AUSTIN – El Procurador General Ken Paxton presentó un escrito de apoyo legal, cuya autoría compartió con el Procurador General de Indiana Curtis Hill, Jr., ante la Corte Suprema de Estados Unidos en el caso June Medical Services v. Gee, que implica un desafío legal al Requisito del estado de Louisiana de exigir que médicos de aborto mantengan privilegios de admisión en hospitales cercanos. Otros diez estados se unieron a Texas e Indiana en el escrito amicus. Este escrito es de apoyo a la petición de Luisiana, que argumenta que, si el Tribunal Supremo da revisión al desafío a la exigencia de privilegios de admisión, debe también considerar si las clínicas de aborto tienen bases legales para presentar demandas en nombre de sus pacientes.

 

Normalmente, una persona que presenta una demanda debe representar sus propios derechos e intereses y no puede demandar en nombre de otros a menos de que tenga una estrecha relación y sus intereses sean los mismos. Sin embargo, clínicas de aborto en todo el país han presentado demandas "en nombre" de pacientes con el fin de eliminar las normas de salud y seguridad, tales como los requisitos que exigen a clínicas tener licencia, pasar inspecciones sanitarias, mantener personal suficiente, esterilizar equipo y contar con funcionamiento de los sistemas de plomería. En el escrito, los estados describen cómo los proveedores de aborto pretenden actuar como representantes de sus pacientes en estos litigios, pero no ofrecen ninguna evidencia de lo que quieren sus pacientes y continuamente están en contra de las leyes que protegen el bienestar de los pacientes.

 

"Clínicas de aborto, que afirma representar a las mujeres — repetidamente han presentado demandas desafiando las leyes de aborto del estado. "Pero lo que estas clínicas están discutiendo es contrario a los intereses de sus pacientes, dijo el Procurador General Paxton. "Negarse a mantener normas básicas de seguridad y salud contribuye sólo al interés financiero de la clínica, no para el bienestar de sus pacientes. Sus pacientes, como cualquier otra persona, obviamente prefieren instalaciones y médicos seguros, regulados y competentes."

 

Ver una copia del escrito aquí .