AUSTIN – La oficina del Procurador General Ken Paxton hoy rechazó una demanda de los presidentes de dos Subcomités de Recursos y Medios de la Cámara de Representantes de E.U. para proporcionar documentos e información relacionada a una carta remitida por el procurador general al Departamento de Salud y Servicios Humanos de E.U. instando anular una norma ilícita de la era Obama para la financiación de bienestar infantil que perjudica a niños y familias al limitar el acceso de las agencias de adopciones a recursos públicos basado en las creencias religiosas de sus empleados. El procurador general rechazó las demandas de los subcomités porque el intento de los subcomités de ejercer control de funciones estatales fundamentales infringe los principios constitucionales del federalismo.

En una carta remitida a los Representantes de E.U. John Lews y Danny Davis, el Primer Subprocurador General Jeff Mateer explicó que Texas no es una subdivisón del gobierno federal, pero opera como un doble soberano dentro de la Unión. La Corte Suprema ha reconocido que conservar el respeto entre el gobierno federal y estatal es un valor fundamental de nuestra Constitución y el Congreso no tiene autorización para supervisar al Estado mientras ejerce sus funciones soberanas.

“El Congreso puede usar su poder del bolsillo para instar a un Estado que adopte programas federales. Dicho poder, sin embargo, no le concede a subcomités congresionales la autoridad para supervisar cómo ejerce el Estado sus funciones fundamentales soberanas para determinar si un programa ha creado un desacuerdo legal entre el Estado y el gobierno de Estados Unidos,” escribió el Primer Subprocurador Mateer en la carta. “Ni le concede autoridad al Congreso para supervisar una decisión de un Estado a desafiar dicha norma únicamente porque el Estado no está de acuerdo con un cambio enorme en la política de la agencia federal gobernando el programa sin algún cambio subyacente en la ley federal.”

La carta también señala que la Corte Suprema ha declarado claramente que el Congreso no es “agencia de ley o juicio” y no puede investigar “exclusivamente para el engrandecimiento personal de los investigadores o ‘castigar’ a los investigados.” El Primer Asistente Mateer dirgió al subcomité a presentar una solicitud de transparencia para documentos no privilegiados que están fuera del alcance de litigios posibles.

Vea una copia de la carta aquí.