Protección al Consumidor

SPAM: correo electrónico no solicitado

Los anuncios por correo electrónico no solicitado, conocido también como SPAM, han surgido como una de las principales preocupaciones para los consumidores en Texas, a lo largo del país y en toda la Internet. Los correos electrónicos no deseados sobrecargan los buzones de quienes los reciben y pueden propagar virus y otros programas dañinos.

En el mejor de los casos, los consumidores son hostigados por ofertas de servicios y productos reales, que son molestas a pesar de ser directas. Pero la mayoría del tiempo, los consumidores son tentados por ofertas turbias y engañosas que muy a menudo son simplemente estafas o fraudes. En el peor de los casos, los consumidores son tentados cada vez más por engaños sofisticados diseñados para robar información financiera personal.

Además, una parte importante del spam que reciben los consumidores es para adultos, lo cual preocupa más a los padres sobre lo apropiado del material al que pueden estar expuestos sus hijos.

Nuestra oficina recibe llamadas de consumidores todos los días, con preguntas como:

  • ¿Qué puedo hacer sobre el spam?
  • ¿Pueden ustedes impedir que esta persona siga enviándome correos electrónicos basura?
  • ¿Cómo puedo reportar spam ilegal para acción de cumplimiento?

La respuesta corta es que la División de la agencia de Protección al Consumidor y Salud Pública está haciendo todo lo posible para hacer algo al respecto. Sin embargo:

  1. el correo electrónico basura en sí no es ilegal bajo la ley federal o de Texas. Por consiguiente, mientras que la ley hace posible detener ciertos tipos de spam, las acciones de cumplimiento solas no lo protegerán de la cantidad de correos electrónicos no solicitados.
  2. La ley federal “Can Spam” invalida ciertas porciones de la ley estatal de Texas y de algunas maneras es menos estricta.
  3. Una importante parte del spam que recibe se origina en el extranjero o es enviado a través de otro país. Las personas que envían estos correos a menudo están fuera del alcance de la autoridad estatal. Hacer cumplir la ley contra estas personas sería difícil hasta a nivel nacional.

¿La realidad? No importa que tan determinados y exitosos sean los esfuerzos de las autoridades estatales y federales, los consumidores que no quieren recibir spam tendrán que hacer una prioridad la protección de su cuenta de correo electrónico. Así como cierra la puerta y las ventanas de su casa por la noche, debe tomar pasos para protegerse contra anuncios que le llegan por correo electrónico.

Consejos para proteger su correo electrónico

Usted puede tomar pasos para disminuir y manejar el número de correos electrónicos no deseados que le llegan. Si su dirección de correo electrónico actual recibe mucho spam, ya está en varias listas de envío activas. Probablemente esté recibiendo spam de todo el mundo. Piense en los beneficios de cerrar su cuenta y empezar con una nueva, la cual podrá proteger. Aunque es inconveniente cambiar su dirección de correo electrónico, también lleva mucho tiempo batallar con todos los correos no solicitados, y ninguna autoridad del mundo hoy en día está en la posición de detener a todas las personas que le envían correos basura una vez que su dirección está en amplia circulación.

Una de las formas más importantes de proteger su dirección de correo electrónico es no publicarlo en una página Internet si lo puede evitar. Las personas que envían correo basura colectan con regularidad las direcciones de correo electrónico de las páginas Internet. Una vez que está en una lista, su dirección puede ser vendida a otras personas que envían correo electrónico basura, conocidos como spammers. Ahora es ilegal recopilar direcciones, pero eso no significa que la práctica ha sido descontinuada por todos los spammers del mundo. Si tiene que proporcionar información de contacto en la Internet, quizás le convenga establecer un correo electrónico dedicado nada más a aceptar contactos, y mantener una segunda dirección para su correspondencia de correo personal. Además, piense dos veces antes de dar su dirección de correo electrónico a una página Internet por cualquier razón. Si se está registrando con una empresa de renombre, lea la norma de privacidad publicada. Si elije proporcionar su dirección de correo electrónico a una empresa, busque la opción para impedir que compartan su dirección o le envíen información periódicamente. La mayoría de las empresas responsables tendrán una casilla para marcar su elección y respetarán sus deseos. Piénselo dos veces y vuélvalo a pensar, antes de contestar a correos electrónicos no solicitados.

