Office of the Attorney General News Release Archive



martes, 16 de noviembre de 1999

CORNYN LE DA ALTO A ACTIVIDADES DE COMERCIANTE EN HOUSTON


Se lleva a cabo acción legal contra Ali Yazdchi, por prácticas comerciales criminales y fraudulentas

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, y el Departamento de Policía de Houston hoy informaron que se ha antepuesto una demanda contra el Sr. Ali Yazdchi, en el Condado de Harris.

El Sr. Yazdchi, de Houston, quien ha usado más de 60 identidades falsas, fue arrestado ayer por el Departamento de Policía de Houston. La División de la Procuraduría General para la Protección al Consumidor (Attorney General's Consumer Protection Division) simultáneamente entabló una demanda contra Yazdchi, conforme a lo dispuesto por el Acta Contra Prácticas Comerciales Engañosas (Deceptive Trade Practices Act), bajo la cual se congelaron todos los bienes de Yazdchi. Según una orden judicial temporal para la suspensión de las actividades del acusado, se prohíbe que Yazdchi le dé seguimiento a sus actividades fraudulentas.

"Le daremos fin a las actividades de aquellos que defrauden al consumidor y que se involucren en prácticas comerciales con falta de éticas," puntualizó el Procurador General Cornyn.

En la demanda presentada por el Procurador General, se alega que Yazdchi acudía a subastas y depósitos de chatarra en Texas, y se dedicaba a la compra de vehículos altamente dañados en accidentes, aquellos recuperados después de haber sido robados y ciertos que habían sido estropeados por inundaciones. Luego, el acusado reparaba los vehículos de manera tal que resultaba difícil detectar de que previamente habían sido dañados. A veces, Yazdchi manipulaba el contador de millas de dichos autos, para que se indicara un número de millas inferior a las que en realidad habían sido recorridas.

En la demanda también se alega que Yazdchi subsecuentemente vendía tales autos, anunciándolos como vehículos en excelentes condiciones, con pocas millas de uso y que previamente habían sido propiedad de un solo dueño. Al llamar un consumidor interesado, Yazdchi programaba una cita con el potencial comprador, para que éste pudiera inspeccionar el auto y llevar a cabo un manejo de prueba. Como parte de su estrategia de ventas, Yazdchi le decía al cliente que él mismo o un miembro de su familia habían sido los únicos propietarios anteriores, y que el vehículo nunca se había involucrado en un accidente y jamás fue dañado. Después de adquirir tales autos, los consumidores se daban cuenta de que el vehículo anteriormente se había estrellado o que eran vehículos de chatarra o reconstruidos.

En la demanda se alega que Yazdchi también defraudó a varias compañías de seguros. Supuestamente, el acusado compraba autos de lujo con daños considerables que jamás fueron reparados, y luego transfería el título de propiedad a nombre de un alias suyo o de uno de sus cómplices. Luego, solicitaba un préstamo bancario para "comprar" el auto bajo su propio nombre, por lo que el banco emitía un giro por el precio de compra, pagable a nombre del alias usado por Yazdchi o de su cómplice, y tales fondos venían siendo depositados en la cuenta de Yazdchi. Subsecuentemente, Yazdchi se rehusaba a comprar una póliza de seguro necesaria conforme a las condiciones de préstamos para financiar autos, y esto le obligaba al banco de comprar la cobertura correspondiente. Después de unas cuantas semanas el auto se reportaba como robado. La compañía de seguros consecuentemente saldaba la deuda bancaria, y esto le permitía a Yazdchi de "quedarse" con los fondos originales. Al ser cumplidas estas actividades, Yazdchi desmontaba el auto, con el fin de vender las refacciones más en adelante.

El caso está siendo manejado por el Subprocurador John Owens, integrante de la sucursal de Houston de la División de la Procuraduría General para la Protección al Consumidor.

- 30 -


Póngase en contacto con Ted Delisi, Heather Browne, o Tom Kelley al (512) 463-2050