PROCURADOR GENERAL DE TEXAS
Ken Paxton

Seguridad En La Internet

La atención de este mes a la seguridad en la Internet busca ocasionar mayor conocimiento sobre los peligros que nuestros niños enfrentan cuando se encuentran en el mundo virtual de la Internet. Todos los días, los niños usan los sitios de medios sociales, programas de teléfonos inteligentes o salas de chat. Esto los pone a riesgo de ser acosados por una comunidad grande de depredadores de niños, los cuales aveces se disfrazan como otros niños o como un “amigo” adulto que está preocupado por el niño. Estos depredadores buscan ganar la confianza de un niño vulnerable con el fin de hacer que el niño salga de su hogar donde está seguro para ser víctima de las fantasías retorcidas del depredador. La Unidad de Explotación de Niños de la Procuraduría General trabaja diligentemente para quitar a estos depredadores de la Internet y meterlos en la cárcel, lejos de los niños de Texas. La iniciativa de este mes va a informar al público sobre cómo proteger a los niños en la Internet y cómo usted puede ayudarles a los oficiales del orden a quitar a depredadores de niños de las calles. Si usted sospecha a cualquier persona de estar involucrado inapropiadamente con niños en la Internet o de poseer o promocionar la pornografía infantil, comuníquese con el Centro Nacional de Niños Perdidos y Explotados (National Center for Missing and Exploied Children, NCMEC) para reportar dichas actividades ilícitas.

¿Cómo puedo ayudar?

Saber es poder. La Internet es una gran fuente para diversión e información, desafortunadamente también es donde los depredadores van para aprovecharse de los niños. Usted debe educarse a sí mismo al igual que a sus hijos sobre la seguridad en la Internet. Identifique los riesgos que enfrentan los niños cada día que entran a la Internet a través de tantos aparatos electrónicos que están a su alcance. Las tácticas de los depredadores están desarrollándose con la tecnología y muchas tácticas utilizan la extorción sexual y las transmisiones de video en vivo para llevar a cabo el abuso sexual de niños. El Centro Nacional para Niños Perdidos y Explotados (NCMEC) ha creado un programa en la Internet para enseñarle a los niños y adultos sobre cómo protegerse en la Internet. Puede ver este programa en www.netsmartzkids.org.

Hable con sus hijos, hijas, sobrinas y sobrinos, y con cualquier adolescente en su vida sobre los riesgos peligrosos en la Internet. Ponga reglas básicas y haga claro las expectativas sobre cómo usarán la Internet y su comportamiento. Vigile y examine los programas o páginas de Internet que sus hijos están usando. Identifique quién son sus amigos y seguidores y vigile cuál tipo de contenido se está compartiendo con sus hijos.

Deje a los niños saber que si en cualquier momento ven o reciben contenido inapropiado, siempre pueden hablar  con usted. Recuerde, usted puede reportar ocasiones cuando intentan atraer a niños para actos sexuales, abuso sexual de niños por personas que no son parte de la familia, pornografía infantil, turismo sexual infantil, trata y tráfico de niños, materiales obscenos no solicitados enviados a un niño, nombres engañosos de dominios registrados, y palabras engañosas o imágenes digitales en la Internet a la Línea de Informes (CyberTipline) del NCMEC en http://www.missingkids.com/CyberTipline.

Si sus hijos son adolescentes, mantenga comunicación abierta con ellos. Déjeles saber el tipo de contenido aceptable y el que no es aceptable. Infórmeles que publicar mensajes inapropiados puede traer consecuencias graves y puede causarles problemas en la escuela o con la policía.

Sextorsión

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ), la sextorsión es una forma de explotación sexual en la Internet que usan los depredadores para chantajear, preparar, persuadir, obligar, atraer o extorsionar a sus víctimas para que obedezcan las órdenes al momento de tomarles vídeos e imágenes de naturaleza sexual. Al obtener los videos o imágenes, el depredador se queda con los archivos para satisfacción personal o son intercambiados con otros depredadores en la Internet. Las imágenes o videos de una sola víctima pueden ser compartidos con miles de depredadores como parte de una serie basada en ese niño.

Muchos ofensores de sextorsión han confesado que se presentaron como un niño de la misma edad para ganar la confianza de un niño con el fin de obtener fotografías explícitas sexuales del niño. Al recibir una imagen, el depredador a menudo amenaza al niño con publicar la fotografía para obligar a la víctima a enviar más fotografías o manipular a la víctima para que abuse de un hermano menor o amigo. El DOJ también informa que la sextorsión es el riesgo de mayor crecimiento para los niños (típicamente entre 10 y 17 años de edad) y que tiene la cantidad más alta de víctimas por ofensor que todas las otras ofensas de abuso sexual de niños.

