Como proteger a los ancianos de la explotación financiera

La explotación financiera ocurre de diferentes formas, desde los empleados, proveedores de cuidado y hasta familiares que toman dinero o propiedad de la persona anciana sin permiso, hasta los estafadores que engañan y se aprovechan de la confianza o confusión de un anciano hasta que obtienen información financiera, cheques, o efectivo. Los empleados bancarios que tratan directamente con los ancianos están en una posición única para detectar y prevenir el abuso financiero de este tipo.

El Procurador General Greg Abbott reconoce el excelente trabajo de los empleados bancarios que han realizado un esfuerzo extra para proteger a las personas de la tercera edad de Texas, al mismo tiempo que exhorta a todos los empleados de bancos a que se mantengan alertas a los clientes ancianos que podrían ser vulnerables a la explotación financiera. ¡Usted puede ayudar! En esta página le proveemos información sobre las situaciones donde un cajero alerta podría intervenir para proteger a un cliente anciano.

Procurador General, Greg Abbott
Introducción del Procurador General Greg Abbott

Cuatro escenarios comunes

En cada uno de los cuatro escenarios que se describen a continuación un consumidor anciano está en peligro de ser víctima de explotación financiera. Le presentamos un video de cada escenario para ilustrar como el empleado bancario podría percibir la situación e intervenir para ayudar.

La Procuraduría General le agradece al Departamento de Recursos Humanos de Oregon, la Procuraduría General de Oregon y a la Asociación de Banqueros de Oregon por poner a su disposición estos excelentes videos.

Escenario 1: Alguien puede obtener acceso a la información financiera, tarjeta de crédito o de débito o chequera de la persona anciana, y gastar o retirar dinero de la cuenta sin que ésta lo sepa o haya dado su permiso.

Video del primer escenario
Video del primer escenario

Escenario 2: Un anciano puede ser amenazado o intimidado para que saque dinero y se lo entregue a otros o para que permita que alguien más utilice sus tarjetas de crédito o cheques.

Video del segundo escenario
Video del segundo escenario

Escenario 3: Un acompañante, proveedor de cuidado u otra persona puede aprovecharse de la confusión de un anciano para obtener el control de sus asuntos financieros y obtener acceso a su dinero y demás activos.

Video del tercer escenario
Video del tercer escenario

Escenario 4: Un anciano puede ser estafado o defraudado para que haga fuertes pagos en efectivo por inversiones falsas o para que reclame premios inexistentes o "ganancias" de concursos o loterías fraudulentas.

Video del cuarto escenario
Video del cuarto escenario

En el cuarto escenario, el cajero no interviene. Aunque tiene que honrar el deseo del cliente de retirar su dinero, quizás desee imprimir y tener a la mano nuestra Alerta para Personas Ancianas (PDF) que habla sobre las loterías y concursos fraudulentos. Si un consumidor anciano está siendo engañado por una lotería extranjera y usted no lo puede persuadir de que la lotería es una estafa, llame a nuestra oficina al (800) 252-8011.

COMO PUEDEN AYUDAR LOS CAJEROS. Los empleados bancarios que atienden a los clientes directamente pueden ayudar. Le exhortamos a que:

Conozca a sus clientes de mayor edad. Conozca sus hábitos bancarios y tome nota de familiares, proveedores de cuidado u otras personas que les acompañan al banco a menudo.

Conozca las estafas contra los ancianos. Al final de este documento encontrará una lista, esté al pendiente de nuestras alertas para los ancianos que se encuentran en la sección Para Personas Ancianas de nuestra página Internet o inscribase en la página de subscripciones para recibirlas por correo electrónico.

Observe cuando está atendiendo a un cliente anciano o procesando transacciones en sus cuentas. Esté al pendiente de las señales que muestren la posible explotación financiera de un anciano.

SEÑALES DE PELIGRO. Esté alerta a las señales que podrían indicar explotación financiera. Estás señales incluyen:

  • Una transacción realizada por alguien que no es el cuenta habiente, especialmente por un proveedor de cuidado o familiar, cuando no tiene confirmación de que el anciano sabe o ha dado permiso para que se realice.
  • Un anciano parece tenerle miedo a su acompañante. Esté alerta ante las señales de intimidación o vacilación para hablar o contestar preguntas.
  • Un anciano puede parecer confuso o mostrar poca comprensión de la transacción. El acompañante puede hablar por el anciano o inducir las respuestas de éste.
  • Un anciano quizás desee sacar una inusualmente fuerte cantidad de dinero o hasta intente sacar un préstamo. O un anciano que siempre ha sido muy prudente y financieramente seguro puede de pronto comenzar a gastar lo que parecen ser excesivas cantidades de dinero.

