Fraude hipotecario

El fraude hipotecario es un delito penal y tiene que ver principalmente con el fraude contra prestamistas hipotecarios. Por lo general, ocurre cuando se distorsiona información: se infla el valor de una casa, o se engaña al prestamista sobre los ingresos del comprador, el historial de crédito o la situación económica.

El fraude puede involucrar al agente hipotecario, al agente de bienes raíces, al tasador o al comprador. El resultado es un préstamo demasiado grande, y una casa que no vale lo que el comprador, y al final el prestamista, pagó por ella.

El fraude hipotecario roba a las entidades financieras, pero también puede ser devastador para los prestatarios y su familia. Tiene un efecto amplio y negativo en nuestra economía, los valores de la propiedad y los mercados económicos. Además, es un delito penal.

Gracias a una verdadera epidemia de fraude hipotecario en un mercado de bienes raíces sobrecalentado, miles de propietarios de viviendas en Texas enfrentan la posible ejecución de la hipoteca. La Procuraduría General se ha movilizado para hacer todo lo posible por evitar esta crisis que se avecina.

Equipo de Trabajo Contra el Fraude de Hipotecas residenciales

El Proyecto de Ley 716 de la Cámara de Representantes, aprobado en la sesión legislativa de 2007, ordena a la Procuraduría General que establezca un Equipo de Trabajo Contra el Fraude de Hipotecas Residenciales para investigar y procesar el fraude de hipotecas residenciales y a los perpetradores de fraude hipotecario en todo el estado.

Según el Proyecto de Ley 716, el Equipo de Trabajo, el cual es liderado por la Procuraduría General e incluye al Comisionado de Crédito del Consumidor, el Comisionado de Bancos, el Comisionado de Ahorros y Préstamos Hipotecarios y otros funcionarios estatales, tiene que “tomar una postura proactiva para encontrar y procesar el fraude hipotecario y a los perpetradores del fraude hipotecario en todo el estado”.

El Proyecto de Ley 716 también otorga a la Procuraduría General jurisdicción concurrente, con el permiso del Fiscal de Distrito o del Condado, para procesar el fraude hipotecario. Los miembros del equipo de trabajo compartirán información y recursos para ayudar a tomar medidas en contra del fraude hipotecario.

Tenga cuidado comprador

Algunos compradores de casas desconocen completamente que el prestamista ha recibido información distorsionada sobre su capacidad como comprador. Otros quizás le sigan la corriente a un agente de bienes raíces que sugiere distorsionar información. Sin embargo, frecuentemente, a la larga el comprador será la víctima.

Consejo: no permita que un agente de bienes raíces lo para distorsionar su situación económica para comprar una casa para la que no califica. Cometerá un delito penal, y lo más probable es que usted sea el que salga perdiendo. Si no llena los requisitos para un préstamo, lo más probable es que no pueda hacer los pagos.

Estafas de “rescate” hipotecario

En medio de la crisis hipotecaria, los estafadores tratan de sacar provecho ofreciendo servicios fraudulentos de “rescate hipotecario”. Muchos de estos servicios cobran cuotas a los consumidores en riesgo de que se ejecute su hipoteca y prometen que evitarán la ejecución. En lugar de ello, a menudo aceleran el proceso tomando cuotas excesivas y diciendo al consumidor que evite hablar con el prestamista para tratar de resolver el problema.

La Procuraduría General está tomando medidas enérgicas contra las estafas hipotecarias tan rápido como nos enteramos de ellas. No le crea a un vendedor que le dice que puede evitar la ejecución de la hipoteca de su casa si le paga una cuota y reporte a la persona ante esta oficina.

Nunca retenga un pago hipotecario si puede pagar a tiempo. En la mayoría de los casos en los que los propietarios perdieron su casa, el problema empezó con el retraso de un pago.

Si corre peligro de que se ejecute la hipoteca debe comunicarse con el prestamista para tratar de llegar a un acuerdo. Además, si tiene problemas que podrían resultar en la falta de pago o ejecución de la hipoteca, considere llamar a la agencia de asesoría aprobada por HUD. También puede encontrar una agencia de asesoría aprobada en su región llamando al (800) 569-4287. También puede visitar la página Internet de HUD en www.hud.gov/foreclosure/index.cfm y www.hud.gov/faqs/faqforeclose.cfm para más información sobre cómo evitar la ejecución de la hipoteca.

También puede llamar a la línea especial Homeowner's HOPE Hotline al (888) 995-4673. Este número telefónico gratuito es operado por la Fundación para la Preservación de la Vivienda y Neighborworks America, dos organizaciones nacionales sin ánimo de lucro que se especializan en temas hipotecarios.

Grupo de trabajo en todo el país

La Procuraduría General ha reunido a un grupo de trabajo nacional que incluye a algunas de las más importantes empresas de préstamos hipotecarios y administración de préstamos en el país. La Procuraduría General les está pidiendo a estos líderes de la industria que implementen varias medidas importantes diseñadas para evitar que los texanos pierdan su vivienda debido a la ejecución de la hipoteca.

Se espera que para finales del próximo año, aproximadamente 600 mil millones de dólares en hipotecas variables de alto riesgo cambien a pagos mensuales más altos para propietarios a lo largo del país. El Procurador General Abbott exhortó a Countrywide Morgage, Litton Loan Servicing, con sede en Houston, EMC Mortgage, con sede en Dallas, Chase, Citibank, HSBC y Wells Fargo a que implementen varias medidas diseñadas para conservar la propiedad de viviendas en Texas, mejorar la comunicación con los consumidores y resolver quejas.

Quejas

Si tiene una queja contra un prestamista, comuníquese con nuestra oficina, la FTC, HUD y la agencia gubernamental que regula su entidad prestamista específica. La mayoría de las hipotecas son proporcionadas por compañías hipotecarias tradicionales. En este caso, comuníquese con el Departamento de Texas de Ahorros y Préstamos Hipotecarios. Si su prestamista es un banco nacional, comuníquese con la Oficina de la Contraloría de la Moneda. El Departamento de Bancos de Texas quizás pueda ayudarle a determinar quién regula la entidad que le proporcionó el préstamo si todavía no está seguro.

 

Revised: May 06 2010