El Procurador General de Texas Ken Paxton, junto con 15 otros procuradores generales, presentó un escrito de amigo de la corte ante la Corte de Apelaciones del Sexto Circuito en defensa de una ley de Kentucky que protege la salud y seguridad de las mujeres. La ley del estado, que estaba en existencia durante casi 20 años antes de ser revocada por un tribunal menor en septiembre pasado, requiere que clínicas de aborto en Kentucky mantengan acuerdos con ambulancias y hospitales para transporte y traslado de mujeres en caso de complicaciones.

 

Apegándose a la ley de Medicare federal, muchos estados requieren que instalaciones que realizan cirugías ambulatorias deben tener acuerdos de transferencia con un hospital cercano en caso de una emergencia. Pero si la decisión del tribunal menor permanece en pie, los estados pudieran ser requeridos a crear excepciones para que los doctores del aborto no estén sujetos a la misma ley que otros profesionales de la medicina deben cumplir.

La organización Women’s Surgical Center EMW en Louisville y Planned Parenthood demandaron al estado de Kentucky en 2017, alegando que las regulaciones del estado de" transferencia y transporte" restringían inconstitucionalmente el derecho al aborto. Previamente, Kentucky había informado a EMW que su cumplimiento con la ley era deficiente y no ofrecía certeza de que un paciente pudiera recibir una transferencia médicamente adecuada en caso de emergencia.

 

"La Constitución deja claro que los estados deberían ser libres para aprobar leyes que estén orientadas a los mejores intereses de sus ciudadanos, y los legisladores de Kentucky aprobaron la regulación de sentido común de ' transferencia y transporte' hace más de 20 años para proteger la salud de las mujeres," dijo el Procurador General Paxton. "Los médicos de aborto deben ser sometidos a las mismas leyes y normas como cualquier otro médico y alegar lo contrario muestra que estos grupos no tienen un verdadero interés en lo que es mejor para las mujeres".

 

A Texas se han unido en el escrito, liderado por Indiana y Ohio, los estados de Alabama, Arkansas, Idaho, Kansas, Luisiana, Missouri, Nebraska, Dakota del Norte, Oklahoma, South Carolina, South Dakota, Utah y West Virginia.

 

Ver una copia de la petición aquí