Office of the Attorney General News Release Archive



viernes, 14 de abril del 2000

CORNYN ANTEPONE DEMANDA CONTRA ENTIDAD DE ENVIOS PUBLICITARIOS, POR ENGAÑAR A PERSONAS DE TERCERA EDAD

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, ha demandado a los titulares de una compañía dedicada al envío de publicidad por correo, Cecil Gaskamp y Christopher Etheridge, dueños de la entidad The Lead Connection and Seniors Security Services (SSS). Esta empresa, con sede en la ciudad de Dallas, envía publicidad por correo, la cual parece ser correspondencia oficial del gobierno, informándole a personas ancianas de ponerse en contacto con SSS para recibir mayores informes sobre cómo protegerse. En realidad, SSS recaba sus ingresos vendiendo información sobre potenciales clientes. Tales datos son usados por vendedores de seguros, que tratan de venderle Cobertura de Cuidado a Largo Plazo y Seguro Funerario (Long Term Care and Burial Insurance) a personas de tercera edad.

"Estas sórdidas tácticas de ventas son una violación de la ley, y se le debe dar fin a ellas,"afirmó el Procurador General Cornyn. "No voy a tolerar ninguna táctica de ventas, la cual desde el principio trate de espantar a los ancianos, haciéndoles creer que están por perder sus beneficios de Seguro Social y cobertura médica. Esto es una injusticia contra las personas de tercera edad y contra el gran número de empresas aseguradoras en Texas que sí se apegan a la ley y promueven sus productos en una forma legal y ética."

Los envíos publicitarios elaborados por SSS llegan en sobres que han sido diseñados para engañar a los destinatarios, haciendo creer que están recibiendo un comunicado oficial del gobierno federal. La dirección del remitente que aparece en los sobres es de Seniors Security Services, acompañada por un emblema muy parecido a un sello federal. El sello aparece al lado de la dirección, e impreso en letras grandes en el sobre se incluye el aviso "Información Actualizada Importante." La información que se incluye en el envío le dice a los destinatarios que ciertos programas gubernamentales, tales como Medicare y Medicaid, no serán capaces de extenderles asistencia a largo plazo, y le anima a la gente de enterarse sobre los cambios efectuados a las leyes federales, los cuales afectarán los beneficios a largo plazo de tales personas. A la gente anciana que recibe tal información, se le dice de enviarle a SSS la tarjeta postal incluida en el paquete, para que el destinatario reciba información importante.

Conforme a la demanda antepuesta por la Procuraduría General, las actividades ilegales llevadas a cabo por los acusados corresponden a una violación del Código de Seguros de Texas (Texas Insurance Code) y el Acta Contra Prácticas Comerciales Engañosas (Deceptive Trade Practices Act). El envío postal crea confusión y alarma, engañando a la gente para que piense que sus beneficios gubernamentales están siendo perjudicados, y que deben enviar la tarjeta postal para recibir mayores informes. En realidad, el único propósito de la publicidad enviada por correo era el de elaborar listas de potenciales clientes, las cuales serían usadas por vendedores de seguros. Estos anuncios de ninguna manera dan a saber este propósito, jamás mencionan la palabra "seguro" y no identifican a ninguna entidad aseguradora licenciada, tal como debe hacerse según la ley de Texas. Una persona normal jamás se daría cuenta de que el verdadero propósito tras esta correspondencia era la de vender seguros o inversiones.

Bajo la demanda se solicita que la corte emita una orden que prohíba que los responsables sigan enviando correspondencia engañosa, que se impongan multas civiles a favor del estado por hasta 10,000 por cada violación, y que el estado sea reembolsado por sus gastos legales y de investigación.

La Subprocuradora Mari Robinson, adscrita al Departamento de Seguros de la Procuraduría General, está a cargo de este caso.

- 30 -


Para mayores informes, póngase en contacto con Mark Heckmann, Heather Browne, o Tom Kelley al (512) 463-2050