AUSTIN –El Procurador General de Texas Ken Paxton publicó hoy la siguiente declaración con respecto a las recientes denuncias de los empleados de la Procuraduría General de Texas:

“La Procuraduría General de Texas fue remitida un caso del condado de Travis con respecto a acusaciones de crímenes relacionados con el FBI, otras agencias gubernamentales e individuos. Mi obligación como procurador general es llevar a cabo una investigación sobre dicha remisión. Debido a que los empleados de mi oficina impidieron la investigación y porque conocía a Nate Paul finalmente decidí contratar a un fiscal independiente externo para tomar su propia determinación independiente. A pesar del esfuerzo de los empleados inconformistas y sus falsas acusaciones, seguiré buscando justicia en Texas y no renunciaré”.