan sido autorizadas por la persona a cargo de ellas. Asimismo, un residente de una clínica para ancianos u otra entidad de asistencia, puede revisar sus archivos personales en cualquier momento. Esto incluye archivos médicos, financieros, sociales, contractuales y legales. Estos archivos no pueden ser entregados a nadie sin el permiso previo de la persona involucrada, excepto cuando es requerido por la ley o cuando el residente es transferido a otra entidad.

Si usted sospecha un problema, discútalo con la persona encargada de la clínica para ancianos, de la entidad de asistencia, o de la agencia de cuidado médico a domicilio. Si usted tiene conocimiento de un acto de abuso, abandono, o explotación específico, usted está obligado por ley a denunciarlo. Si la víctima se encuentra en una clínica para ancianos, en una entidad de asistencia, o en su propio hogar, bajo cuidado de una agencia de cuidado médico a domicilio, llame al Departamento de Servicios Humanos de Texas (Texas Department of Human Services) al 1-800-458-9858. Asimismo, llame al Servicio Para Protección de Adultos (Adult Protective Service) al 1-800-252-5400.

Si una persona se queja contra servicio o trato de mala calidad, o si un miembro de la familia denuncia un problema con las condiciones que existen dentro de una entidad, se considera una violación de la ley si la clínica de ancianos, o cualquier empleado de la entidad, intimida o toma represalias contra el residente o cualquier miembro de su familia. Una clínica de ancianos debe de tener un procedimiento efectivo para recibir y responder a las quejas.

Los ancianos quizás necesiten ayuda con sus finanzas pero, a menos que le hayan dado el cargo a otra persona, ellos tienen el derecho de recibir, gastar, invertir, ahorrar o dar su dinero como mejor les parezca. Si usted tiene conocimiento que un miembro de la familia, un "amigo", o un empleado de la clínica para ancianos toman control sobre las finanzas de un anciano, sin tener el permiso correspondiente, usted debe entrar en contacto con el Servicio Para Protección de Adultos (Adult Protective Service) o contactar a su abogado para pedir consejo.

Un residente de una clínica para ancianos, u otra entidad de asistencia, puede revisar sus archivos personales en cualquier momento. Esto incluye archivos médicos, financieros, sociales, contractuales y legales. Estos archivos no pueden ser entregados a nadie sin el permiso previo de la persona involucrada, excepto cuando es requerido por la ley o cuando el residente es transferido a otra entidad.

Planificación anticipada

La ley de Texas provee de un número de formas en las que los individuos, en caso se vuelvan incapacitados por causa de la Enfermedad de Alzheimers o por alguna otra condición, puedan asegurar que sus deseos sean llevados a cabo. Varios formularios pueden proveer asistencia a profesionales médicos y miembros de familia, cuando tengan que tomar decisiones críticas acerca del tratamiento, resuscitación, dispocisión de propiedad y otros asuntos. Es aconsejable para un individuo buscar asistencia por parte de un abogado cuando se planea el futuro; sin embargo, ciertos formularios están disponibles para cualquier persona y, cuando están correctamente llenados, son legalmente válidos. Algunos de los formularios que sirven de ayuda son:

  • Poder Legal Médico (Medical Power of Attorney) -- es usado para designar a una persona para que tome decisiones a nombre de una persona incapacitada.
  • Directiva para Médicos y Familia o Sustitutos (Directive to Physicians and Family or Surrogates) -- puede prohibir o autorizar el uso de tratamientos que mantengan la vida de una persona cuando ésta se encuentre con una condición terminal o irreversible.
  • "No Resucitar Fuera del Hospital" (Out-of-Hospital Do-Not-Resuscitate, DNR) -- instruye al personal médico de emergencia, y a otros profesionales del cuidado médico, a no realizar métodos de resuscitación.

Para mayores informes, por favor vea nuestro folleto en Planificación Anticipad Médica.

Información acerca del Poder Legal Médico (Medical Power of Attorney), la Directiva y cualquier otro documento relacionado a la Planificación Anticipada, está disponible en la sección del Programa Alzheimers en la página Internet del Departamento de Salud de Texas (Texas Department of Health). Mayores informes acerca del formulario paraNo Resucitar está disponible en la sección de Servicios Médicos de Urgencia (Emergency Medical Services, EMS) del Departamento de Salud de Texas. El Departamento de Servicios Humanos también provee estos tres formularios, para ser descargados o impresos.

