El Procurador General Ken Paxton presentó hoy una queja ante la Corte Suprema de los Estados Unidos, pidiéndole que elimine la prohibición de viajes de California hacia estados que optan por mantener las protecciones de la Primera Enmienda para la libertad religiosa. California agrego a Texas en su prohibición de viajar con fondos estatales después de que la Legislatura de Texas implementara una ley que permite a las agencias de orientación religiosa para cuidado de crianza y adopción rechazar las colocaciones que violen sus creencias religiosas. Texas respeta y honra las creencias religiosas de sus habitantes. Legisladores en California no. Como lo admitiera uno de los coautores de la prohibición, ellos ven a las creencias religiosas como nada más que “un código para discriminar a personas diferentes.”

Texas se asocia con agencias diversas para ampliar el número de hogares seguros y amorosos disponibles para los niños.  La oposición de California a opciones diversas e inclusivas para los niños en adopción, junto con su decisión de utilizar el comercio como una herramienta de guerra económica, dividen a la nación y muestran un desprecio por la seguridad y el bienestar de los niños de Texas.

"California está tratando de castigar a los votantes de Texas por su decisión de respetar el derecho de conciencia para los proveedores de cuidado de crianza y adopción. “Y como dijo recientemente la Corte Suprema de los Estados Unidos al defender la libertad religiosa del artista Jack Phillips, denigrar las creencias religiosas como lo hizo la Legislatura de California calificándolas como ‘meramente retórica, como algo insustancial e incluso falso’, es inapropiado para cualquier entidad encargada de promulgar leyes justas y neutrales,” dijo el Procurador General Paxton. “La ley a la que California se opone no evita a nadie contribuir al bienestar de los niños; de hecho, permite a Texas asociarse con tan variadas y diferentes agencias como sea posible para expandir el número de hogares seguros y amorosos para niños en adopción temporal. Permitir el boicot a los estados solo por desacuerdo político rompe la capacidad de los estados de servir como laboratorios de la democracia mientras siguen trabajando juntos como una sola nación, el mismo tipo de cosas que nuestra Constitución estaba destinada a prevenir."