PROCURADOR GENERAL DE TEXAS
Ken Paxton

Procurador Paxton Emite Alerta Para Consumidores: Cuidado con Compra de Vehículos Dañados por Inundación Tras el Huracán Harvey

27 de septiembre de 2017 – Austin, Texas

El Procurador General de Texas Ken Paxton hoy informó a quien esté considerando en Texas comprar un vehículo usado que tenga cuidado con vehículos que pudieran haber sido dañados por la inundación del Huracán Harvey. Se ha estimado que entre 500,000 y 1 millón de automóviles fueron afectados por las inundaciones durante el desastre sin precedente.

En Texas, es requerido por ley que un vendedor informe a posibles compradores sobre los daños del vehículo. Si el daño es de inundación, las palabras “Flood Damage” (“Daño de Inundación”) deben estar escritas en el título del vehículo. No divulgar dicha información podría ser una infracción de la Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas.  

“Mientras la mayoría de las empresas y personas de Texas respetan la ley, siempre hay aquellos que buscan aprovecharse de los consumidores al vender vehículos dañados por inundación en los meses posteriores a un huracán,” dijo el Procurador Paxton. “Un vehículo que ha sido limpiado superficialmente puede ser como una bomba de tiempo con daños ocultos, creando riesgos mecánicos y de seguridad para el comprador. Si usted sospecha un fraude, repórtelo ante la División de Protección al Consumidor de la Procuraduría General llamando gratuitamente al 1-800-621-0508. Vamos a investigar y fiscalizar energéticamente los casos.”

El Procurador General Paxton y la División de Protección al Consumidor ofrecen los siguientes puntos informativos a los consumidores para protegerse de la compra de un vehículo dañado por inundación:

Busque señales que indican la inundación. El Departamento de Texas de Vehículos Motorizados ofrece una lista de estas indicaciones en su página Internet: http://www.txdmv.gov/motorists/buying-or-selling-a-vehicle/title-check-look-before-you-buy/water-damage.

Pida una inspección del vehículo de un técnico automotriz independiente y competente que no tenga relación con el comerciante. Debido a que el daño de inundación es difícil detectar, pagar a un mecánico por que haga una inspección puede darle tranquilidad.

Examine el historial del vehículo con un servicio privado que puede investigar reclamos de seguros. Puede acudir al Sistema Nacional de Información de Títulos de Vehículos Motorizados para una lista de proveedores aprobados para prestar este servicio en su página Internet: https://www.texasattorneygeneral.gov/cpd/file-a-consumer-complaint.

Siempre examine el título de papel del vehículo antes de comprarlo. Revise si el documento ha sido “marcado” como “salvaged” (“rescatado”) o “damaged” (“dañado”).

Para reportar un fraude, llame gratuitamente a la División de Protección al Consumidor de la Procuraduría General al 1-800-621-0508 o llene una queja electrónicamente en la Internet en https://www.texasattorneygeneral.gov/cpd/para-presentar-una-queja-del-consumidor. Contamos con personal e información bilingüe.