Seguro médico

La Procuraduría General de Texas revisa las prácticas generales de las empresas de seguro cuando venden sus productos y pagan beneficios. Esta agencia tiene la autoridad para demandar bajo el Capítulo 541 del Código de Seguro de Texas (Texas Insurance Code), al igual que la Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices Act), para evitar que aquellos en la “industria del seguro” se aprovechen de los consumidores de Texas.

La Procuraduría General de Texas acepta quejas sobre las prácticas en la industria del seguro. Las quejas pueden formar la base para las acciones legales. Estas acciones se toman en nombre del Estado de Texas y el interés público, y en algunos casos pueden resultar en restitución para los consumidores.

El Departamento del Seguro de Texas (TDI) es la agencia estatal a cargo de regular la industria del seguro en el estado bajo las provisiones del Código del Seguro de Texas. TDI puede remitir algunos casos contra proveedores de seguro a la Procuraduría General de Texas para acción legal.

Preguntas y quejas del consumidor

El Programa de Protección al Consumidor de TDI proporciona una línea especial gratuita para ayudar a los consumidores con preguntas y problemas relacionados con el seguro. Además, la página Internet de TDI ofrece una gran cantidad de información, incluyendo una lista completa de agentes, agencias y aseguradoras con licencia y registros de cumplimiento y acciones disciplinarias tomadas por TDI como regulador de la industria aseguradora.

Los consumidores que tengan preguntas o quejas sobre sus propios reclamos de seguro, agentes o empresas aseguradoras deben llamar a la línea de protección al consumidor del TDI y pueden presentar quejas ante TDI. TDI puede investigar preocupaciones personales y contestar preguntas.

Animamos a los consumidores a presentar quejas ante la Procuraduría General, pero por favor comprenda que esta agencia no puede aconsejarle sobre su situación específica o explicar la ley. La ley nos prohíbe proporcionar estos servicios a particulares.

La Oficina del Asesor Público de Seguros (OPIC) representa los intereses de los consumidores de Texas en asuntos tales como las tarifas y las reglas de los seguros. OPIC por ley tiene que representar a todos los consumidores en grupo. Las quejas individuales que sugieren un patrón amplio de prácticas, o que indican que un número grande de consumidores han sido afectados, podría llevar a que la agencia tome una acción. Por lo tanto, los consumidores quizás deseen quejarse también ante la OPIC.

Tarjetas de descuento de atención médica

El precio del seguro médico ha subido, y muchos texanos enfrentan la posibilidad de perder su seguro, así que los estafadores ofrecen rápidamente lo que parece ser una solución fácil y rápida. Una estafa común es la tarjeta de descuento de seguro médico falsa, engañosa o casi sin valor.

Es importante notar que estas tarjetas no son seguro médico. Esto significa que los programas no son regulados por TDI; sin embargo, reciben su licencia del Departamento de Licencias y Regulación de Texas (TDLR). Los consumidores deben verificar con TDLR antes de comprar una tarjeta de descuento.

Para un consumidor que está considerando comprar una tarjeta de descuento de seguro, es muy importante que verifique si el descuento será válido para sus costos de atención médica. ¿Reconocen sus doctores el plan? ¿Cubre sus recetas médicas? No dependa solo de los promotores de su tarjeta, especialmente si sus aserciones son muy amplias y generales, sugiriendo que se cubrirán todos los doctores, tratamientos y medicamentos.

Los consumidores deben leer cuidadosamente toda la literatura sobre la tarjeta de descuento, como lo harían con cualquier otro contrato. No suponga que se cubrirán hasta los gastos comunes y de rutina. No se deje engañar por el uso de términos asociados con el seguro (como el “reclamo” y los “beneficios”). La tarjeta no es seguro médico, y de hecho, los programas tienen que dejarle eso en claro a usted.

Los consumidores también deben comparar cuidadosamente si la tarjeta de descuento es en realidad la opción más barata. Si la tarjeta requiere que usted compre medicamentos de una fuente con precios altos, por ejemplo, usted quizás pague menos simplemente obteniendo medicamentos genéricos de una farmacia de descuento.

Por último, como la participación probablemente requerirá que usted pague una cuota por adelantado, asegúrese de que está tratando con una empresa real. En general, tenga cuidado de correos electrónicos no solicitados o anuncios de Internet que hacen promesas extravagantes y haga un esfuerzo por encontrar información independiente sobre cualquier empresa que conoce solo por sus correos electrónicos o página Internet.

Si cree que lo engañó o estafó alguien que vendía tarjetas de descuento de seguro médico, considere presentar una queja ante la Procuraduría General.

 

Revised: May 06 2010