Fraudes de Inmigración

La División de Protección al Consumidor de la Procuraduría General de Texas recibe quejas de personas que han sido víctimas de engaños de estafadores que se hacen llamar “asesores de inmigración” y que cobran cientos y hasta miles de dólares por sus servicios. Usualmente estos “asesores” ofrecen servicios de trámites migratorios o de asesoría legal en dichos trámites. Sin embargo, lo que no saben los consumidores es que dichos “asesores” no están ni capacitados ni cuentan con la autorización para dar servicios de inmigración.

En Texas, solo abogados y agencias acreditadas por la Junta de Apelaciones de Inmigración del Departamento Federal de Justicia pueden cobrar cuotas por asesorar, hacer trámites o representar a clientes en cuestiones de inmigración.

La Diferencia Entre Notary Public y Notario Público

Los consumidores deben saber que en Texas un notary public no es lo mismo que un “notario público”. El término “notario público” en español se utiliza en varios países de Latinoamérica para describir a un abogado altamente especializado. En Texas, un notary public solo está autorizado para dar fe de la firma en ciertos documentos, tales como contratos o testamentos. Sin embargo, en Texas es común ver que una persona sea un notary public y no sea abogado. La ley en Texas prohíbe específicamente a un notary public proveer servicios o trámites de inmigración, al menos que sea licenciado en derecho o que esté certificado por la Junta de Apelaciones de Inmigración del Departamento Federal de Justicia.

Bajo las leyes de Texas, personas que se promocionen como “notario” o “notario público” en español pudieran enfrentar multas de hasta 20,000 dólares bajo cargos civiles y/o cargos penales.

Revised: June 25 2012