Protección al Consumidor

Organizaciones caritativas y sin ánimo de lucro:
rifas caritativas

La Ley Orgánica de Rifas Caritativas (Charitable Raffle Enabling Act), la cual entró en vigor el primero de enero de 1990, permite que “organizaciones calificadas” lleven a cabo hasta dos rifas por año calendario, con ciertas restricciones especificas. Una rifa se define como la entrega de uno o más premios al azar en una sola ocasión entre un grupo de personas que pagaron o prometieron algo de valor por un boleto que representa la oportunidad de ganar un premio.

Por lo general, una organización calificada es:

  1. Una asociación sin ánimo de lucro organizada principalmente para propósitos religiosos que ha existido en Texas por al menos 10 años;
  2. Un servicio voluntario médico de emergencia que no paga a sus miembros más de una compensación simbólica;
  3. Un departamento de bomberos compuesto por voluntarios que opera equipo contra incendios, brinda servicios contra incendios, y no paga a sus miembros más de una compensación simbólica; o
  4. Una organización sin ánimo de lucro que ha existido por al menos tres años, está exenta de los impuestos federales bajo la Sección 501(c) del Código del Servicio de Rentas Internas; no distribuye nada de sus ingresos a sus miembros, oficiales o mesa directiva; no dedica una parte sustancial de sus actividades a tratar de influenciar legislación; ni participa en una campaña política.

El lenguaje de la ley es muy técnico. Si su organización está considerando realizar una rifa, revise el estatuto para ver si califica.

Premios que se ofrecen y dinero ganado de la venta de boletos

La organización que llena los requisitos puede ofrecer cualquier premio, menos dinero. “Dinero” se define como monedas, papel moneda o un instrumento negociable que representa y es fácilmente convertible en monedas o papel moneda. Si los organizadores de la rifa ofrecen un premio que compraron o que de alguna otra manera pagaron, el valor del premio no puede sobrepasar los 50,000 ó 250,000 dólares si el premio pagado es una casa habitación. No hay un límite al valor de los premios donados a la organización.

Los boletos de la lotería de Texas se pueden comprar y ofrecer como premios, aunque el pago del boleto sobrepase los 50,000 dólares. La organización debe tener cada premio de la rifa en su posesión, ser el dueño de este o presentar una fianza por el valor total del premio ante el secretario del condado en el que se llevará a cabo la rifa.

Las ganancias de la venta de boletos se tienen que usar solo para los propósitos caritativos de la organización calificada.

Restricciones

Una organización calificada no tiene que registrarse ante el Estado antes de llevar a cabo una rifa. Sin embargo, aplican ciertas restricciones.

  • Una organización calificada puede llevar a cabo solo dos rifas al año y solo una rifa a la vez.
  • Los boletos de la rifa no pueden ser publicados a nivel estatal o por medio de anuncios pagados. Cada boleto tiene que incluir: 1) el nombre de la organización que lleva a cabo la rifa; 2) la dirección de la organización o de un oficial de la organización; 3) el precio del boleto; 4) una descripción general de cada premio con un valor de más de 10 dólares; y 5) la fecha en que se entregará el premio o premios.
  • Nadie puede ser compensado directa o indirectamente por organizar o llevar a cabo una rifa ni por vender boletos para la rifa.

Sanciones y cumplimiento

Solo se autorizan las rifas que se llevan a cabo según los términos de la Ley Orgánica de Rifas Caritativas. La ley está anotada en el Capítulo 2002, Código de Ocupaciones, Código de Texas.

Una rifa no autorizada se considera un juego de azar bajo el Código Penal de Texas; llevar a cabo una de estas rifas es un delito menor Clase A. Participar en una rifa no autorizada es un delito menor Clase C.

El fiscal del condado o de distrito o el procurador general pueden presentar una acción en una corte estatal para detener una violación o posible infracción a la Ley Orgánica de Rifas Caritativas (Charitable Raffle Enabling Act).

Es importante que sepa que esta oficina no puede aconsejarle sobre si una rifa sería autorizada bajo la ley. Si tiene preguntas específicas sobre la ley, consulte a un abogado particular.

 

Revised: February 09 2011