Office of the Attorney General News Release Archive



viernes, 14 de abril del 2000

CORNYN INFORMA QUE SE HA LOGRADO ACUERDO JURIDICO POR CANTIDAD INIGUALADA EN UNA ACCION LEGAL CONTRA CLINICA PARA ANCIANOS

El Procurador General recaba 200,000 dólares que serán pagados por clínica en Tyler

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy informó que ha sido ratificado un acuerdo legal, por una cantidad récord de 200,000, a raíz de una demanda civil antepuesta contra una clínica para el cuidado de ancianos (nursing home). El acuerdo contra la instalación Melrose Nursing Center, radicada en la ciudad de Tyler, fue el resultado de una investigación manejada por el Departamento de Servicios Humanos de Texas (Texas Department of Human Services, TDHS). Durante el transcurso de la investigación, se descubrieron varias violaciones del Código de Salud y Seguridad de Texas (Texas Health and Safety Code). Uno de los internados falleció como resultado de tal incumplimiento.

"Los que abusen o descuiden de las personas de tercera edad, tendrán que hacerle frente a las consecuencias," afirmó el Procurador General Cornyn. "Plenamente pretendo darle seguimiento a mi compromiso a responsabilizar a la gente por sus acciones, y hacer cumplir las altas normas a las cuales deben adherirse los negocios que se dedican al cuidado de la gente."

A través de la investigación llevada a cabo en julio del 1997 por TDHS, se descubrió que un hombre residente en dicha entidad había fallecido debido a la asfixia. Mediante la investigación se vino a saber que el residente padecía disfagia (le resultaba difícil tragar). No obstante, se le permitió comer alimentos sólidos, tal como grandes pedazos de carne, aunque los médicos habían recomendado que esto no se hiciera.

La investigación por TDHS descubrió que el residente empezó a toser y pegarse a sí mismo en el pecho durante la hora de la comida. Una asistente de enfermería le informó estos hechos a la enfermera a cargo del turno, la cual contestó que el residente simplemente "estaba jugando," y le dijo a la asistente de darle un vaso de agua al residente. La investigación de TDHS indicó que el residente continuó a asfixiarse, y con su mano trató de quitar lo que estaba bloqueando su garganta. En tal momento, la enfermera a cargo del turno se acercó al residente y forzosamente quitó la mano del residente desde su boca, diciéndole de "dejar de jugar."

Poco después, el residente se volvió pálido y se desplomó en su silla de ruedas. Se llevaron a cabo medidas de resucitación cardiopulmonar, pero nunca se aplicó la maniobra Heimlich (para librar la obstrucción desde el aparato respiratorio). Fue llamada una ambulancia, y, al llegar los paramédicos, removieron un trozo de carne desde la boca del residente. Al llegar al hospital, entre las diagnosis del paciente figuraban colapso de su aparato respiratorio y daño cerebral anóxico. El residente falleció un día después de ingresar al hospital.

Este es el más grande acuerdo jurídico logrado por el Procurador General en lo referente a acciones legales contra clínicas para ancianos. Se han anunciado acuerdos semejantes el año pasado con las entidades Arbors Living Centers en la ciudad de Beaumont, y Kenwood Nursing Home en Duncanville.

Desde haber asumido su cargo, el Procurador Cornyn ha recabado dos millones de dólares en multas civiles a raíz de acciones legales contra clínicas para ancianos.

- 30 -


Para mayores informes, póngase en contacto con Mark Heckmann, Heather Browne, o Tom Kelley al (512) 463-2050