Colabore con su Proveedor de Servicio de Internet (ISP) para aprovechar todos los filtros, bloqueos y otros técnicas de administración de correo basura que ofrece. Familiarícese con los diferentes niveles de seguridad que tiene disponibles. Los ISP están bajo presión considerable de sus propios clientes para que reduzcan el correo basura. La mayoría ofrece información, pautas, y servicios para reducir el spam. Investigue; algunos proveedores protegen mejor que otros a sus clientes contra el spam.

Use el botón “remove” (quitar) con mucha precaución. Una empresa de reputación a la que le preocupa la relación con el cliente probablemente honrará su petición de remover su nombre de la lista. Sin embargo, los spammers inescrupulosos, pueden usar la opción de remover para identificar las direcciones de correo activas, y como consecuencia podría recibir más, no menos, spam.

Por último, puede quitar su dirección de correo de algunas de las listas nacionales de correo electrónico directo, visitando www.dmachoice.org.

Protéjase contra el fraude basado en el correo electrónico basura

La Procuraduría General está dedicada a educar a los consumidores sobre el fraude en la Internet. Si usted alguna vez es víctima de las peligrosas estafas que circulan la Internet hoy en día, el daño puede ser devastador, y la probabilidad de que el perpetrador sea capturado o se recupere su dinero, francamente, es casi inexistente. Muchas de las estafas más atroces se originan en el extranjero, donde hasta nuestro gobierno federal enfrenta desafíos para investigarlas y procesarlas. Los gobiernos de otros países cooperan activamente para identificar y capturar a los perpetradores de fraudes de loterías extranjeras y cuotas por adelantado nigerianas. Pero nuestra arma más eficaz contra estos criminales es educar a los consumidores.

  • Usted no ganó una lotería extranjera. No envíe “cuotas” o “impuestos”. Son estafadores. Perderá su dinero.
  • El “presidente” derrocado en un país africano no depositará millones de dólares en su cuenta, ni tampoco lo hará su “viuda”, ni su “hijo”. La persona que le envió el correo electrónico quiere el número de su cuenta para saquearla.
  • No envíe a un comprador la diferencia entre el precio de un artículo que vende y el dinero que sobre de un cheque de cajero. El cheque es falso. Puede ser una falsificación tan buena que su banco quizás no se de cuenta hasta que no sea demasiado tarde.
  • Ningún representante de la compañía de su tarjeta de crédito, cualquier empresa de reputación, o agencia gubernamental le enviará un correo para “verificar” su información financiera personal. Esté consciente también de que si un correo electrónico de esta naturaleza contiene un enlace a una página Internet, esa página puede ser una muy buena imitación de la página Internet de una empresa de verdad. La página falsa ha sido construida solo para usted – para robarle su identidad.
  • Compre bajo su propio riesgo productos o servicios por medio de solicitaciones de correo basura. Abundan las ofertas de spam con promesas fantásticas, encantos poco realistas y precios muy baratos. Las mismas ofertas en la televisión, las revistas, o en la calle serían igual de sospechosas. Si no puede creer qué bueno es el producto, el gran precio, qué buena oferta --- entonces NO lo crea.

En un esfuerzo por educar a los consumidores, emitimos Alertas al consumidor periódicamente. Inscríbase en nuestra página de inscripción de correo electrónico para recibir avisos cuando se publiquen Alertas al consumidor nuevas. Lea nuestra página Robo de identificación personal para más información sobre cómo protegerse de ese delito devastador.

