Atención médica

La Procuraduría General protege a los texanos como consumidores de atención médica. La agencia tiene autoridad para investigar y de cumplimiento en ciertas áreas. Estas áreas incluyen:

  • Atención a largo plazo -El maltrato y descuido de residentes en las casas para convalecientes y otras instalaciones de atención a largo plazo;
  • Productos de atención médica- Anuncios engañosos o erróneos de medicamentos, procedimientos, tratamientos y equipo relacionado con la salud;
  • Acceso a la atención médica - Atención médica de emergencia gratuita disponible sin importar la capacidad de pagar y alguna atención médica gratuita para consumidores indigentes;
  • Fraude al Medicaid - Investigación y procesamiento de fraude al Medicaid cometido por proveedores; y
  • Seguro médico - Prácticas injustas o engañosas de empresas de seguro médico.

Atención a largo plazo

Los proveedores de atención a largo plazo incluyen casas para convalecientes, instalaciones de atención intermedia para personas con retraso mental (ICF/MRs), e instalaciones de vida asistida (hogares de atención personal). En 2007, la legislatura de Texas autorizó el establecimiento de un programa piloto para la regulación de los hogares en grupo para los adultos mayores y las personas mentalmente discapacitadas en ciertos condados y municipalidades.

La Procuraduría General protege a los residentes de instalaciones de atención a largo plazo de diferentes maneras. La agencia puede investigar y procesar maltrato penal o descuido de residentes en instalaciones de atención a largo plazo que reciben fondos de Medicaid.

También podemos tomar acción civil de cumplimiento al recibir la información del DADS. DADS regula las instalaciones de atención a largo plazo y tiene la autoridad para inspeccionar e investigar posible maltrato y descuido. Al recibir la información, la Procuraduría General puede demandar por sanciones civiles o reparación judicial, lo cual puede incluir asignación de un fideicomisario para administrar temporalmente o clausurar una entidad.

Productos de atención médica

El Procurador General puede tomar acción cuando los fabricantes o distribuidores de productos de atención médica hacen afirmaciones sin fondos o exageradas sobre la efectividad o seguridad de sus productos o no revelan los riesgos. Las demandas de protección al consumidor de este tipo quizás tengan que ver con medicamentos (de receta u otros), equipo médico, procedimientos médicos, complementos dietéticos, productos que afirman tratar, curar o prevenir enfermedades. En estos casos, la Procuraduría General actúa bajo la autoridad otorgada por la Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices Act, DTPA). Además, la Procuraduría General de Texas trabaja con el Departamento Estatal de Servicios de Salud (Department of State Health Services) y acepta los referidos de este departamento. Como resultado de una demanda, una empresa quizás tenga que revelar los riesgos, dejar de hacer afirmaciones infundadas, o en algunos casos, dejar de vender el producto completamente. En algunos casos, la empresa quizás tenga que pagar restitución.

Acceso a la atención médica

Por ley, todos los hospitales con salas de emergencias tienen que tratar a las personas que tienen una emergencia médica, sin importar su capacidad de pagar. Además, los hospitales sin ánimo de lucro tienen que proporcionar cierta cantidad de atención médica gratuita a las personas que no tienen seguro médico o no pueden pagar la atención médica en un hospital. Más información >>>

Información sobre el programa caritativo sin ánimo de lucro de un hospital tiene que ser publicada en la sala de emergencias y las salas de espera, la oficina de negocios, y otras áreas visibles. Si no está seguro sobre si un hospital ofrece atención caritativa, pregunte a un representante de admisiones.

Los hospitales sin ánimo de lucro también tienen que preparar planes de beneficios para la comunidad según las necesidades de esta. Sus planes deben indicar cómo se tratarán las necesidades de la comunidad que han sido identificadas y tienen que reportarse al Departamento Estatal de Servicios de Salud (Department of State Health Services) (DSHS).

Fraude a Medicaid

La Unidad de la Procuraduría General para el Control del Fraude al Medicaid (MFCU) y la Sección Civil de Fraude a Medicaid investigan y procesan a los proveedores de Medicaid y a las entidades que se sospecha estafaron al programa Medicaid.

La MFCU investiga y procesa a proveedores de Medicaid que se sospecha robaron al programa Medicaid. Al procesar el fraude al Medicaid, la Procuraduría General ahorra millones de dólares cada año al gobierno estatal y federal; dinero que se puede utilizar para proporcionar servicios de atención médica muy necesitados.

Los proveedores pueden ser profesionales de atención médica como doctores, terapeutas, dentistas, técnicos y consejeros de abuso de sustancias. También pueden ser entidades (clínicas, hospitales, atención a largo plazo) o fabricantes de artículos y equipo médico.

El fraude cometido puede incluir facturación por servicios no brindados, por tratamiento o medicamentos más caros de los que en realidad se proporcionaron, o facturación por un tratamiento innecesario (el cual podría o no haber sido realizado).

La MFCU investiga y procesa el fraude penal. Además, el Procurador General presenta demandas por fraude a Medicaid para recuperar daños de empresas como fabricantes de farmacéuticos que obtienen ganancias de prácticas engañosas o injustas que afectan al programa Medicaid.

Seguro médico

El Procurador General revisa las prácticas generales de las empresas de seguro cuando venden sus productos y pagan beneficios. Esta agencia tiene la autoridad para demandar bajo el artículo 21.21 del Código de Seguro de Texas (Texas Insurance Code), al igual que la Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices Act), para evitar que aquellos en la “industria del seguro”, incluyendo las empresas de seguro, se aprovechen de los consumidores de Texas por medio de prácticas injustas o engañosas.

El Departamento del Seguro de Texas (TDI) es la agencia estatal a cargo de regular la industria del seguro en el estado bajo las provisiones del Código del Seguro de Texas. El Programa de Protección al Consumidor de TDI proporciona una línea especial gratuita para ayudar a los consumidores con preguntas y problemas relacionados con el seguro. Además, el TDI puede remitir a la Procuraduría General casos contra proveedores de seguro para que se tomen medidas legales.

La Oficina del Asesor Público de Seguros (OPIC) representa los intereses de los consumidores de Texas en asuntos como las tarifas y las reglas del seguro. OPIC por ley tiene que representar a todos los consumidores en grupo. Las quejas individuales que sugieren un patrón amplio de prácticas o que indican que un número grande de consumidores ha sido afectado, podrían resultar en acción de la agencia.

 

Revised: May 26 2011