 

¿Cómo se pueden mantener protegidos los niños?

Platique con su hijo y enséñele sobre lo que pueden y lo que no deben publicar en la Internet y ayúdelo para que entienda cuál tipo de conversación es apropiada y cuál es incorrecta. Los niños tienen que ser recordados que ellos tienen que pensar antes de publicar porque es posible compartir demasiada información y una vez que sale un mensaje publicamente no hay manera de regresarselo a sus manos. Asegúrese de que ellos sepan que cualquier persona con la que hablan en la Internet puede ser peligrosa y pueden no ser la persona que dicen.

Los niños deben saber que deben decirle a un adulto de confianza si han visto o recibido cualquier contenido incorrecto. Desarrolle un plan de acción con sus hijos sobre cómo reaccionar si ellos ven algo que es incorrecto o que los hace sentirse incómodos. Déjeles saber que deben cerrar la pantalla o usar el botón de regreso si se encuentran con una página Internet o contenido incorrecto.

Desafíos para las Agencias de Ley

El mundo moderno de hoy presenta innumerables posibilidades para mantenerse conectado globalmente. Mientras que esto es continuo para la sociedad en conjunto, los ofensores abusan de estos adelantos para perjudicar a los niños a lo largo del mundo. Las agencias de ley han estado conscientes de esto y han trabajado diligentemente cada día para combatir este peligro atroz que se lleva a cabo contra los niños. Sin embargo, con cada paso adelante que toma la ley, los depredadores están desarrollando nuevas maneras de esconder sus actos despreciables de la vista del público usando cadenas de comunicación anónimas como Tor y encriptando todo material que ellos obtienen o mueven a través de la Internet. De acuerdo a un análisis del FBI, aproximadamente 1.3 millones de imágenes de niños siendo violentamente abusados sexualmente fueron encontrados en una página Internet en Tor.

La Internet es un lugar donde los depredadores confirman sus deseos impensables y se reúnen como una comunidad de apoyo para sus viles e ilícitos actos de ver y producir pornografía infantil y abusar sexualmente de niños. Estas comunidades “clandestinas” comparten prácticas para impedir la aplicación de la ley, al igual que para compartir técnicas para abusar y obligar a niños que son víctimas.

¿Qué es la Unidad de Explotación de Niños?

La Unidad de Explotación de Niños (Child Exploitation Unit, CEU) fue introducida en 2003 como resultado de  mayor conocimiento de uno de los más peligrosos riesgos que enfrentan nuestros niños en la Internet, y para abordar los recursos limitados que tiene la ley para luchar en contra de este creciente peligro. La CEU proactivamente investiga y responde a quejas de pornografía infantil en la Internet y depredadores de niños que cometen delitos sexuales en contra de niños usando tecnología y la Internet. La CEU está afiliada con el Grupo Especial del Departamento de Justicia para Delitos en la Internet Contra Niños (Internet Crimes Against Children, ICAC). La CEU de la procuraduría general es una de tres participando en los Grupos Especiales ICAC en Texas; las otras dos unidades son de los departamentos de policía de Dallas y Houston.

¿Cuáles son las leyes que protegen a nuestros niños en la Internet?

Se impuso la Ley de Protección de Privacidad de Niños en la Internet (COPPA) para proteger la información personal de los niños en las páginas y servicios en la Internet, incluyendo programas que son dirigidos a niños menores de 13 años. Esta ley también aplica a sitios para el público general que está consciente de que está recogiendo la información personal de niños de esa edad. COPPA requiere a estos sitios y servicios que notifiquen a los padres directamente y que obtengan su aprobación antes de juntar, usar o divulgar la información personal de un niño. Para más información sobre COPPA, visite la Comisión Federal de Comercio en http://bit.ly/1IJZNI0.

El Código de E.U. 2258A incluye los requisitos para los proveedores de servicios de comunicación electrónica y proveedores de servicios de computación a distancia de notificar a CyberTipline de NCMEC si un usuario comete una ofensa de pornografía infantil. NCMEC luego remite el informe a las agencias de ley.

El Código Penal de Texas 33.021 hace ilícito solicitar a cualquier persona menor de 17 años (un menor de edad), o a cualquier persona que el ofensor piensa que tiene menos de 17 años, en la Internet para contacto sexual o tener comunicación sexualmente explícita con un menor de edad, o con una persona que ellos creen ser un menor de edad.

El Código Penal de Texas 43.26 hace ilícito la posesión o promoción de pornografía infantil.