REPORTE LA POSIBLE EXPLOTACIÓN. Cuando sospeche explotación financiera, repórtelo a Servicios de Protección a los Adultos (Adult Protective Services) al (800) 252-5400. Si usted cree que el anciano corre peligro inminente, ponga en alerta al equipo de seguridad del banco y llame a la policía.

Conozca el protocolo a seguir en su banco en caso de ocurrir una posible intervención que podría prevenir a un cliente anciano del robo o consecuencias peores. Las posibles intervenciones incluyen:

  • Llamar a la persona anciana a su casa para preguntar si está al tanto de la transacción que otra persona está tratando de realizar. O, si la persona dice tener una carta poder, pedir si puede ver la información pertinente.
  • Asegúrese de hablar directamente con la persona anciana. Si el anciano parece estar intimidado o vacila para hablar, intente hablar a solas con éste si es posible.
  • Hágale algunas preguntas directamente al anciano si usted cree que es posible que él o ella no entienda la transacción que ha propuesto. Asegúrese que el anciano tiene una idea básica de las consecuencias de llevar a cabo cualquier decisión que involucre una fuerte cantidad de dinero o control de activos financieros.
    [embedded video screen]
  • Haga algunas preguntas para tratar de descubrir por qué un cliente de mayor edad podría estar retirando fuertes sumas de dinero. Esté preparado con información sobre estafas comunes como las loterías extranjeras, loterías fraudulentas y estafas relacionadas a las sumas de dinero sin dueño. Siéntase en total libertad de imprimir las Alertas para Ancianos del Procurador General, disponibles en formato PDF.

LAS ESTAFAS QUE SE ENFOCAN EN LOS ANCIANOS. La estafas que se enfocan en los ancianos se crean con todo tipo imaginable de historias y detalles. Para muchos, el punto es: si tiene que darle dinero a alguien (o información financiera confidencial) para obtener dinero ¡debe tener cuidado! Algunas estafas comunes son:

El crimen de identidad no sólo representa un problema para los ancianos; sin embargo éstos son más vulnerables porque tienden a depender de proveedores de cuidado para que les ayuden a realizar transacciones bancarias, compras, o para pagar sus cuentas. Utilizar la tarjeta de crédito, chequera o información financiera para robar dinero de la cuenta bancaria de esa persona es un delito penal.

Frecuentemente recibimos quejas sobre las estafas de reparaciones a la vivienda que se enfocan en los ancianos. Inescrupulosos vendedores de puerta en puerta a veces comienzan el trabajo sin antes obtener permiso o simplemente mienten sobre trabajo que se necesita realizar y/o el costo de materiales o mano de obra. El cobro por realizar estos trabajos (los cuales a veces ni siquiera se han realizado) a veces se asemeja a los robos de mano dura.

Las loterías extranjeras son notorias por enviarle a los ancianos anuncios y también por llamarles por teléfono para decirles que han ganado fabulosas cantidades de dinero. El fraude está en que se le pide al "ganador" que envíe dinero para pagar cuotas e impuestos. Ninguna lotería o concurso legítimo recoge dinero de los ganadores. El que se pida dinero por cualquier razón da a conocer inmediatamente que se trata de una estafa.

La estafa de la suma de dinero sin dueño es una de las más viejas estafas que existen, pero sigue funcionando. Un estafador le dice a la víctima que se encontró una fuerte cantidad de dinero. Con algún pretexto (los detalles varían) el estafador le pide al anciano que saque dinero de su cuenta. La aparición de un segundo estafador, pretendiendo ser un abogado o banquero, es un sello clásico de la estafa de dinero sin dueño.

EL RESULTADO FINAL. Como un profesional en el campo bancario, ¡usted puede hacer la diferencia! Ayúdenos a proteger a los Ancianos de Texas del fraude y la explotación financiera.

 

Revised: May 06 2010