Un Poder Legal Duradero (Durable Power of Attorney) le dá a una persona la autoridad de tomar decisiones personales y financieras a nombre de usted. Un poder legal duradero cubre todos los aspectos relacionados a sus asuntos personales y financieros, o puede estar limitado a situaciones o actividades específicas. Usted debe consultar a un abogado cuando prepare un poder legal duradero, para asegurarse que refleja, de manera precisa, sus deseos y necesidades. Haga clic aquí para mayores informes de la Línea Legal del Centro de Texas de Servicios Legales Para Ancianos (Texas Legal Services Center's Legal Hotline for Older Texans).

Un Fideicomiso en Vida (Living Trust) es creado mientras usted está vivo; es un documento legal, el cual es normalmente usado para permitir a otra persona que lo asista en administrar sus bienes durante el transcurso de su vida, y que distribuya sus bienes después que usted fallezca. Como "donante" (grantor) usted transfiere la tenencia de su propiedad y otros bienes al fideicomiso, el cual es administrado por un fideicomisario (trustee) para el beneficio del "beneficiado". Usted puede ser el donante, fideicomisario o el beneficiario del fideicomiso, o usted puede nombrar a otra persona o institución (tal como un banco) para que sirva de fideicomisario para usted. Luego que usted fallezca, un fideicomisario sucesor (nombrado por usted) distribuirá los bienes del fideicomiso. Los bienes de un fideicomiso no están sujetos a validación testamentaria. Un Fideicomiso en Vida es diferente a un Testamento en Vida (living will—ahora llamada Directiva para Médicos y Familia o Sustitutos), el cual expresa sus deseos de ser o no mantenido con vida, si es que se encuentra seriamente lesionado o con una enfermedad terminal.

Para saber si un Fideicomiso en Vida es un documento apropiado de planificación o no, depende de su situación financiera personal, condición de salud, y sus objetivos. Por ejemplo, Fideicomisos en Vida son usualmente apropiados para personas que le están dando frente una enfermedad como la de Alzheimers. Usted debería discutir los beneficios y las desventajas de un Fideicomiso en Vida con abogados, contadores y con analistas financieros que tienen experiencia en esta área, y en quienes usted confía, antes de tomar una acción. Tenga cuidado de las estafas que exageran los beneficios de un Fideicomiso en Vida o que afirman, falsamente, que ciertos abogados le pueden preparar los documentos. Algunas ofertas de Fideicomisos en Vida son engaños, para obtener acceso a su información bancaria personal, para promover la venta de otros servicios financieros. La página Internet del Colegio de Abogados de Texas (State Bar of Texas) tiene más información acerca de estafas sobre Fideicomisos en Vida y otras estafas relacionadas a los consumidores.

Recursos

Si usted tiene una queja como consumidor, puede llamar gratuitamente a la Línea Especial de la Procuraduría General para la Protección al Consumidor al (800) 621-0508. También puede descargar el formulario de quejas del consumidor de la página Internet principal de este sitio, o llenar un formulario electrónico de Queja del Consumidor en la Internet.

Para quejarse acerca de una clínica para ancianos, entidad de asistencia o de una agencia de cuidado médico a domicilio, llame gratuitamente a la Línea Especial del Departamento de Servicios Humanos de Texas (Texas Human Services) al (800) 458-9858.

Para reportar un fraude por parte de un proveedor de Medicaid, abuso o abandono de un beneficiario del programa Medicaid, entre en contacto con la Unidad de la Procuraduría General Para el Control De Fraude Contra el Programa Medicaid (Medicaid Fraud Control Unit):

  • Teléfono: (512) 463-2011
  • Fax: (512) 320-0974
  • Correo electrónico: mfcu@texasattorneygeneral.gov

Si usted sospecha que un anciano o una persona incapacitada está siendo abusada, desatendida, o explotada y está en peligro inminente, llame al 911 o a su oficina policial local. O llame gratuitamente al Departamento de Texas de Servicios Regulatorios y Preventivos (Texas Department of Protective and Regulatory Services), a la Línea Especial, disponible las 24 horas, al (800) 252-5400.

El Centro de Texas de Servicios Legales (Texas Legal Services Center) tiene una Línea Especial para ancianos de Texas al (800-622-2520). También cuentan con una página Internet al www.tlsc.org.

 

Revised: March 01 2012