Office of the Attorney General News Release Archive



martes, 21 de diciembre de 1999

CORNYN SE UNE AL ESFUERZO PARA DARLE FIN A LA VENTA ILEGAL DE CIGARRILLOS "BIDIS"


El estado enfoca sus esfuerzos hacia la prevención de ventas por Internet de productos tabacaleros a personas menores de edad

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy informó que el Estado de Texas llevará a cabo acciones contra entidades que manejan sus ventas mediante la Internet, las cuales han sido acusadas de vender productos tabacaleros conocidos como "bidis" a menores de edad. Asimismo, la Asociación Nacional de Procuradores Generales (National Association of Attorneys General, NAAG), por conducto de un comunicado enviado al Congreso de los Estados Unidos, al Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (U.S. Department of Health and Human Services), al Servicio Aduanal de los Estados Unidos (U.S. Customs Service) y a la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission), le ha solicitado al gobierno federal de aplicar las leyes correspondientes, para que en los Estados Unidos los productos "bidis" no le sean disponibles a los menores de edad.

"Se le debe dar fin a esta práctica comercial, la cual es patentemente ilegal y amenazante," puntualizó el Procurador General Cornyn.

"Bidis" son cigarrillos pequeños, de color café y hechos a mano principalmente en India. Debido a su sabor, estos cigarrillos se han hecho populares entre los fumadores, pero contienen más de tres veces el nivel de nicotina y hasta cinco veces el nivel de sustancias impuras que los cigarrillos normales. Además, los fumadores de "bidis" están bajo un riesgo todavía más alto de padecer enfermedades que perjudican la salud, tales como el cáncer y trastornos cardiacos. Estos cigarrillos son fácilmente disponibles para los menores que los compran por medio de la Internet.

Durante las últimas seis semanas, la Procuraduría General de Texas y las oficinas de 16 otros procuradores estatales, han controlado las ventas por Internet y las transacciones telefónicas de cigarrillos "bidis." En la mayoría de los casos, niños tanto como investigadores adultos lograron ordenar los cigarrillos, los cuales fueron entregados a las direcciones indicadas por los compradores. Las personas que vendían los cigarrillos por Internet o telefónicamente no llevaron a cabo ningún esfuerzo para verificar las edades de los compradores.

En el estado de Pennsylvania, una niña de apenas nueve años de edad logró comprar cigarrillos "bidis" por teléfono. Al solicitarle a la niña de enviar una copia de su licencia de manejo por fax, ésta transmitió una copia de la licencia de un agente de 38 años años de edad, el cual estaba investigando estas actividades bajo cubierta. La compañía no llevó a cabo ningún esfuerzo adicional para verificar la edad de la menor. En Texas, un agente trató en cuatro ocasiones diferentes comprar cigarrillos "bidis" mediante la Internet sin indicar su edad. Tres de las compañías enviaron el producto, mientras que la cuarta le envió una carta al agente en la cual indicaba que se le había agotado el surtido.

Como parte de este esfuerzo para hacer cumplir la ley, Texas le está enviando cartas de aviso a las compañías Internet que le han vendido cigarrillos "bidis" a menores de edad. En los comunicados, a las entidades que han violado la ley se les informa sobre las aplicables normas de la Administración Federal de Alimentos y Fármacos (Federal Food and Drug Administration) y el Acta de Texas Contra Prácticas Comerciales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices Act). La carta también exige que los que han violado la ley firmen un acuerdo legal para darle fin a sus actividades o, de lo contrario, se verán amenazados por acciones legales. Una vez que sean firmados tales documentos, serán integrados a los expedientes públicos del estado, y podrían ser usados como pruebas si más en adelante es necesario manejar procedimientos ante un tribunal. Al no cumplir con las cartas que se están enviando, o al no devolver los acuerdos firmados, se revisarán los respectivos casos para contemplar alternativas legales.

- 30 -


Póngase en contacto con Ted Delisi, Heather Browne, o Tom Kelley al (512) 463-2050