Leyes estatales y federales contra el correo electrónico basura

Una ley federal para el control de pornografía y mercadeo no solicitado, llamada Controlling the Assault of Non-Solicited Pornography and Marketing Act o CAN-SPAM por su sigla en inglés, fue aprobada en 2004 para enfrentar el problema del correo electrónico basura. La Ley CAN-SPAM da a la Comisión Federal de Comercio (FTC) la autoridad para hacer cumplir sus disposiciones y procesar sanciones por violaciones a la ley, y también autoriza a esta oficina a hacer cumplir algunas de las disposiciones que establece.

Igual que la ley de Texas contra el spam, la ley federal no establece que el spam sea ilegal. Más bien, establece ciertos estándares para que los sigan los agentes de telemercadeo por correo electrónico. Desafortunadamente, también invalida ciertas partes de la ley de Texas y en algunas formas es menos estricta.

Bajo la Ley CAN-SPAM, los anuncios por correo electrónico no solicitados tienen que tener una dirección que funcione para contestar, la dirección física legítima de la persona que lo envío y una forma para elegir no participar en envíos en el futuro. La Ley también prohíbe líneas de tema engañosas o falsas o información falsa en los encabezados. La Ley también requiere que los correos electrónicos comerciales sean identificados como anuncios publicitarios. La ley CAN-SPAM también cuenta con sanciones ampliadas para cierta conducta inescrupulosa como la recopilación de direcciones de correo electrónico de las páginas Internet, la generación de direcciones de correo electrónico usando “ataques de diccionarios”, usando medios automáticos para registrar múltiples cuentas de correo electrónico de las que pueden enviar spam, y el envío de correos electrónicos por medio de una computadora o red sin permiso.

La Ley también permite al Departamento de Justicia solicitar sanciones penales, incluso encarcelamiento, contra quienes envían correos comercialmente y participan en alguna mala conducta. Por ejemplo, enviar spam con información falsa en el encabezado, usar una computadora para enviar o retransmitir múltiples mensajes comerciales para engañar al que los recibe sobre su origen, registrarse para cuentas de correo electrónico o nombres de dominio múltiples usando información falsa, pueden hacer que una persona sea sujeta a procesamiento penal. También es un delito penal enviar correo basura que contenga material sexualmente explícito que no está identificado adecuadamente como “SEXUALMENTE EXPLÍCITO” en el tema.

Es una violación de la ley de Texas si el tema del correo electrónico es engañoso sobre el contenido.

Reporte el correo electrónico basura o spam

La pornografía infantil es ilegal. Puede reportar la pornografía infantil en línea remitiendo la dirección de la página al Centro Nacional para Niños Perdidos y Explotados (NCMEC). Puede ver información adicional sobre Cómo Reportar Pornografía Infantil en la pagina Internet del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La Comisión Federal de Comercio también investiga quejas sobre el correo electrónico basura. Puede remitir el correo basura directamente a la comisión a spam@uce.gov. Si quiere presentar una queja sobre una empresa especifica que le envío un correo electrónico comercial no solicitado, visite la sección “Presente una queja en línea” en la página Internet de la FTC.

Esta oficina también acepta quejas del consumidor sobre violaciones de la ley de Texas contra el spam. Sin embargo, tenemos acceso a la base de datos de la Comisión Federal de Comercio así que no es necesario que usted nos remita todo su correo basura a nosotros.

La Procuraduría General no puede evitar que usted reciba correo electrónico no solicitado, ni podemos intervenir en nombre de particulares que están recibiendo spam. Sin embargo, sí podemos tomar acción legal sobre quienes flagrantemente violan la ley y cuyo spam afecta a altos números de consumidores.

Para recibir ayuda con su propia cuenta de correo, comuníquese con sus proveedores de servicio de Internet. Lea los consejos que aparecen arriba sobre cómo proteger su cuenta de correo electrónico e infórmese sobre fraudes y estafas cibernéticas comunes.

 

Revised: May 06 2010